Mostrando entradas con la etiqueta economía. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta economía. Mostrar todas las entradas

jueves, 8 de octubre de 2015

Financieras que ofrecen créditos rápidos sin nómina

Al solicitar un crédito rápido sin nómina sólo nos van a pedir nuestros datos personales, el DNI, que seamos residentes en España y un número de cuenta.

A todos nos puede ocurrir un imprevisto al que tenemos que hacer frente pero para el cual no tenemos dinero. La solución más lógica es la de pedir un préstamo, pero si no tenemos un trabajo estable es muy complicado.

Con la situación laboral actual conseguir dinero de cualquier entidad tradicional es prácticamente imposible. Las empresas de capital privado son conscientes de esta situación y, por eso, muchas ofrecen la posibilidad de solicitar créditos rápidos sin nómina. Esto quiere decir que sólo nos van a pedir nuestros datos personales, el DNI, que seamos residentes en España y un número de cuenta.

Cantidades del crédito rápido sin nómina 

Lo que sí debemos tener en cuenta al solicitar un crédito rápido sin nómina es que la mayoría de estas financieras sólo nos van a dar pequeñas cantidades de dinero, es decir, mini créditos. Pongamos algunos ejemplos:

Vivus. Ofrecen préstamos rápidos y fáciles sin presentar papeles. Las cantidades oscilan entre los 300 y los 800 euros. Estas son su características: - No es necesario presentar ni nómina ni aval.

- Documentación a presentar mínima: DNI y un recibo o documento bancario.
- Dinero rápido en el mismo día. Sólo tardan 15 minutos en aprobar la solicitud.
- La cantidad a devolver y los intereses se acuerdan antes de firmar el contrato, así que todo está muy claro desde el primer momento.

Creditomovil. Concede hasta 700 euros a devolver en hasta 45 días. La solicitud puede realizarse a cualquier hora y la aprobación sólo lleva 10 minutos. Además, es posible recoger el dinero en un cajero. A tener en cuenta: En el primer préstamo podemos obtener un 40% de descuento.
Solcredito. Podemos solicitar online un crédito rápido sin nómina con unas cantidades que oscilan entre los 50 y los 600 euros.

¡Québueno.es! Ofrece un crédito a corto plazo para la solución inmediata de un gasto inesperado, o simplemente, un dinero extra para llegar a final de mes (hasta 300€), de forma rápida, sencilla, transparente, sin costes adicionales y sin salir de casa.

Kyzoo. El préstamo puede llegar hasta los 800 euros y el plazo de devolución es de 30 días. Disponible las 24 horas del día los 7 días de la semana.

PepeDinero. Para poder solicitar un crédito rápido sin nómina exige unos ingresos regulares demostrables. Se puede presentar un justificante de ingresos (la prestación por desempleo o un par de facturas, por ejemplo).

miércoles, 8 de octubre de 2014

Financieras que ofrecen créditos rápidos sin aval

Hoy en día existen muchas compañías que ofrecen créditos rápidos sin aval. Elige la que más se ajuste a tus necesidades.

Muchas veces nos vemos en la necesidad de solicitar un crédito rápido sin aval, ya sea porque queremos anticipar las compras de navidad o bien porque necesitamos el dinero para comprar un coche.

El caso, es que habitualmente los bancos suelen poner varias trabas y papeleo de por medio para conceder el dinero que provoca una complicación innecesaria si lo que queremos es un préstamo urgente en el menor período de tiempo posible.

Financieras que ofrecen créditos rápidos sin aval 


Aquí te dejamos una lista de varias compañías que ofrecen un crédito rápido sin aval y sus principales características.

Cofidis
Con el crédito directo de Cofidis puedes conseguir:

El dinero en 24 horas.
Un importe que va desde los 500 euros hasta los 6000 euros.
Sin comisiones por apertura o por cancelación del crédito.
Sin la necesidad de cambiar de banco, transfieren la cantidad de dinero indicada a la cuenta que tu quieras.
Servicio de asesoramiento por teléfono gratuito.

CocheGO
Con los préstamos personales de CocheGO utilizarás tu coche como garantía del préstamo. Además, ofrecen las siguientes ventajas:

Te ofrecen una oferta tan sólo 30 minutos después de solicitar el crédito rápido sin aval.
Puedes devolver el dinero gradualmente o al final del plazo todo junto.
Recibirás el dinero en el mismo momento que aceptes y firmes el acuerdo.
Las cantidades del préstamo varían desde los 500 a los 15000 euros.

Vivus.es
Vivus.es es perfecto si tan sólo queremos una pequeña cantidad de dinero como préstamo.

Ofrecen hasta 300 euros para nuevos clientes.
El plazo de devolución son 30 días.
Después de que tu solicitud sea aceptada recibirás el dinero en 15 minutos.

Cetelem
Los créditos rápidos sin aval de Cetelem ofrecen:

Préstamos ajustados al tipo de necesidad que tengas: hogar, coche, viaje, etc.
Cantidades de dinero que van desde los 3000 a los 30000 euros.
Sin necesidad de tener que contratar ningún otro tipo de producto.
Tramitación de tu crédito en menos de 24 horas.

