Mostrando entradas con la etiqueta diabetes tipo 1. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta diabetes tipo 1. Mostrar todas las entradas

miércoles, 10 de septiembre de 2014

El amor de un padre que llevó a la creación de un páncreas biónico

POSTED BY CANAL 44 ON SEPTEMBER 10, 2014


Cuando su hijo fue diagnosticado con diabetes tipo 1 con apenas 11 meses, el Dr. Ed Damiano se embarcó en una lucha personal e implacable.

Imagen
El experto en Ingeniería Biomecánica de la Universidad de Boston, en Estados Unidos, se propuso una meta muy clara: desarrollar un dispositivo para mejorar la calidad de vida de los pacientes con esta condición crónica y lograrlo antes de que su hijo David entrara a la universidad.

Hoy en día, 13 años después de que su esposa pediatra diagnosticara al niño, el llamado “pancreas biónico” desarrollado por Damiano y sus colegas ya está siendo probado en adolescentes y niños.

El dispositivo utiliza un teléfono inteligente para monitorear los niveles de azúcar en la sangre o glucosa y un mecanismo de bombeo que automáticamente libera en forma subcutánea la cantidad necesaria de hormonas en la corriente sanguínea del paciente.

El aparato imita el trabajo de un páncreas real, liberando insulina para bajar los niveles de glucosa y otra hormona, glucagón, para elevarlos.

Con un teléfono inteligente

La diabetes tipo 1 es una enfermedad crónica y potencialmente letal que afecta principalmente a niños, adolescentes y adultos jóvenes. El páncreas regula normalmente los niveles de azúcar en la sangre o glucosa, liberando insulina, que moviliza la glucosa hacia las células. Allí se almacena y se utiliza para obtener energía.

En la diabetes tipo 1, el páncreas produce poca o ninguna insulina y sin cantidades suficientes de esta hormona la glucosa se acumula en el torrente sanguíneo. El organismo es incapaz entonces de usar esa glucosa para obtener energía.

“Padecer diabetes es como tener un segundo empleo”, dijo el Dr. Steven Russell, endocrinólogo del Hospital General de Massachussetts que ha trabajado con Damiano en el nuevo dispositivo.

Cada vez que los pacientes comen, hacen ejercicio o sufren situaciones estresantes deben controlar los niveles de azúcar en la sangre para inyectar la cantidad necesaria de insulina.

Damiano explicó que cuando “una persona está físicamente activa, los niveles de glucosa pueden caer en forma dramática y la respuesta del organismo es segregar glucagón. Nuestro dispositivo hace lo mismo”.

En el páncreas biónico, la información sobre los niveles de glucosa es enviada al “cerebro” de un teléfono inteligente que toma decisiones cada cinco minutos e indica al mecanismo de bombeo, vía Bluetooth, cuánta insulina o glucagón debe ser liberada.

Si bien algunos de los componentes del dispositivo ya estaban en el mercado por separado, es la primera vez que se los ha hecho funcionar conjuntamente en un sistema automatizado probado en condiciones reales.

“Una vida más normal”

Christopher Herndon es uno de los adolescentes que participó en la primera prueba con el páncreas biónico desarrollado por Damiano y sus colegas.

Amante de la pesca, la natación y el ciclismo, Christopher ha debido acostumbrarse a interrumpir constantemente sus actividades deportivas para controlar los niveles de glucosa en su sangre.

Christopher asegura que su experiencia con el pancreas biónico le cambió la vida.

“Usé el aparato en el verano durante un campamento. Toda la semana que usé el pancreas biónico jamás tuve que parar o perderme actividades porque los niveles de glucosa en mi sangre estuvieran muy bajos”, dijo el adolescente.

“Si tuviera el pancreas biónico podría hacer tantas cosas más y vivir una vida más normal”.

“Durante la prueba teníamos a pacientes caminando por Boston sin limitaciones sobre qué podían comer o dónde”, contó el Dr. Russell, que trabajó en las pruebas clínicas en las que participó Christopher.

“Les dimos el pancreas biónico y los mandamos a casa”.

“Claro que esperamos algún día encontrar una cura, pero este sistema puede ayudar a proteger a los pacientes mientras la hallamos. Me encantaría algún día dar un aparato a cada uno de mis pacientes y decirles, te veo en un año”.

Esperanzas

Otros laboratorios en el mundo están desarrollando prototipos del páncreas biónico.

El Dr. Alasdair Rankin, director de investigaciones de la ONG británica Diabetes UK, comentó: “Es fantástico que los trabajos para un páncreas artificial están avanzando en EE UU y en el Reino Unido”.

Científicos de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido, ensayaron un dispositivo que funciona en forma similar con niños y adolescentes que permanecieron internados durante el estudio.

Pruebas como la realizada en EE UU son un paso crucial, pero Rankin advirtió que “se necesita aún más trabajo para que estos sistemas puedan ser utilizados como tratamiento de rutina. Hay esperanzas fundadas de que está tecnología transformará la vida de los pacientes con diabetes tipo 1 en menos de una generación”.

