domingo, 31 de octubre de 2010

Donde no queda esperanza

Haití es el país cuyo Producto Interior Bruto (PIB) ha crecido menos a lo largo de la última década. De hecho, es el único país del mundo que ha decrecido ( -2,39% ). Yo nunca he estado en Haití, pero lo he visto en la tele, y debe ser un lugar tan miserable que la mitad de las personas que viven en la antigua Isla de la Española nunca irán allí y de hecho les dará pánico la mera posibilidad de hacerlo. Conozco algunos dominicanos y así lo atestiguan.

Con todo, Haití no es el país más pobre. Aún hay 14 naciones más pobres. ¿Increíble? Son cifras del Fondo Monetario Internacional, no mías. Como es de suponer, todas esas naciones están en África y las tres más pobres, República Democrática del Congo, Liberia y Burundi han sido tristes titulares de guerra durante años. Otra vez la guerra.

Nosotros, mientras tanto, a lo nuestro. La primera medida anti-crisis que tomó el gobierno fue el recorte drástico de la ayuda al desarrollo. Hoy, Montoro, ha propuesto reducirla aún más. Parece que es lo único en lo que nuestros políticos se ponen de acuerdo.

Si tú piensas de otra forma, colabora con Intermon-Oxfam o con alguna otra ONG . Con tu ayuda viven, y mantienen algo parecido a la esperanza.

Una canción para los desamparados: "Fisherman Blues"
Yo desearía ser un pescador de conciencias hoy ...

O pedrolo


Na Marronda un desprendemento fai intransitable pa vehiculos agricolas unha das suas arterias principais, eso favorece o seu illamento como reserva da biosfera....(foto Santiso)

viernes, 29 de octubre de 2010

una nube


No quiero tener que lanzarme de un edifico para irme de aquí de un solo vuelo. Quiero ser capaz de romper mis ataduras a punta de trabajo y noches de baile y alcohol. Pienso que si pongo la música que me gusta muy fuerte puedo llegar a olvidarme de todo lo que me persigue. Las mañanas que amanecen con el estómago estrujado y sin sol me generan la pregunta, qué tan lejos puedes irte de ti? Y cómo? Y no se puede, y quiero quedarme en este suelo de esta tierra que se revuelca de dolor junto con ella. Quiero hacerle cariños, quiero darle besos a mi hombre, cocinar un rico plato caliente, comerlo viendo tv con él.

Él es mucho mejor que yo. Es pausado, es analítico. Es capaz de entender una situación en segundos y decir algo inteligente al respecto. Apacigua mis furias, despeja mis temores, relaja mis dudas, acrecienta mi confianza. Besa mis manos y mi espalda, me sirve el café, lava mis platos sucios, cuando tengo pesadillas ni me entero, porque susurra despacio en mi oído dormido y convierte a las brujas feas que me asustan en hadas nobles que me cumplen los deseos. Yo, creo, le alegro los días, musicalizo sus horas, caliento su cama. Le saco sonrisas, le hago pronunciar palabras buenas como amor, cielo, futuro. Lo acompaño, le digo que es guapo, que es inteligente, que me gusta. No sé si lo entiendo completamente pero tampoco sé si le hace falta alguien que lo haga porque él parece hacer ese trabajo perfectamente sin necesidad de nadie. Se conoce bien, a diferencia de mí, que me voy enterando día a día, gracias a él, de quién soy yo.

una nube


No quiero tener que lanzarme de un edifico para irme de aquí de un solo vuelo. Quiero ser capaz de romper mis ataduras a punta de trabajo y noches de baile y alcohol. Pienso que si pongo la música que me gusta muy fuerte puedo llegar a olvidarme de todo lo que me persigue. Las mañanas que amanecen con el estómago estrujado y sin sol me generan la pregunta, qué tan lejos puedes irte de ti? Y cómo? Y no se puede, y quiero quedarme en este suelo de esta tierra que se revuelca de dolor junto con ella. Quiero hacerle cariños, quiero darle besos a mi hombre, cocinar un rico plato caliente, comerlo viendo tv con él.