¡Qué bueno!
En Quebueno.es también es posible conseguir un crédito rápido sin aval, estas son sus condiciones:

Sólo es posible pedir una cantidad máxima de 600 euros.
No necesitas demostrar una fuente de ingresos habitual.
Tras rellenar la solicitud puedes tener tu dinero en unos 15 minutos.
Tendrás un plazo máximo de devolución de 30 días.

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Cosas de los liberales


Hay una serie de derechos adquiridos que aquí, en la vieja España, consideramos sagrados. Véase, la Sanidad, la Seguridad ciudadana y las Pensiones. Maslow tendría algo que decir. El amor, el cante y el baile ya nos lo procuramos solos. Incluso para la educación hemos entendido que el estado no pinta mucho y dejamos que cada padre elija lo que me jor le convenga para su hijo. Si lo paga el estado, aún mejor, pero no es fundamental.

He oído muchas ideas sobre el papel del estado en la garantía de estos derechos. Las mías son las siguientes: respeto a la empresa privada, y confío a ella la prosperidad de un negocio, mas considero que si bien el estado es un pésimo empresario (gestión del beneficio), es el garante de derechos menos malo.

Y discutiendo con el tema nos encontramos con que el actual gobierno de Madrid (elegido por mayoría absoluta) dice que la Sanidad que gestiona desde hace casi diez años no funciona. ¿Por qué? Es una incógnita, pues no lo explica. ¿Por qué no devuelve esa competencia al estado si es incapaz de gestionarla? Sería una opción, pero no está de moda en este estado “de las autonomías”.

El caso es que nuestro gobierno ha optado por otra vía. Ya que yo no soy capaz de gestionar con eficacia este derecho (llamémoslo “servicio” para desdramatizar), lo voy a subcontratar. NO lo vendo, eh, como se hizo con Telefonica, las eléctricas, Repsol … etc … NO, lo subcontrato, o sea que busco una empresa privada que sepa hacer mejor el trabajo y le pago por ello.

-¿Y cuánto me vas a pagar? Pregunta la empresa
-Exactamente lo que me cuesta a mí a día de hoy.
-¿Entonces, qué gano? (¿y tú que ganas? – diría también yo, aunque eso al empresario no le importa)
-El ahorro de costes que consigas gracias a tu mejor gestión
-Uhmmmmmm … lo pensaré

Entonces la empresa privada se pone a cavilar y dada su experiencia, se da cuenta de que el ratio de absentismo del hospital público es más alto que en uno privado, que su gestión de compras es nefasta, que el reparto de turnos es ineficiente, que el personal podría currar más horas por el mismo sueldo … también valora que parte del personal es funcionario cuyas condiciones laborales son intocables;  y que alguno de los hospitales están bastante viejunos y los gastos de mantenimiento serían altos.

-Oye gobierno …
-¿qué?, ¿aceptas?
-me interesa, pero sólo los hospitales nuevos, no los viejunos. Tampoco quiero cargar con los médicos y enfermeras funcionarios, ni con las unidades de investigación donde se trata a los enfermos “raros”.
-hostia, qué morro.
-es que si no, mis costes son muy altos
-ya, qué jodío. Y qué más quieres, que te dé sólo los pacientes potenciales de 20 a 40 años que además tengan seguro privado, ¿no? de eso nada.
-entonces es que no me interesa pues en cuanto mejore el tema de las compras y resuelva algunas ineficiencias más, dejaré de ganar pasta. Es más, esto de la salud es muy jodido y como un año suban los alérgicos o los griposos o qué se yo, voy a perder un Congo.

Pero aparentemente esta conversación ha terminado en un “sí”, pues la Comunidad de Madrid sigue adelante con su proyecto … ¿por qué entonces el gobierno, que no ahorra nada, ha llegado a un acuerdo con un empresario que no ve tanto chollo?

Hala, a imaginar.

domingo, 2 de diciembre de 2012

Femme fatale, la crisis

son días difíciles estos que nos llevan a terminar 2012.

Unos dicen que la situación del país la salvará seguir la receta de Alemania, quien ya parece el empollón inevitable con una receta para todo. Otros dicen que no, que la revolución del pueblo es el camino y miran hacia el milagro islandés. Otros "pasan". Algunos creen que la suerte está echada y que sólo el fin del mundo maya nos librará de otras tristes navidades.

Siempre hay alguno que sigue buscando respuestas y por eso algo se mueve, pero aún están decidiendo hacia dónde.

¡Qué muera lo viejo! dicen los más osados, mas se empeñan en una catarsis que repetirían una y mil veces, pues nada nuevo aguanta el paso de un lustro.

Mientras tanto llega el invierno con urgencia, pero se derretirá sin  duda con los soles de abril como este corazón congelado en la escarcha. Y pasarán los meses, y las declaraciones, y los manifiestos. Y con los brotes verdes (los buenos, no éstos que sólo florecen en las ruedas de prensa) harán olvidar el dolor de los que de repente se han despertado en una España del primer mundo menos un cuarto.