David, el hijo del Dr. Damiano espera ir a la universidad en unos tres años.

El experto de la Universidad de Boston asegura que “los jóvenes que comienzan la universidad con diabetes tipo 1 enfrentan muchas dificultades”.

“Se adaptan a todo un mundo nuevo y al mismo tiempo deben asumir la responsabilidad completa por su enfermedad”, afirmó Damiano.

“Mi meta es hacer realidad un dispositivo que libere a mi hijo de esa carga”.

Fuente: bbc
POSTED IN CIENCIA http://canal44.com/?p=19473

domingo, 31 de agosto de 2014

FDA permite comercializar la primera prueba de ZnT8Ab para la diabetes tipo 1

Sábado, 30 Agosto

Cuando se usa en conjunción con otras pruebas y con la información clínica del paciente, la prueba puede ayudar a algunas personas con diabetes tipo 1 a recibir un diagnóstico y tratamiento oportunos para su enfermedad. La diabetes de tipo 1 es la más común de las diabetes diagnosticada en niños y adolescentes, pero en algunos casos también puede presentarse en adultos.

Quienes padecen la enfermedad producen poca o nada de insulina, porque su sistema inmunológico ataca y destruye las células del páncreas que elaboran esta hormona que convierte el azúcar (la glucosa) de los alimentos en la energía que el cuerpo necesita. Las personas con diabetes tipo 1 tienen que inyectarse insulina para regular su nivel de glucosa en la sangre, ya que una regulación adecuada es decisiva para reducir el riesgo de sufrir complicaciones a largo plazo, tales como ceguera, insuficiencia renal y enfermedades cardiovasculares.

El sistema inmunológico de la mayoría de las personas con diabetes tipo 1 produce ZnT8Ab, pero los pacientes con otros tipos de diabetes (2 y gestacional) no. El Ensayo KRONUS ELISA para la Detección de Autoanticuerpos Contra el Transportador 8 de zinc identifica la presencia de estos autoanticuerpos en la sangre del paciente.

“El tratamiento oportuno de la diabetes tipo 1 es importante para evitar un mayor deterioro de las células que producen insulina”, afirmó el Dr. Alberto Gutiérrez, PhD, director de la Oficina de Diagnóstico In Vitro y Salud Radiológica del Centro de Dispositivos y Salud Radiológica de la FDA.

“Esta prueba puede ayudar a los pacientes a recibir un diagnóstico oportuno y a iniciar más pronto el tratamiento adecuado”.

El Ensayo KRONUS ELISA para la Detección de ZnT8Ab fue analizado a través de la vía de novo de evaluación previa a la comercialización, un medio para controlar dispositivos médicos que presentan un riesgo bajo a moderado y que no equivalen de manera significativa a ningún otro dispositivo ya comercializado legalmente.

jueves, 7 de agosto de 2014

Investigadores catalanes descubren una proteína que protege al páncreas de la diabetes de tipo 1

Investigadores catalanes han descubierto que la proteína Ciclina D3 protege a las células beta del páncreas del ataque del sistema inmunitario en la diabetes de tipo 1, lo que abre la puerta a la identificación de nuevas dianas farmacológicas y opciones terapéuticas para los afectados.
Imagen
7 de agosto de 2014

Investigadores catalanes han descubierto que la proteína Ciclina D3 protege a las células beta del páncreas del ataque del sistema inmunitario en la diabetes de tipo 1, lo que abre la puerta a la identificación de nuevas dianas farmacológicas y opciones terapéuticas para los afectados.

En el hallazgo han participado el Institut de Recerca Biomèdica de Lleida (IRBLleida), el Institut d'Investigacions Biomèdiques August Pi i Sunyer (Idibaps) y del Institut de Bioingeniería de la Universidad Miguel Hernández de Elche, así como de las universidades de Lleida (UdL) y de Barcelona (UB), han informado en un comunicado conjunto este jueves.

La diabetes de tipo 1 está causada por la destrucción de las células beta del páncreas encargadas de la producción de insulina: la muerte de estas células la provoca el propio sistema inmunitario del paciente que, de forma patológica, invade el páncreas con células del sistema de defensa y destruye las beta como si fueran invasoras.

El resultado de este proceso autodestructivo es la falta de insulina en el organismo, lo que conlleva la incapacidad de los pacientes para reaccionar a la presencia de glucosa en la sangre.

Ahora los investigadores han descubierto que, como consecuencia de este ataque del propio sistema de defensa, las células beta producen menos proteína Ciclina D3, un proceso hasta ahora desconocido.

Imagen 2
De este modo, se ha detectado una nueva función de protección a la Ciclina D3 frente a la autoinmunidad, y se ha constatado que esta función la realiza sin activar la proliferación de células, una función clásica con la que la que este tipo de ciclina estaba relacionada.