Él es mucho mejor que yo. Es pausado, es analítico. Es capaz de entender una situación en segundos y decir algo inteligente al respecto. Apacigua mis furias, despeja mis temores, relaja mis dudas, acrecienta mi confianza. Besa mis manos y mi espalda, me sirve el café, lava mis platos sucios, cuando tengo pesadillas ni me entero, porque susurra despacio en mi oído dormido y convierte a las brujas feas que me asustan en hadas nobles que me cumplen los deseos. Yo, creo, le alegro los días, musicalizo sus horas, caliento su cama. Le saco sonrisas, le hago pronunciar palabras buenas como amor, cielo, futuro. Lo acompaño, le digo que es guapo, que es inteligente, que me gusta. No sé si lo entiendo completamente pero tampoco sé si le hace falta alguien que lo haga porque él parece hacer ese trabajo perfectamente sin necesidad de nadie. Se conoce bien, a diferencia de mí, que me voy enterando día a día, gracias a él, de quién soy yo.

deseos

Se le han cumplido los deseos cada vez que los pide los días sin luna. Justo cuando ladra un perro chusco y una cucaracha es pisada por una mujer de tacones altos.

Ahí.

Los pide y se hacen realidad

Ella me ha regalado un libro muy azul.

Mi libro nuevo de tapa azul

Me habla de mares, cuñas y aletas.

Me salpica la espuma helada, los ojos de sal.

Pestañeo. Parpadeo.

Yo en mi cama, estornudo.

En la página 4 me encuentro con 5 minutos de horizonte.

No estoy segura de estar entiendo y me hago una idea:

Estoy en un bote sobre el mar helado que poco a poco me acerca a la isla que fue cárcel.

El viento enrudece mi pelo. Mi nariz está húmeda.

Es un momento divino de soledad. Y yo estoy sumamente aburrida.

Este libro es demasiado azul.

gatos

Tengo un gato negro, un gato escurridizo. Siento sus patitas andar a lo lejos, escucho sus maullidos, pero nunca logro verlo. Yo le dejo comida, le pongo agua, y cada tanto me acerco a su caja de arena y la limpio. No sé en qué momento aparece para usarla, es como un gato fantasma. Escudriñar con el rastrillo entre las piedrecillas blancas para recoger lo que el gato ha dejado es mi manera de estar cerca de él durante el día. Por las noches, cuando me meto a la cama, le dejo un pequeño espacio y me duermo. Al despertar por la mañana, encuentro pelusas negras a mi lado y la manta aún tibia. Por eso le limpio el baño, por eso le sigo dejando comida. Sé que en las noches volverá para cuidar de mí y de mis sueños hasta que la luz se filtre por la cortina y desaparezca una vez más.

martes, 26 de octubre de 2010

Decepciones


dicen que gobernar es difícil, pues anda que votar ... lo es más. Cierto que lo del voto es una tarea corta, unos segundos cada dos años o así. Lo malo es que es un trabajo en el filo. No hay vuelta atrás. Si uno se equivoca, ... a pechar con tu responsabilidad por lo que resta de mandato.
Pobres de los que votaron a Suárez pensando que era un continuista del régimen, ¿y de los que se manifestaban contra la OTAN minutos antes de votar a González?. Qué decir de los que esperaban que Aznar echase atrás el aborto ..., y luego, ¿qué cara pusieron cuando vieron al líder negociar con ETA?. De ZP, poco que decir, éste nos ha puesto de acuerdo a todos, votantes y no votantes. Un referéndum para echarle de su escaño llevaría a las urnas a gente que no se ha acercado a un colegio electoral en su vida. Quizá sería el voto más fácil de nuestras vidas.


Escudriñando hacia el último día que hubo un político en condiciones vamos a tener que rebuscar en los libros de Historia Antigua, donde, por cierto, he encontrado esta joya de la Historia de la Música "Rollin´Stone" con Muddy Waters.

domingo, 24 de octubre de 2010

is Punk not dead?