Y volveremos a pedir una hipoteca. Puedes apostar por ello, pues el riesgo es esa "femme fatale" aliada con el dinero que tanto nos fascina. En fin, llegados aquí aprovechemos el símil como excusa para pinchar esta hermosa canción, eso al menos no nos lo quita nadie ...


velvet underground - femme fatale por erioluk

lunes, 14 de mayo de 2012

Empatía

hace un par de años hablar de crisis era un tema recurrente. La gente discutía, proponía soluciones, buscaba culpables, propagaba recetas. Hoy no. Al menos en mi entorno ese tema ya no se toca tanto. La crisis ha pasado de ser un tema de debate, a veces frívolo, a ser la "bicha" que ya golpea a algunos y que cualquier día puede morder al resto. Hubo un tiempo de vacas gordas en que quien se quedaba sin trabajo lo hacía voluntariamente o porque era el más burro de la oficina, pero ahora, cuando al tío más capacitado de cada casa se le cargan a ERE limpio, ... la perspectiva cambia. Ahora miramos al que se ha quedado sin trabajo con mucha lástima y con una tremenda empatía, poniéndonos inmediatamente en su lugar.


Es triste que hayamos necesitado esta mala racha para darnos cuenta de que hay gente a nuestro alrededor. Nosotros, los del primer mundo, los que no trabajamos hasta los 25 años, los que fuimos de vacaciones con el dinero papá y mamá ... los triunfadores que nunca nos hemos quedado en paro, ahora tenemos a la "bicha" cerca.


Menos mal que nos queda la solidaridad, y estamos aprendiendo a sufrir juntos. En los malos momentos, por suerte, también sale lo mejor de muchos.

jueves, 26 de abril de 2012

Codicia

y ahora, tras hablar de los de a pie en el post anterior, hablemos del Estado. ¿Han aprendido también ellos la lección? Lo dudo, es más, estoy seguro de que no han aprendido nada. Están perdidos porque ni saben qué paso, ni lo que está por venir.

Y además ni siquiera dan razones de lo que hacen; ¿hay algún español que no se haya preguntado?

  1. ¿por qué no quiebran los bancos?
  2. ¿por qué tenemos que darles dinero de todos si su propiedad es sólo de algunos?
  3. ¿por qué, si dicen estar tan mal, sus balances arrojan beneficios?

ningún diputado parece interesado en contestar estas tres preguntas, pero tenemos alguna sospecha de sentido común que nos da que pensar:

  1. Por que sus acreedores (otros bancos y fondos) no están interesados en desmenuzarlos. Un banco por piezas vale mucho menos que uno entero, y creando pánico sobre las consecuencias de la quiebra (la imagen del crack del 29 aún pesa, casi un siglo después) convencen al estado de que el rescate es un "mal menor".
  2. Hablar del Estado no es hablar de todos, sino es hablar de los políticos, que son pocos. Y su honestidad, lejos de estar fuera de toda duda, está más bien por demostrar. Sospechosos habituales de recibir prebendas cuando no de meter directamente la mano en la caja, no sería de extrañar que fueran víctimas codiciosas del dinero asignado por el "lobby" bancario para ablandar voluntades.
  3. Ah, la contabilidad, esa extraña ciencia, más digna de ser enseñada en "Cuarto Milenio" que en un aula universitaria. Como dice el dicho, "el excel lo aguanta todo". 


Al llegar a este punto he cambiado el título del post y he escrito la palabra CODICIA que por desgracia parece el origen de todos nuestros males. Nos lo escribió Quevedo, nos lo hicieron recitar en el colegio, y aún no nos enteramos:
Es galán y es como un oro;tiene quebrado el color,
persona de gran valor,tan cristiano como moro;pues que da y quita el decoroy quebranta cualquier fuero,poderoso caballero
es don Dinero.

martes, 24 de abril de 2012

Lección aprendida

Hace unos años oí a Antonio Vega en una entrevista sobre su vida. Como no, salió el tema de su drogadicción, y contó cómo se enganchó. El artista decía que había comenzado a consumir heroína en un tiempo en el que no había yonquis por las calles, en un momento en el que no había referencias sobre las consecuencias de la drogadicción, ni publicidad de Sanidad, ni advertencias de los padres, un abismo sin señalizar en suma.

El cantante madrileño no huía de su desgracia pero trataba de justificar sus debilidades. Tampoco podía escapar de ellas. Estaba enganchado.

Con la crisis, mucha gente se ha quedado enganchada. Las drogas en este caso fueron las ofertas de préstamos, hipotecas, financiaciones que nos nublaron los ojos y el buen juicio. Como Antonio y la heroína, no teníamos referencias. Nos dejamos colar productos complejos "por que me fío del del banco" o "porque todo el mundo lo hace". Tampoco entonces había gente embargada por la calle que nos pudiera contar los efectos del riesgo financiero. Tampoco en casa nos decían, "hijo, que en el banco te engañan". Nadie conocía los riesgos y estaba de moda ser asesor financiero en la barra del bar.

Hoy, y tras ver cómo la droga hipotecaria ha consumido a muchos, vemos advertencias en todas partes. "Te lo dije" dicen los "enteraos", y se ha desatado la caza del comercial de la sucursal. Siempre que se produce una crisis, una desgracia, una ofensa, se desata la caza del culpable. En este caso sin embargo, no estoy de acuerdo. Mucha gente sí recibió advertencias durante esta crisis; como aquéllos que nos explicaron en un papel los cálculos sobre su hipoteca en yenes, o los que preguntaron "oye, qué te parece eso de las preferentes" y las suscribieron a pesar de los consejos en contra, y a alguno que firmó una ampliación de hipoteca sólo para comprar muebles más caros. En cualquier caso, la mayoría fueron como corderillos a la sucursal para que una panda de administrativos reconvertidos a la fuerza en comerciales les recitaran el prospecto de un producto que no entendían ni siquiera ellos mismos.