Imagen








Publicado en http://www.que.es/barcelona/201408071110-investigadores-catalanes-descubren-proteina-protege.html

sábado, 19 de julio de 2014

Chip ‘low cost’ para el diagnóstico temprano de la diabetes tipo 1


viernes, 20 de junio de 2014

Consiguen curar la Diabetes tipo 1 en ratones

La medicina, a día de hoy, es incapaz de curar gran parte de las dolencias. El papel clave del médico, en la mayoría de las ocasiones, consiste únicamente en evitar el progreso de enfermedades como, por ejemplo, la hipertensión arterial, la hipercolesterolemia, la alergia, la diabetes, etc. Aunque nos cueste reconocerlo, y a pesar de los grandes avances que se han realizado en las últimas décadas, la medicina todavía sigue en pañales.

Una de esas afecciones que somos incapaces de curar y que no nos queda más remedio que controlar su desarrollo, es la diabetes. En concreto, vamos a hablar en este artículo de la diabetes tipo 1, que aparece en etapas muy tempranas de la vida y que acompañará al paciente hasta que fallezca, sea o no a causa de la propia enfermedad.

Imagen
Sin embargo, hay buenas noticias que nos revelan que la medicina sigue avanzando a pasos agigantados y que es posible que, en un futuro muy cercano, enfermedades como la diabetes pasen definitivamente a la historia (ya lo recordábamos con otro estudio en una entrada anterior). Aprovecho, por tanto, este párrafo para agradecer a todos esos investigadores que con su esfuerzo hacen posible estos avances tan importantes que salvan millones de vidas a diario.
Los investigadores han conseguido revertir la Diabetes tipo 1 en ratones

La diabetes tipo 1 es una enfermedad en la que las defensas del paciente acaba destruyendo las células beta del páncreas que son las encargadas de producir la insulina, hormona que regula los niveles de azúcar en sangre.

Los investigadores de la Universidad de Cincinnati han descubierto que se puede atacar a la diabetes tipo 1 de manera más efectiva a través de otra vía. Hasta ahora, se había intentado revertir esta enfermedad eliminando la respuesta de las células T, que forman parte de nuestras defensas, para impedir que se desarrolle ese auto-ataque contra el páncreas.

No obstante, estas células, a su vez, se encuentran reguladas por otras células denominadascélulas dendríticas, que son las encargadas de hacer que aquéllas maduren correctamente, y es precisamente actuando justo aquí lo que estos investigadores han realizado con resultados muy satisfactorios.

El receptor de las células dendríticas sobre el que han actuado se denomina TLR4, que muchos científicos sospechan que ayuda a prevenir la diabetes tipo 1 cuando funciona bien. Mediante anticuerpos monoclonales llamados UT18 han aumentado la actividad de los TLR4 en ratones que estaban en fases tempranas de la diabetes tipo 1.

Posteriormente, tras recolectar y analizar los datos obtenidos, los investigadores han descubierto que se consiguió revertir la enfermedad en un alto porcentaje de los ratones gracias a la preservación de las células beta del páncreas.
Imagen: ratones tocando el Aleluya de Haendel
El principal autor del estudio, William Ridgway, catedrático de medicina de la Universidad de Cincinnati, ha explicado que la clave consistió en intervenir justo cuando la enfermedad había recién empezado, lo que supone una ventana de tiempo muy corta aunque en los humanos podría haber más margen de maniobra.

Cabe destacar que los TLR4 humanos no son del todo idénticos a los de los ratones, por lo que se necesitarán más estudios para realmente conocer si funcionarán en humanos. Sin embargo, la parte positiva es que ya existe en el mercado un fármaco capaz de realizar esta función. Estaremos al tanto de cómo evoluciona esta nueva vía de abordaje para acabar con la diabetes tipo 1.

Fuente: American Diabetes Association

18 junio 2014 a las 16:47 - Carlos Martinez

Publicado en http://www.medciencia.com/consiguen-curar-la-diabetes-tipo-1-en-ratones/

miércoles, 18 de junio de 2014

Las bacterias intestinales son diferentes en los niños con diabetes tipo 1

Por Familias con Diabetes | en June 17, 2014 |
Diabetes Tipo 1
Imagen
Un estudio reciente halla que las bacterias en los intestinos de los niños pequeños con diabetes tipo 1 son distintos de los de otros niños.

Las bacterias en los intestinos de los niños con diabetes tipo 1 parecen estar menos equilibradas que las bacterias en los niños sin diabetes, informan unos investigadores holandeses en la edición del 12 de junio de la revista Diabetologia. Además, los niños que no viven con diabetes tenían unos niveles más altos de un tipo de germen generalmente beneficioso.

Los gérmenes de los intestinos podrían ser importantes porque la investigación ha vinculado cambios en su composición con el desarrollo de la diabetes tipo 1, que está en aumento en todo el mundo. Ha habido un aumento marcado en los diagnósticos observados en los niños menores de cinco años en particular, señalaron en un comunicado de prensa de la revista los investigadores, del Centro Médico de la Universidad de Groninga.

Los hallazgos sugieren que los cambios en la dieta podrían en última instancia reducir el riesgo de contraer diabetes tipo 1 en los niños con un riesgo genético de la enfermedad, según los investigadores.

