viernes, 20 de junio de 2014

Consiguen curar la Diabetes tipo 1 en ratones

La medicina, a día de hoy, es incapaz de curar gran parte de las dolencias. El papel clave del médico, en la mayoría de las ocasiones, consiste únicamente en evitar el progreso de enfermedades como, por ejemplo, la hipertensión arterial, la hipercolesterolemia, la alergia, la diabetes, etc. Aunque nos cueste reconocerlo, y a pesar de los grandes avances que se han realizado en las últimas décadas, la medicina todavía sigue en pañales.

Una de esas afecciones que somos incapaces de curar y que no nos queda más remedio que controlar su desarrollo, es la diabetes. En concreto, vamos a hablar en este artículo de la diabetes tipo 1, que aparece en etapas muy tempranas de la vida y que acompañará al paciente hasta que fallezca, sea o no a causa de la propia enfermedad.

Imagen
Sin embargo, hay buenas noticias que nos revelan que la medicina sigue avanzando a pasos agigantados y que es posible que, en un futuro muy cercano, enfermedades como la diabetes pasen definitivamente a la historia (ya lo recordábamos con otro estudio en una entrada anterior). Aprovecho, por tanto, este párrafo para agradecer a todos esos investigadores que con su esfuerzo hacen posible estos avances tan importantes que salvan millones de vidas a diario.
Los investigadores han conseguido revertir la Diabetes tipo 1 en ratones

La diabetes tipo 1 es una enfermedad en la que las defensas del paciente acaba destruyendo las células beta del páncreas que son las encargadas de producir la insulina, hormona que regula los niveles de azúcar en sangre.

Los investigadores de la Universidad de Cincinnati han descubierto que se puede atacar a la diabetes tipo 1 de manera más efectiva a través de otra vía. Hasta ahora, se había intentado revertir esta enfermedad eliminando la respuesta de las células T, que forman parte de nuestras defensas, para impedir que se desarrolle ese auto-ataque contra el páncreas.

No obstante, estas células, a su vez, se encuentran reguladas por otras células denominadascélulas dendríticas, que son las encargadas de hacer que aquéllas maduren correctamente, y es precisamente actuando justo aquí lo que estos investigadores han realizado con resultados muy satisfactorios.

El receptor de las células dendríticas sobre el que han actuado se denomina TLR4, que muchos científicos sospechan que ayuda a prevenir la diabetes tipo 1 cuando funciona bien. Mediante anticuerpos monoclonales llamados UT18 han aumentado la actividad de los TLR4 en ratones que estaban en fases tempranas de la diabetes tipo 1.

Posteriormente, tras recolectar y analizar los datos obtenidos, los investigadores han descubierto que se consiguió revertir la enfermedad en un alto porcentaje de los ratones gracias a la preservación de las células beta del páncreas.
Imagen: ratones tocando el Aleluya de Haendel
El principal autor del estudio, William Ridgway, catedrático de medicina de la Universidad de Cincinnati, ha explicado que la clave consistió en intervenir justo cuando la enfermedad había recién empezado, lo que supone una ventana de tiempo muy corta aunque en los humanos podría haber más margen de maniobra.

Cabe destacar que los TLR4 humanos no son del todo idénticos a los de los ratones, por lo que se necesitarán más estudios para realmente conocer si funcionarán en humanos. Sin embargo, la parte positiva es que ya existe en el mercado un fármaco capaz de realizar esta función. Estaremos al tanto de cómo evoluciona esta nueva vía de abordaje para acabar con la diabetes tipo 1.

Fuente: American Diabetes Association

18 junio 2014 a las 16:47 - Carlos Martinez

Publicado en http://www.medciencia.com/consiguen-curar-la-diabetes-tipo-1-en-ratones/