Ahora no se trata de flagelarnos, ni de flagelar a los "del banco"; simplemente de hacer autocrítica. Si asumimos que hemos fallado, tendremos cuidado la próxima vez. Las acciones, los productos estructurados, las rentabilidades extrañas ... para otro. Nadie da duros a cuatro pesetas, decían en el pueblo. Pues eso.

Y termino como empecé, Antonio Vega en la letra, Enrique Urquijo cantando. Ellos no tuvieron mucho margen para rectificar. Grandes ambos.

martes, 10 de abril de 2012

¿Vamos a lo fácil?

hace tiempo que no llevo el coche al Bernabéu, por la ecología y tal. Por el mismo motivo, llevo tiempo dejándolo en el garaje 3-4 días a la semana. La alternativa, el transporte público. Ayer, al salir del fútbol fui al tren. Error. A las 23:20 había pasado el último. Vaya, normalmente había cuatro más, hasta las 00:30.

Recortes. Esos trenes no van tan llenos como los de hora punta.

El pasado agosto fui al médico y me aconsejó una serie de análisis preventivos. Vaya, no está mal, pensé, primera vez que voy en diez años y voy a hacer el gasto. Error. En febrero (seis meses después) fui a recoger los resultados y, vaya, me dice el médico que no me han realizado el estudio solicitado.

Recortes. Ese estudio ya no es estándar en la sanidad pública. El médico, rojo como un tomate, me recomendó que me hiciese el estudio por lo privado.

Lo próximo será quizá mañana, o pasado. Me echaran del curro con 20 días, no me importa si lo hacen hoy, pero como esperen a que cumpla unos cuantos años más ... O meteré mi coche en un agujero de esos que son cada vez más frecuentes en las carreteras, o algún gilipollas me clavará una navaja en alguna calleja mal iluminada.

¿Son cosas de ciencia ficción? Error. Son recortes.


Y digo yo, ¿de verdad que ya han optimizado todo lo posible? ¿han detectado y corregido ineficiencias, ahorros no realizados, sinergias? ¿han anulado a los mangantes que en cualquier organización meten la mano en la caja? ¿han diseñado algún plan de mejora de esa tan manida "productividad" (o lo que es lo mismo, producir más en las mismas horas)? ¿no habrían de hacer todo lo anterior antes de empezar a "recortar"?

jueves, 2 de febrero de 2012

Renovables

se me escapan un poco las cifras cuando leo sobre energía. En parte, la culpa es de los periodistas, a los que sospecho tan indocumentados como yo mismo. En parte, del gobierno y de las eléctricas, que dan información contradictoria y poco comparable. El resultado mosquea, pues aunque no soy desconfiado, cuando muchos se ponen de acuerdo para ocultarme información ... malo. Como leí en algún sitio: "si jugando al póker a la quinta mano no sabes quién es el primo ... es que eres tú"

A ver, andamos a vueltas con que las instalaciones foto-voltaicas tienen amortizaciones a largo plazo, con que los molinos dependen del viento, con que los biocombustibles sólo dan dinero si el petróleo está caro ... y tal y cual. Dejando de lado el tema nuclear, cuyo debate está muy politizado y es altamente sensible a la subjetividad de cada uno, y la hidroeléctrica aceptada por todo el mundo, debemos preguntarnos ¿es más cara la energía renovable que la que conseguimos quemando gas, carbón o petróleo?

El gobierno debería proporcionarnos una respuesta clara y concisa, mostrándonos una matriz en la que apareciesen los distintos precios del kw conseguido con un barril de crudo a 140$ a 200 o a 80$ y comparándolos con los obtenidos por otras vías. Fijaos que no hablo de polución, ni de Kioto, ni de contaminación radiactiva. Para no meter más factores en la discusión hablo sólo de dinero. Pues bien, ni así son capaces los actores del mercado energético de explicarnos qué podemos esperar en los próximos años. Tampoco el gobierno es capaz de mostrar una previsión a 10-20-50 años sobre qué podemos esperar del futuro. ¿Existe algún modelo capaz de predecir si un hipotético despliegue masivo de molinos costeros y de edificios con fachadas llenas de paneles cubriría la demanda eléctrica del futuro? ¿cuenta ese hipotético modelo con hipótesis sobre paneles más eficientes o molinos con mayor capacidad?

Mi opinión, desde un punto de vista realista y de asegurar el suministro, ahora estable, es continuar con la política actual para el corto e incluso el medio plazo, pero, mirando a futuro debemos ser conscientes de que nuestra dependencia de los combustibles importados nos hace débiles, a España y a la U.E. en general. Sol, aire y mar tenemos a punta de pala y si aún no hay tecnología capaz de sacar energía de aquéllos, debemos invertir en obtener ese conocimiento.

Otros ya lo hacen, como estas dos plantas californianas del desierto de Mojave, la primera ya funciona y la segunda está en proyecto, con tecnología española por cierto:

500MW - tecnología Bright Source Energy

250MW tecnología Abengoa Solar
en comparación, una fotografía de la Central Térmica de Andorra, en Teruel, una de las de mayor capacidad de nuestro país. Funciona quemando 350.000 kilos de lignito cada hora. Tenemos unas 60 centrales térmicas en España:

1101KW - Endesa

domingo, 29 de enero de 2012

Te garantizo que ...