Aunque se necesita más trabajo para determinar qué alimentos son los mejores para las condiciones intestinales ideales, “creemos que una dieta rica en frutas y verduras es lo mejor, dado que son ricas en fibras y carbohidratos complejos”, escribieron los autores del estudio, quienes añadieron que los azúcares simples y el exceso de proteína y grasa animal podrían resultar nocivos.

Las personas con diabetes tipo 1 tienen un nivel alto de azúcar en la sangre porque su cuerpo no produce insulina, una hormona necesaria para convertir los alimentos en energía.

El estudio buscaba examinar la conformación de las bacterias intestinales en niños europeos de 1 a 5 años de edad, que habían sido recién diagnosticados con diabetes tipo 1. Los investigadores observaron el ADN en muestras fecales recolectadas de 28 niños con diabetes tipo 1 y de 27 niños similares sin la enfermedad crónica.

Los niños con diabetes tipo 1 menores de 3 años tenían unos niveles más altos de ciertas bacterias, pero se cree que unos niveles más bajos de otros tipos son beneficiosos, halló el estudio.

Imagen





Publicado en http://familiascondiabetes.org/las-bacterias-intestinales-son-diferentes-en-los-ninos-con-diabetes-tipo-1/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=las-bacterias-intestinales-son-diferentes-en-los-ninos-con-diabetes-tipo-1

sábado, 7 de junio de 2014

DIABETES TIPO 1, UNA ENFERMEDAD QUE NO SE PUEDE PREVENIR

¿Cómo se diagnostica la Diabetes Tipo 1?

La clínica de una diabetes tipo 1 viene a ser de un mes atrás con los síntomas y signos que yo llamo de las pes: poliurea, polidipsia, polifagia y pérdida de peso, es decir, orinan mucho, se levantan por la noche cuando previamente no lo hacían y están perdiendo peso sin saber por qué. Acuden al médico, se les hace una glucemia y ven que está muy alta. Esa es la forma más habitual de diagnosticar una diabetes tipo 1.


¿Se puede prevenir?

La diabetes tipo 1 no se puede prevenir. Todos los intentos han sido infructuosos. Aunque genéticamente tenga una predisposición, lo que pone en marcha el sistema inmune, bien sean tóxicos, bien sean virus, no se conoce exactamente y no se puede parar.


¿Se debe tomar insulina de por vida?

La insulina no se toma, se inyecta, y hoy por hoy no hay otra forma de tratar una diabetes tipo 1 más que con insulina inyectada y de por vida. Otra cosa es que están mejorando las formas de administración de una manera patente. Ya hoy día las bombas de insulina están a la orden del día y son una forma de tratamiento habitual.

¿Qué cuidados se deben seguir a diario?
La persona con una diabetes tipo 1 debe tener en cuenta lo que come, lo que se inyecta, en función de la actividad física y de lo que va a hacer durante el día. Debe tener una educación muy avanzada para que su control sea excelente.

¿Qué tipos de insulina hay?

Pues hay dos tipos de insulina, una rápida y otra lenta. La lenta es para contrarrestar el metabolismo basal la energía que necesitamos aunque estemos dormidos. Y la rápida, la que se necesita antes de cada comida. Por eso las personas suelen estar con una o dos dosis de insulina lenta y tres dosis al menos de insulina rápida, antes del desayuno, de la comida y de la cena.


¿Qué diferencias hay entre inyectar insulina a un niño o a un adulto?

La diferencia entre inyectar la insulina a un niño o a una persona adulta viene dado por el panículo adiposo, dependiendo de si es más pequeñito o más grande. Existen agujas de 4mm y agujas de 9mm. También la inclinación de la aguja es importante. Puede ser perpendicular o, en aquellas personas que son muy delgaditas, sean niños o adultos, oblicua para que no pinchemos en el músculo. Pero otras diferencias no hay.
















Publicado en http://www.topdoctors.es/articulos-medicos/diabetes-tipo-1-una-enfermedad-que-no-se-puede-prevenir




jueves, 22 de mayo de 2014

En busca del páncreas artificial

ESTUDIO De un modelo español
En busca del páncreas artificial

  • Investigadores valencianos y catalanes impulsan un ensayo para evaluar un sistema
  • Se trata de un nuevo modelo que calcula la dosis óptima de insulina en cada momento
  • El dispositivo se evaluará en 20 pacientes adultos a lo largo de un año

EL MUNDO Madrid 19/05/2014

Mejorar la calidad de vida de las personas con diabetes tipo 1. Ese es el objetivo de un ensayo que varias universidades y centros españoles han puesto en marcha para valorar la eficacia de un dispositivo que controla el nivel de glucosa e insulina en el cuerpo y que evitaría tanto las hiperglucemias como las hipoglucemias a lo largo de todo el día.

Se trata del denominado páncreas artificial, un sistema formado por un sensor de glucosa, una bomba que administra insulina y un algoritmo que se instaura en un ordenador que recibe la información que le llega del sensor y, en función de ésta, va modificando la bomba de insulina llegando incluso a pararla si es necesario.