... esta inversión es segura, qué mi empresa es solvente, que esta casa se revalorizará ...

¿Cuántas veces nos han dicho una de estas frases en los últimos años? en el Banco, en alguna reunión de inversores, en la oficina de la inmobiliaria. Eso por no hablar de las conversaciones de barra de bar o de tertulia de amigos, donde cada uno de nosotros damos rienda suelta a nuestra verborrea experta asesorando a otros sobre acciones "chicharro", fondos "hedge" y demás chollos financieros o urbanísticos.

Hace años ibas al banco y metías tu dinero donde te decía el de la sucursal. Total, "el experto era él". Ahora tienes que tener mucha prudencia y dos "masters" para poder leer la letra del contrato y los pensamientos ocultos del comercial del banco. Preferentes, convertibles, estructurados ... son adjetivos que enmascaran la cada vez más compleja realidad de los productos financieros. Su objetivo: uno solo, que gane el banco. Ellos juegan con tu avaricia e inexperiencia. A veces con tu candidez. Y no hablo del "asesor" del la oficina bancaria, quien la mayoría de las veces es tan cateto en economía como nosotros. Tras el comercial hay legiones de expertos en Marketing que se dedican a leer tu comportamiento, de matemáticos que conocen al dedillo las tendencias del mercado, y de tiburones que alimentan sus "bonus" de idiotas como nosotros.

Desde hace muchos años cuando alguien me pregunta mi opinión sobre una inversión me decanto por el lado de la prudencia. Sólo recomendaría una inversión arriesgada a alguien con amplios conocimientos sobre el mercado y que además supiera leer el futuro. Claro que si se cumpliesen esas dos premisas, no me preguntarían a mí.

¿Hipotecas en yenes? no gracias. Buff ... llevo estudiando dos años el contrato de la mía y aún no lo entiendo bien. Y eso que está en euros.

lunes, 2 de enero de 2012

a aprender, a la escuela

vaya por delante que no soy experto en tasas por tanto seguro que alguna cosa se me escapa al hablar de la subida de impuestos que ha publicado el nuevo gobierno de España. A esta falta de base teórica uno el problema de no conocer la magnitud del desafío. El gobierno no nos explica cuánto dinero se necesita y cuánto de ese dinero se conseguirá a través de este aumento impositivo. Las cifras bailan de mes a mes y ello produce desconfianza e inseguridad.

Dicho esto me parece correcta la subida de impuestos para mantener el nivel de prestaciones que el Estado ha venido proporcionando. Pero, además exijo:
  • que las medidas de control del fraude aumenten
  • que se impongan penas de cárcel a los defraudadores. No pagar a la Hacienda de todos es robar a todos.
  • que se publique el nombre de los defraudadores. El anonimato favorece este tipo de conductas
  • que el gobierno sea consciente del esfuerzo que pide a los ciudadanos. Un aumento impositivo medio del 3% unido a la congelación salarial (en lo privado ya se lleva aplicando unos años), supone una pérdida de poder adquisitivo del 6 ó 7%,: unos 1.100€ menos para un salario neto de 18.000€ anuales.
  • que la ley sea igual para todos los trabajadores, independientemente de su régimen fiscal. Por tanto se debería aplicar una tasa progresiva también en el régimen societario.
Y dicho esto, que el dinero recaudado se utilice con sabiduría y responsabilidad. Los malos gestores deben ser auditados y sancionados. Perder 5.000 millones por una mala decisión debe aparejar al menos una inhabilitación para gestionar dinero público en el futuro. Necesitamos gestores hábiles y responsables, no becarios de alto copete. Como dije en un post anterior, la buena intención se presupone, pero no basta para hacer las cosas bien. Como dice un amigo, "a aprender a la escuela, el gobierno es para gente experta"

miércoles, 30 de noviembre de 2011

"Exceed"

hay crisis pero la gente parece no haberse dado cuenta. No hablo de sufrirla, pues muchos lo están pasando mal. Hablo de superarla. En un entorno como éste la gente debería estar dando lo mejor de sí mismos por superar el bache, por mejorar su imagen de cara al mercado, por buscarse la vida. Los que aún tenemos trabajo tendríamos que estar luchando por mantenerlo y los que no, solamente deberían tener un objetivo en mente: salir de ésta.

Por desgracia no es así, el conformismo y la displicencia están a la orden del día. En un momento en el que aumenta la gente que lleva la tartera al trabajo y los restaurantes están vacíos no he percibido mejora alguna del servicio o la comida en la mayoría de los negocios hosteleros de mi entorno. Lejos de ello, los caretos de las camareras siguen siendo igual de bordes y su trato va en consonancia.

¿Ideas nuevas? ninguna. ¿En un mercado estancado como es el del automóvil serían de esperar ofertas atractivas que nos hicieran olvidar nuestras reticencias al gasto? Al contrario, parece que la guerra de precios es el único argumento que son capaces de pergeñar los avispados cerebros del Marketing. ¿Y en otros sectores? al margen de los omnipresentes productos MAC de Apple nada parece deslumbrar al personal para abordar compra alguna. A éste paso las rebajas van a comenzar en diciembre.

¿Y en la oficina? no hay cambios a pesar de vislumbrarse la guadaña. El vago sigue siendo vago y el currante, currante. El primero no cambiará aunque su empleo se vuelva inseguro (¡qué me echen!, dice alguno), el segundo seguirá a lo suyo sin llamar la atención o siquiera poner mala cara a aquél que pone en peligro el puesto de ambos. Qué triste, oye. Hace unos años mi empresa basó una campaña de marketing interna en el verbo inglés "exceed", algo así como rebasar o ir más allá de las expectativas. Cómo me gustaría que los españoles hiciéramos nuestro ese objetivo.

Y ahora, mira a los políticos y dime qué ves. España es un reflejo de ellos, y ellos ... de España. Borreguismo y conformismo, esa es nuestra seña de identidad para el siglo XXI.




martes, 1 de noviembre de 2011

a cada uno lo suyo

últimamente se habla mucho de si los políticos ganan poco o mucho. Yo creo que unos ganan poco, muy poco, y otros están pagados de sobra. Me explico:

* los que ganan mucho; en este cesto meto a concejales, diputados provinciales, senadores y otros cargos obsoletos o redundantes, consejeros a dedo sin más cualificación que la "confianza", cargos medios que ganaron su oposición hace muchos años y que, ahora, sin contenido alguno, pululan por la administración adscritos al partido gobernante de turno. Y los que no conozco ... También meteré al Rey, cuyo salario no es individualizado, pero que recibe unos 10 millones de euros al año por mantener la Casa Real.

* los que ganan muy poco; todos los cargos electos que gestionan más de 50 millones de euros de presupuesto anual. Entre estos se encuentran todos el presidente y todos sus ministros, los presidentes y consejeros de casi todas las comunidades autónomas, y varios cientos de directores generales y cargos ejecutivos ... al menos unas mil personas que son los encargados de gestionar en qué gastamos el presupuesto anual español.

* y también quiero mencionar a los políticos que no ganan nada, que los hay. Concejales de pueblos pequeños, de hasta 500 habitantes más o menos, que dedican unas horas de su tiempo de ocio a trabajar para los demás. También los miles de políticos que forman parte de grupos minoritarios y que pasarán en la oposición toda su vida.


Datos objetivos, para que penséis y deis vuestra opinión:

  • un director comercial de una empresa de medio pelo con un presupuesto anual de 30 millones de euros cobra entre 80.000€ y 120.000€. 
  • Alfredo Sáez, CEO del Santander es el ejecutivo mejor pagado del país, unos 10 millones de euros.
  • El presidente de este país cobra 78.000€
  • El alcalde de Madrid, 105.000€. 
  • El presupuesto de la Comunidad de Madrid para 2011 será de más de 17.000 millones de euros.
  • El sueldo del presidente del consejo de RTVE fue en 2008 de 240.000€. Se desconoce el sueldo de otros directivos de empresas públicas como AENA, Correos, ADIF, etc ...
  • El sueldo del presidente de Red Eléctrica, participada al 20% por el estado, es de 790.000€ al año.

lunes, 3 de octubre de 2011

El espectáculo autonómico: enésimo capítulo


la caricatura del Dioni que componen los directivos de la CAM o antes de Caja Castilla-La Mancha no es muy diferente a la de Nova Caixa Galicia. Todos tienen algo en común: en la última sesión de cada Consejo los directivos de turno no se dedicaron a lamentar la situación, ni a tirarse por la ventana por una suerte de frustración como la del Crack del 29, ni siquiera a redactar una nota de arrepentimiento. NO. La última sesión se dedicó a la merienda de negros de las indemnizaciones.

¿Cómo pueden cobrar una indemnización de 20.000.000 euros unos tíos que trabajan para una empresa que deja 2.500.000.000 euros en deudas?

Ante las cifras, el Presidente de Galicia, el tal Feijoó (antes señor Feijoó), habla de las "culpas" del Banco de España, de su confianza en que inversores privados (que no nombra) rescaten pronto al banco de su nacionalización e incluso que el Estado gane dinero con ello (la monda, oiga). Sin embargo, de las peleas que hubo durante los dos últimos años por mandar en el banco, de las indemnizaciones extravagantes, de los beneficiados por unos préstamos que sabían no iban a devolver ... de eso no habla.

Hay que ser grande para olvidarse de fidelidades provincianas y denunciar a los chorizos, aunque vivan cerca de casa e incluso tengamos amigos comunes con ellos. En fin, cada vez que uno cree ver un político con un poco de valor ..., ve un espejismo. Lo triste es que por su culpa todavía algún gallego se tomará la intervención del al Nova Caixa como una agresión a su región.

lunes, 26 de septiembre de 2011

Reciclaje

aparte del nombre de un garito de Guadarrama, la palabra "reciclaje" viene a ser el "proceso al que se somete un material con el fin de utilizarlo de nuevo".

Bien, pues parece que las administraciones locales entienden algo distinto, y cuando nos bombardean con la susodicha palabra, parecen referirse a acumular, recoger y transportar materiales sin importarles mucho el resultado final. En este proceso de "separación" previo al reciclaje, los ciudadanos se toman la molestia de tener unas cuantas bolsas de basura en casa y transportarlas al punto limpio. Después, tenemos que confiar en que el ayuntamiento de turno entrega los residuos a plantas adecuadas para generar un material nuevo.