"Existen en estudio otros dispositivos similares a este. Pero la principal diferencia es que los demás se han focalizado en el control nocturno mientras que el nuestro está pensado para el control postpandrial [tras las comidas]", explica a EL MUNDO Jorge Bondia, ingeniero del Instituto de Automática e Informática Industrial de la Universidad Politécnica de Valencia, centro que junto con la Escuela Superior Politécnica de la Universidad de Girona, el Instituto de Investigación Sanitaria (INCLIVA) del Hospital Clínico Universitario de Valencia y el Hospital Clínic de Barcelona han desarrollado este modelo y se encargarán de evaluarlo en 20 pacientes.

A lo largo de un año, 20 personas adultas con diabetes tipo 1, la que requiere administración de insulina para su control, participarán en un ensayo con el que pretenden valorar la eficacia de este sistema a la hora de reducir el número de episodios de hipoglucemias, mejorar el control del azúcar tras las comidas y reducir la variabilidad de la glucemia en cada persona a lo largo de los días.

Para ello, el sistema establecerá mediciones cada 15 minutos del nivel de azúcar en sangre y, en función de esa concentración, ordenará un aumento o una disminución de la infusión de insulina. Los investigadores compararán el control glucémico del sistema con el método tradicional a lo largo de un año. "Realizaremos diferentes estudios con cada paciente. Pero este será sólo el primero de muchos, ya que en este caso sólo valoraremos la eficacia del dispositivo cuando el paciente está en el hospital. En un futuro, se tendrá que evaluar cómo funciona este sistema de manera ambulatoria, cuando el paciente está en su casa", asegura Bondia.

Según el doctor Juan F. Ascaso, jefe del Servicio de Endocrinología del Hospital Clínico Universitario de Valencia, "el páncreas artificial debe dar autonomía y seguridad a los pacientes, permitiéndoles vivir la enfermedad sin obsesiones, además de evitar complicaciones derivadas de las bajadas de glucosa. Se trata de acercarnos a tratamientos a la medida del paciente reduciendo los problemas derivados del tratamiento y los costes.


martes, 20 de mayo de 2014

Un ensayo pionero en España probará un modelo de páncreas artificial en 20 pacientes del Clínico de Valencia y Barcelona



lainformacion.commartes, 20/05/14

El páncreas artificial es un dispositivo que calcula la dosis "óptima" de insulina de acuerdo con las necesidades de cada paciente.
La terapia intensiva de insulina que es muy eficaz, pero tiene como contrapartida el incremento de episodios de hipoglucemia.



(EUROPA PRESS). Un ensayo clínico pionero en España, en el que participan la Universitat Politècnica de València, el Instituto de Investigación Sanitaria (Incliva) del Hospital Clínico de Valencia, el Clínic de Barcelona y la Escola Politècnica Superior de la Universitat de Girona (UdG), estudiará la eficacia de un páncreas artificial, uno de los últimos avances de tecnología aplicada a la salud, sobre 20 pacientes con diabetes tipo 1 en tratamiento con ISCI, diez de cada centro hospitalario.

Según han informado la UPV y el Incliva, el páncreas artificial es un dispositivo que se basa en un algoritmo matemático de control quecalcula la dosis "óptima" de insulina de acuerdo con las necesidades de cada paciente y en cada momento. Se trata de dotar a las bombas de insulina que utilizan los pacientes con diabetes tipo 1 de un sistema adicional (algoritmo de control) que les indique la cantidad de insulina "justa y necesaria para un paciente en cada momento".

El ensayo está dirigido en el Clínico de Valencia por el doctor F. Javier Ampudia-Blasco, del Servicio de Endocrinología del Hospital Clínico Universitario, en colaboración con Paolo Rossetti, del Hospital Fransec de Borja de Gandia, e investigador del Incliva.

El ensayo materializa un proyecto de investigación que se remonta a 2004, cuando investigadores del Instituto de Automática e Informática Industrial de la UPV, Jorge Bondia, y del Instituto de Informática y Aplicaciones de la Universitat de Girona, Josep Vehí, decidieron buscar soluciones para evitar "uno de los grandes problemas que aún hoy tienen los pacientes con diabetes, que es decidir la cantidad de insulina necesaria en cada momento".

Actualmente, según ha explicado Jorge Bondia, ingeniero y co-investigador, "el paciente es sometido a una terapia intensiva de insulina, bien mediante inyecciones diarias múltiples o con la infusión continua mediante bombas de insulina. Sin embargo, la terapia intensiva de insulina que es muy eficaz, pero tiene como contrapartida el incremento de episodios de hipoglucemia. Y por otra parte, niveles muy bajos de insulina pueden conducir al coma diabético".
Monitorización de la glucemia

La monitorización de la glucemia constituye un elemento "fundamental" en el tratamiento y control de los pacientes diabéticos. Según el doctor Ampudia-Blasco, "la diabetes mellitus tipo 1 es una enfermedad crónica que requiere la administración de insulina de por vida. Hoy en día, en aquellos pacientes donde la administración de inyecciones múltiples de insulina no consigue un óptimo control de la glucemia, la utilización de bombas de insulina, sistemas de infusión subcutánea continua de insulina (ISCI), pueden ser una alternativa".