Acerca de este punto, el que escribe ha oído rumores de fraude por parte de las contratas de basura, y mis sospechas aumentaron el día que el vigilante del punto limpio de Alcobendas me recriminó por hacer unas fotos al recinto. No me dio explicaciones al respecto. Últimamente, tras leer algunas noticias, veo que ser un fan del reciclaje es un acto de fe.

En fin, sí al reciclaje y no a las milongas. Dibujitos como el de abajo están bien, pero si nos dan cifras y vemos resultados, pues mucho mejor.



La mayoría de la gente nos hemos creído que reciclar es bueno, pero queremos ver un beneficio tangible. No digo ya que nos paguen por reciclar (lo habitual en algunos países) pero sí que al menos nos informen del resultado de nuestro esfuerzo. Y por supuesto, si este esfuerzo revierte en beneficio para el municipio donde vivimos, que se note en una reducción de impuestos y no en un incremento.

Por comparar, al menos en España vamos algo más avanzados que en Inglaterra.
Londres, aparte de ser bastante cochina, carece de un número aceptable de papeleras lo cual incrementa el número de barrenderos necesarios para recoger tanta lata de refrescos y envase de comida. Los barrenderos echan todo al mismo cubo, al igual que el común de los mortales pues, al menos donde vivo, no hay recogida selectiva de basuras (ni papel, ni plásticos, ni vidrio). Lo que no sé es si luego separan algo en el vertedero.

martes, 5 de julio de 2011

Rayos del Olimpo y Maremotos Lisboetas


dicen las malas lenguas que Grecia caerá una vez que hayan devuelto lo que deben a la banca francesa y alemana ... , total lo que deban entonces ya no será importante, aunque deban más que ahora, pues el acreedor será la banca pública y no la privada. De hecho, estoy esperando a que Irlanda pague lo suyo con dinero de todos para empezar a oír vociferar a los ingleses contra los gorrones del Sur. Entonces cambiarán la I de Irlanda por la de Italia y los P.I.G.S. serán sureños del todo.

¿Y qué será entonces de los griegos? pues que se jodan, que no hubieran gastado tanto, ese será su epitafio, tallado en hojas de contabilidad por algún auditor de la City. En su caída saldrán de la moneda única. Pero sus deudas seguirán siendo en euros y sólo tendrán dracmas devaluados para pagar los aproximadamente 30.000€ de deuda estatal que toca a cada griego. Bueno, eso si no hay una estampida y se queda el país vacío. Entonces, va a pagar Rita.

Una vez soltado el lastre griego y quizá portugués, los europeos nos enteraremos de que la crisis no ha acabado cuando pidamos pasta y nadie nos la deje aduciendo que nuestro avalista BCE no es de fiar y que abandona a sus amigos. A partir de ahí, ... caos ... que cada palo aguante su vela y a hacer la guerra por nuestra cuenta. Los españoles, a vivir del turismo y el cachondeo, y de casas baratas para turistas rusos (pues el resto de ex-europeos no estarán muy sobrados que se diga). Los portus, ... pobres portus. Y los irlandeses, le echarán la culpa a los ingleses, o a los países mediterráneos; éstos son expertos en ponerse de perfil. Dicen que los irlandeses son gallegos, pero a lo bestia que para eso se fueron a vivir al Norte.

¿Qué hacer, pues? ¿meter pasta en Grecia, Portugal e Irlanda hasta llenarlas de oro? no parece haber otro remedio, aunque no nos lo digan y sobreactúen cumbre tras cumbre. Lo malo será que una vez lleno el abismo griego, aparezcan otros pozos hoy tapados por toneladas de mierda corrupta (perfumada por consultoras respetables, eso sí).

Y es que en Europa huele a caca financiera a cada metro que pisas.

lunes, 2 de mayo de 2011

Tirar de la manta

es por todos conocido uno de los argumentos más manidos por cualquier candidato: "quien desempeña actualmente el cargo malversa los fondos de la institución". Podríamos estar hablando del gobierno de la nación, o de una cooperativa, ... o de un club de fútbol. Por hablar del último caso, tanto el actual presidente del Barça, Rosell como el del Madrid, Florentino, se llenaron la boca con los supuestos delitos económicos de sus predecesores, prometiendo "tirar de la manta" en cuanto ganasen las elecciones. Pero luego ... una vez instalados en sus anheladas poltronas, el afán justiciero parece que ha quedado bajo la alfombra.


También parece que hay una tendencia extendida de "tapar" a los de nuestra clase (pero no al resto). He observado que en el mundo de los "directivos" se entiende que la destitución, y el consecuente descrédito, es un castigo bastante para casi cualquier falta cometida, incluso si esa falta es un delito penado por la ley. Cuando el culpable es un subalterno ... la cosa cambia. En el mundo de la empresa tenemos un ejemplo reciente, el mega-proceso emprendido por la justicia francesa contra Jérôme Kerviel, el broker de Société Générale cuyas operaciones de alto riesgo ocasionaron pérdidas de 4.900 millones de euros y que recientemente ha sido condenado por abuso de confianza e introducción de datos ficticios en el sistema informático. Jérôme ya está en la cárcel. Sus jefes, sólo relegados.