Las investigaciones realizadas en los últimos años, han demostrado que además de estos sistemas de ISCI, la utilización conjunta de una bomba de insulina y de un sistema de monitorización continua de glucosa (MCG), "pueden ser de utilidad en pacientes seleccionados para mejorar el control de las cifras de glucemia".

Sin embargo, los sistemas existentes hasta ahora "no toman decisiones de forma automática, y requieren siempre que el paciente interprete la cifra de glucosa y decida qué hacer en cada momento respecto a la dosis de insulina que hay que administrar".

El sistema de asa cerrada o "páncreas artificial" (PA) incorpora un algoritmo inteligente de control (controlador), que interpreta los resultados de la glucosa proporcionados por un sensor de glucosa y decide la cantidad de insulina a administrar, de manera automática, en cada momento.

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan estos sistemas de PA es el control de las cifras de glucosa después de las comidas y además debe decidir la infusión de insulina durante la noche, donde diversos equipos ya han demostrado su eficacia. El controlador interpreta los resultados de la glucosa proporcionados por un sensor de glucosa y decide, cada 15 minutos, la cantidad de insulina a administrar de manera automática.

El primero de los estudios se llevó a cabo la semana pasada con uno de los pacientes del Clínico de Valencia. Según el doctor Juan F. Ascaso, jefe del servicio de Endocrinología y Nutrición del Clínico de Valencia, "el páncreas artificial debe dar autonomía y seguridad a los pacientes, pemitiéndoles vivir la enfermedad sin obsesiones, además de evitar complicaciones derivadas de las bajadas de glucosa".

Para el director general de Incliva, Rafael Carmena, "esta investigación trae un mensaje de esperanza a los pacientes diabéticos" ya que el desarrollo de sistemas de páncreas artificial "puede contribuir en un futuro no lejano a mejorar el control de la diabetes tipo 1, mejorar el pronóstico y la calidad de vida de los pacientes con esta enfermedad".









Publicado en http://noticias.lainformacion.com/salud/un-ensayo-pionero-en-espana-probara-un-modelo-de-pancreas-artificial_9gggtelngVoh0jqMWnDyI2/





martes, 13 de mayo de 2014

En Finlandia, la tasa de diabetes tipo 1 finalmente se ha estabilizado.

  • Después de mas dé 45 años la incidencia de diabetes tipo 1 disminuyo en el año 2013.
  • Esto debido a la fortificación de alimentos con vitamina D3.
"La observación en este estudio alentador es que la incidencia de diabetes tipo 1 en los niños finlandeses menores de 15 años ha dejado de aumentar después de un período de acelerado incremento. Esto puede ser debido a un cambio en el ambiente,: tales como la ingesta de vitamina D. La cantidad de vitamina D recomendada para la suplementación en lactantes ha sido reducida a una décima parte desde los años 1950s, durante odo este tiempo la incidencia de la diabetes tipo 1 aumentó 5 veces. La fortificación de los productos lácteos con vitamina D a partir de mayo 2003-han contribuido a la estabilización de la incidencia de diabetes tipo 1".



Artículo original en inglés: http://www.vitamindcouncil.org/vitamin-d-news/in-finland-rates-of-type-1-diabetes-have-finally-leveled-off/

lunes, 5 de mayo de 2014

Un joven diabético está en la UCI tras permanecer desmayado 36 horas dentro de un autobús

  • El chico, de 20 años, subió al bus en Huesca a las 19.00 horas del viernes para regresar a su casa, en la localidad de Sena. 
  • Durante el trayecto chateó con una amiga pero posteriormente no llamó para informar de que había llegado a casa. 
  • Al no poder contactar con él, el sábado la joven telefoneó a sus padres. 
  • Fue encontrado el domingo en la última fila del vehículo por el conductor, con el que contactó la Policía después de que se denunciara la desaparición.
EFE. 05.05.2014 
Un joven de 20 años está ingresado en estado crítico en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital San Jorge de Huesca, tras permanecer desmayado más de 36 horas en los asientos de la parte trasera de un autobús que cubre la línea entre la capital oscense y la población de Sariñena. El joven, que padece diabetes, fue localizado este domingo por la mañana por el conductor del vehículo, con el que había contactado la Policía tras denunciar la familia la desaparición. 

La víctima subió al autobús a las 19.00 horas del pasado viernes para regresar a su domicilio familiar en la localidad de Sena. Al parecer, durante el trayecto chateó en diversas ocasiones con una amiga con la que había estado en Huesca, pero posteriormente ya no llamó para informar de su llegada. A la mañana siguiente, según fuentes de la investigación, la amiga, ante la imposibilidad de contactar con él, telefoneó a sus padres y les preguntó si estaba en casa.

Los padres, después de hacer diversas gestiones para localizar a su hijo, decidieron finalmente denunciar su desaparición en la comisaría de policía de Huesca, cuyos responsables iniciaron de forma inmediata las pesquisas para la localización. Sobre las 10.30 horas del domingo, tras descartar diversas posibilidades sobre el paradero del joven, los agentes lograron contactar con el conductor del autobús de línea y le preguntaron si se había asegurado de que no había quedado ningún viajero en el interior del vehículo. 