Me pregunto cuantos años en la cárcel van a pasar la pléyade de directivos aficionados a la "contabilidad creativa" de ambos lados del Atlántico. Seguro que no tantos como el bueno de Jérôme ...

domingo, 17 de abril de 2011

Don Dinero manda


tras la guerra Civil, el Estado pensó que dejar la gestión de sectores clave en manos privadas era arriesgado. Aparte de consideraciones estratégicas, no debía ser fácil para el exiguo capital privado nacional montar una red eléctrica o de telefonía prácticamente de la nada. Así las cosas, el gobierno español apadrinó astilleros, refinerías, fábricas de automoción, eléctricas, etc ... conservando para sí sus activos, que fueron creciendo año a año. Según aumentó el tamaño de este conglomerado público, también lo hizo el volumen de empleados. No tengo cifras, pero no sería muy exagerado decir que en los años 80, más de un millón de españoles trabajaban en empresas del INI ( entre ellas, SEAT, HUNOSA, Iberia o ENDESA) o en otras empresas de titularidad pública ( Telefónica, CAMPSA, RENFE, Tabacalera).

Con la entrada en la Unión Europea se conjugaron nuevas normas de competencia y la necesidad de financiación del Estado para tomar la decisión de vender los activos de la mayor parte de estas compañías. Algunas operaciones fueron ventajosas para el Estado, pues las empresas eran deficitarias. En otras, en cambio, siempre tuvimos la sensación de que el Estado había malvendido. En unos casos y en otros, ganase el Estado o el comprador, hubo un punto común: la privatización conllevó cientos de miles de despidos.

Un caso paradigmático es Telefonica: la principal empresa de telecomunicaciones de España y una de las cinco más potentes del mundo basó su crecimiento en el pulmón financiero heredado de la privatización y una deficiente apertura a la competencia que le facilitó el cuasi monopolio del mercado español durante los últimos 20 años. Hoy, tras publicar beneficios récord, los planes de despido continúan. ¿Razones? una y simple: los actuales dueños de la empresa consideran que ganan más echando a esta gente que manteniéndola.

sábado, 19 de marzo de 2011

¿Qué son las Cajas?

nunca habría pensado hace unos años que las cajas de ahorros podían ser una carga para el país. Esporádicamente se oían voces (normalmente provenientes del entorno bancario) que clamaban contra unas entidades supuestamente favorecidas por el Fisco y sin la presión de beneficios de sus rivales privados.

Por poner un ejemplo de las diferencias con sus "primos" BBVA o Santander, éstos han crecido al mismo ritmo que Caixa o Caja Madrid, pero mientras han empleado sus beneficios en el crecimiento orgánico y en el reparto de dividendos a sus accionistas, las Cajas han gastado en las sus respectivas "obras sociales" e invertido el excedente (millonario) en crear grandes carteras de títulos de otras compañías.

A priori esta política de las Cajas no ha de ser mala, ni buena. Es simplemente la consecuencia de no tener que entregar sus beneficios al propietario, por la sencilla razón de que no existe. Por tanto las cajas complementan la labor social del Estado con bibliotecas, guarderías, formació, mecenazgo, recuperación del medio rural y acercamiento de las oficinas a lugares que no son rentables para los bancos tradicionales (localidades de menos de 1.000 hab. ). Y además, son fuentes de inversión en empresas españolas. Iberia, SOS, NH, Gas Natural, Indra, CAF, Miquel y Costas, Tecnocom, Realia, Pescanova ... son propiedad en más del 15% de las susodichas cajas.

Y está ¿claro? que si tienen dinero para gastar en labor social y en comprar acciones, deben ser empresas rentables ¿no?. Y también deberíamos alegrarnos de que tengamos una reserva de fondos ¿públicos? de tal calidad. Y entrecomillo "públicos" porque quiero suponer que todo lo que no es privado, es público por exclusión.

Pero algo no cuadra, y aquí van las dos preguntas que nadie me
responde:

1. si son rentables ... ¿por qué dicen que necesitarán un rescate de miles de millones de euros?

2. y, si son públicas, ¿cuando salgan a Bolsa el dinero proveniente de su venta revertirá en el Estado?

Finalmente, y esta es una pregunta que debería preocupar a la Admon. Pública, ¿cuando se privaticen las cajas, y comiencen a dedicar sus beneficios a retribuir a los inversores, quién cubrirá la labor social que ahora desarrollan las obras sociales?

jueves, 27 de enero de 2011

ya no me fío ni de las Matemáticas


los números son algo extraños. Hace unos días los economistas decían que sólo ampliando la edad de jubilación sería viable el cobro de pensiones. Cálculos apocalípticos decían que la S.S. quebraría en 2.030 ... pero ahora con un acuerdillo todo se soluciona. Las pensiones garantizadas, con la pequeña molestia de tener que trabajar un par de años más. E incluso, si comenzaste a trabajar pronto, habiendo cotizado 38,5 años, no sufrirás cambio alguno.

NO TE LO CREES NI TÚ

O bien los apocalípticos cálculos eran eso, desmesurados, o nos esperan ajustes aún más severos. Los cambios realizados no incrementan apenas la hucha común. Son nimios en términos numéricos, pero veo que sirven para que los que me decían que sin plan de pensiones sería un indigente, hoy me reprochen el tener miedo al futuro.

Buf, no sé vosotros pero yo voy a ir rogando a Dios con un buen mazo bajo el brazo. Ya no me fío de nada, y menos en estos tiempos en los que 2+2 son 22.