El conductor se acercó al autobús, que había estacionado junto al recinto ferial de la localidad de Sariñena al estar fuera de servicio hasta el lunes, y comprobó que el joven estaba desmayado en la última fila de asientos del vehículo. Tras llamar a los servicios de emergencias médicas, fue trasladado en estado muy grave al hospital.

miércoles, 12 de marzo de 2014

Cada año se registran alrededor de 1.100 casos nuevos de diabetes tipo 1 en menores de 15 años en España.


En España hay 29.000 menores de 15 años con diabetes tipo 1, una patología de la que se registran de forma anual alrededor de 1.100 nuevos casos. El problema, señala Beatriz García Cuartero, pediatra especialista en Endocrinología Infantil y responsable de la Unidad de Diabetes Infantil del centro médico d-médical, es que en los últimos años estamos se observa un adelanto en la edad de inicio de la diabetes tipo 1 en niños.

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

En España hay 29.000 menores de 15 años con diabetes tipo 1, una patología de la que se registran de forma anual alrededor de 1.100 nuevos casos. El problema, señala Beatriz García Cuartero, pediatra especialista en Endocrinología Infantil y responsable de la Unidad de Diabetes Infantil del centro médico d-médical, es que en los últimos años estamos se observa un adelanto en la edad de inicio de la diabetes tipo 1 en niños.

De hecho, añade, "existen muchos casos en niños menores de cinco años e incluso en bebés con pocos días o meses de vida". Su detección es complicada a edades tan tempranas, aunque existen síntomas como el decaimiento, los vómitos o que el niño beba y orine mucho que pueden ser señales de sospecha que lleven a diagnosticar esta enfermedad.

Uno de los principales riesgos en la diabetes infantil es la aparición de hipoglucemias, una patología que consiste en una concentración de glucosa en sangre anormalmente baja debido a un descontrol del horario de comidas, insuficiencia de hidratos de carbono o a que se ha puesto una dosis de insulina excesiva.

Ante las hipoglucemias, los padres se muestran preocupados, ya que "producen alteraciones cognitivas (que influyen en el rendimiento intelectual, capacidad de respuesta) y aumentan el riesgo cardiovascular. En muchas ocasiones pasan desapercibidas y ocurren durante la noche", apunta esta especialista.

El paso más difícil para los padres tras el diagnóstico de esta enfermedad, es el periodo de adaptación a ella, pues "sienten que el niño se encuentra indefenso en el colegio a la hora de encontrar apoyos para seguir el tratamiento y por eso, en muchos casos uno de ellos se ve obligado a dejar de trabajar para cuidar a su hijo. Normalmente, quien suele dar el paso es la madre" añade.

Se estima que hasta en un 70 por ciento de los casos de los niños con diabetes, uno de los dos padres deja de trabajar hasta que la enfermedad está bajo control. Por ello, una educación diabetológica continua y exhaustiva es clave para que el niño con diabetes, sus padres y sus profesores sepan controlarle adecuadamente. A modo de ejemplo, para evitar hiper o hipoglucemias es imprescindible aprender a realizar ajustes de la insulina que se va a inyectar al niño en función de la ingesta que vaya a hacer, de la glucemia del momento y del ejercicio realizado o por realizar; de ahí la necesidad de una educación adecuada.

Asimismo, según explica esta especialista algunas tecnologías como la bomba de infusión subcutánea continua de glucosa (ISCI) junto con los sistemas de monitorización continua de glucosa en tiempo real (SMCG-RT) (sensores o holter de glucemia) se han convertido en "aliados perfectos" para el tratamiento de la enfermedad.

Imagen: Comienzan pruebas de cura para diabetes tipo 1


Publicado en http://noticias.lainformacion.com/salud/occidentales/cada-ano-se-registran-alrededor-de-1-100-casos-nuevos-de-diabetes-tipo-1-en-menores-de-15-anos_fDj0JGrERBUr8s7hpKwph7/

miércoles, 26 de febrero de 2014

Un tratamiento para la diabetes tipo 1 permite inyectarse insulina cada dos años

El foco del estudio es rebajar la inflamación de los islotes pancreáticos para que continúen produciendo insulina


Un estudio publicado recientemente en la revista científica «Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism» asegura que un nuevo acercamiento a la diabetes tipo 1, que afecta a millones de personas en todo el mundo, permite que los enfermos sólo tengan que inyectarse insulina cada dos años.

La investigación se ha llevado a cabo durante más de dos años entre el Centro de Salud de la Universidad de Colorado en Estados Unidos y la Universidad de Ben Gurión en el Negev, Israel. La diabetes tipo 1 es una enfermedad en la que el sistema inmunológico del cuerpo destruye las células que producen insulina en el páncreas.

Durante la investigación, que ha logrado pasar la primera fase en Estados Unidos, los investigadores decidieron fijarse en los tejidos dañados en los islotes pancreáticos, encargados de producir la insulina. Según el doctor Eli Lewis, de la Universidad de Ben Gurión, que ha co-dirigido la investigación con sus colegas estadounidenses, el foco de su estudio era rebajar la inflamación de estos islotes pancreáticos para que continuasen produciendo insulina. Para conseguirlo, probaron con el serum proteínico conocido como Alpha1-Antitrypsin (AAT), que administraron a los pacientes vía goteo intravenoso.

«El tratamiento duró desde ocho a doce meses en algunos casos y fue un éxito, por que a muchos pacientes les rebajó las dosis de insulina que tenían que pincharse por lo general, e incluso en algunos casos, no tuvieron que hacerlo hasta dos años después», comentó Lewis.

El tratamiento además no tuvo ningún efecto adverso en ninguno de los pacientes, incluyendo adolescentes. Lewis calcula que todavía pasarán unos dos años hasta que el sérum proteínico ATT se incluya dentro del tratamiento normal de la diabetes tipo 1, ya que aún deben pasar tres ensayos clínicos más en Estados Unidos para ser aprobados por la FDA (Food and Drug Administration), el órgano estadounidense encargado de aprobar todos los medicamentos en el país.

Un tratamiento para la diabetes tipo 1 permite inyectarse insulina cada dos años

El foco del estudio es rebajar la inflamación de los islotes pancreáticos para que continúen produciendo insulina


Un estudio publicado recientemente en la revista científica «Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism» asegura que un nuevo acercamiento a la diabetes tipo 1, que afecta a millones de personas en todo el mundo, permite que los enfermos sólo tengan que inyectarse insulina cada dos años.

La investigación se ha llevado a cabo durante más de dos años entre el Centro de Salud de la Universidad de Colorado en Estados Unidos y la Universidad de Ben Gurión en el Negev, Israel. La diabetes tipo 1 es una enfermedad en la que el sistema inmunológico del cuerpo destruye las células que producen insulina en el páncreas.

Durante la investigación, que ha logrado pasar la primera fase en Estados Unidos, los investigadores decidieron fijarse en los tejidos dañados en los islotes pancreáticos, encargados de producir la insulina. Según el doctor Eli Lewis, de la Universidad de Ben Gurión, que ha co-dirigido la investigación con sus colegas estadounidenses, el foco de su estudio era rebajar la inflamación de estos islotes pancreáticos para que continuasen produciendo insulina. Para conseguirlo, probaron con el serum proteínico conocido como Alpha1-Antitrypsin (AAT), que administraron a los pacientes vía goteo intravenoso.

«El tratamiento duró desde ocho a doce meses en algunos casos y fue un éxito, por que a muchos pacientes les rebajó las dosis de insulina que tenían que pincharse por lo general, e incluso en algunos casos, no tuvieron que hacerlo hasta dos años después», comentó Lewis.

El tratamiento además no tuvo ningún efecto adverso en ninguno de los pacientes, incluyendo adolescentes. Lewis calcula que todavía pasarán unos dos años hasta que el sérum proteínico ATT se incluya dentro del tratamiento normal de la diabetes tipo 1, ya que aún deben pasar tres ensayos clínicos más en Estados Unidos para ser aprobados por la FDA (Food and Drug Administration), el órgano estadounidense encargado de aprobar todos los medicamentos en el país.

sábado, 1 de febrero de 2014

5 problemas de los adolescentes con diabetes tipo 1

30 enero 2014

En España se calcula que hay 29.000 menores de 15 años con diabetes mellitus. La adolescencia es una etapa compleja para lidiar con esta enfermedad, debido a que suelen presentarse cambios físicos, psicológicos y hormonales que complican el control que requiere esta patología.

Pero ¿cuáles son los problemas que suelen presentar los adolescentes con diabetes? 


Hoy exponemos algunas reflexiones en nuestro blog.
  • La adolescencia es una etapa de rebeldía en la que el menor lucha por tener independencia de padres y adultos, lo que repercute en una falta de adherencia al tratamiento.
  • Los desórdenes alimentarios y un uso inadecuado de la insulina para modificar el peso se asocian con un mal control de la glucemia.
  • Además, la adopción de conductas de riesgo o los problemas psicológicos y sociales, como preocupaciones o miedos relacionados con la diabetes, pueden interferir en el autocuidado de la enfermedad.
  • Sentirse inmunes puede llevar a los adolescentes a adoptar actitudes de riesgo y dar lugar a episodios de cetoacidosis y, sobre todo, a un mal control de la diabetes.
  • Existen adolescentes que perciben reacciones negativas y esto en ocasiones puede provocar dificultades para integrarse en situaciones sociales.

Se trata de una enfermedad que requiere un control cuidadoso. Por ello, es recomendable visitar al diabetólogo, ya que será una persona importante para encauzar esta problemática, diferente en cada uno de los casos.





Autor Dra. Pilar Martín Vaquero









Publicado en http://www.d-medical.com/2014/01/5-problemas-de-los-adolescentes-con-diabetes-tipo-1/