Para comparar cómo le ha ido el paso de los años a uno de estos temas, ahí va "Blitzkrieg Bop" en directo con Los Ramones>

sábado, 23 de octubre de 2010

La decima

Hemero Froilo.... 2009 Gracias Pedro..

jueves, 21 de octubre de 2010

Círculos de amistad

hace unos meses apareció un artículo de Robin Dunbar en "The Times" referente a la cantidad de gente que podemos considerar"amigos". Quizá hayáis oído hablar de él porque tuvo bastante recorrido al usar como sujeto de estudio los "amigos de Facebook". En un estudio cuantitativo del término, hablaba de una cantidad máxima de personas de cuyas vidas podemos tener cierto conocimiento, a la vez de tenerles aprecio y hasta cierta confianza. Pues bien, el máximo de personas que podríamos tener "controladas" como amigos sería de 150. Es importante reseñar que los estudios antropológicos que inspiran el artículo "How many Facebook friends is too many?" ponían este máximo basándose en la capacidad humana de establecer relaciones y en la memoria para recordar las interacciones entre el resto de miembros del grupo.

Este círculo es dinámico, es decir, lejos de coincidir con la teoría del círculo de confianza, (tan desarrollada en el cine, en comedias como "Los padres de ella" o en pelis de suspense como "La tapadera"), donde el grupo es cerrado y sólo puede estarse "dentro o fuera, nunca en el borde", esta otra teoría admite que los amigos se renuevan constantemente a lo largo de la vida, dejando entrar y salir a a parte de esos "150 elegidos" tantas veces como queramos, sin ser ello mejor o peor para el poseedor de todos esos amigos.

Ha de quedar claro que los científicos no hablan de calidad de los amigos, sino de cantidad. Habrá gente afortunada que entre esos 150 encuentre un par de ellos dispuestos a dar su vida por uno, diez más que confían ciegamente en él y incluso cincuenta que pudieran prestarle una cierta cantidad de dinero ... el resto serán, con toda probabilidad gente que se alegra de verte una vez al año y que recuerda tu cumpleaños porque lo lee en la agenda. Quizá os reunáis todos un par de veces en la vida en bodas, bautizos y comuniones, pero luego pasarán muchos meses sin ni siquiera dedicaros un recuerdo. También habrá gente con 1000 amigos en Tuenti de los que únicamente conoce el "nick".
En cualquier caso, unos y otros, después de leer esto habremos hecho un rápido cálculo mental de nuestro círculo, sumando un par de decenas de familiares, los del curro o ex-curro y los "del pueblo", más compañeros del cole o la universidad y sus respectivas parejas ... ¡oye, voy a tener que echar cuentas para llegar a los 150!

Mientras cuento y recuento, voy a poner la canción de hoy:

"Walking on thin ice" con Yoko Ono

miércoles, 20 de octubre de 2010

Constantino ¿el Grande?

es curioso cómo se puede vulnerar la Historia por el mero hecho de documentarse mucho. ¿Extraño? me explico: oyes en el colegio que tal o cuál fue un buen tipo y que hizo esto y lo otro, y uno se queda con la idea de que áquel sujeto fue la leche, que hubieras querido ser como él, que ojalá hubieran nacido más sujetos similares. Luego, andando el tiempo, en la Universidad, te dicen que sí, que efectivamente fue un buen tipo porque consiguió lo que quería, aunque fuese a costa de llevarse unos miles de personas por delante. Uff, ya empieza a dar vueltas la mosca detrás de la oreja.

Con el tiempo lees y contrastas, y descubres que te vas haciendo una idea propia sobre el personaje, mezclando claros y oscuros de muy diversas fuentes. He aquí andando los años un personaje muy distinto del que te explicaron en el colegio, o en la facultad o en cualquiera de los libros leídos.

Total que la imagen del personaje en cuestión ya nunca se parecerá a la que le daba el espejo, eso fijo, pero es que tampoco se parecerá a la que dan ninguno de los libros leídos. Y los que por mi boca averigüen algo sobre aquél señor recibirán a su vez una imagen sesgada del mismo. ¡Qué cosas!

Por poner un ejemplo, hablaremos de un señor romano, o bizantino, que en eso tampoco se ponen de acuerdo. Este señor se llamó Constantino , alias el Grande, y vivió del año 280 al 337. En el cole me dijeron que este señor había sido importante por haber sido el primer gobernante católico, y quien terminó con las persecuciones a los cristianos en Roma.

Durante mucho tiempo tuve una gran imagen del amigo Constantino, más aún cuando en la Universidad aprendí que sus reformas en las instituciones romanas restauraron el brillo del imperio. Lo malo es que desde entonces he leído que llegó al poder tras una guerra civil en la que no demostró precisamente su deportividad con los vencidos. También sé ahora que el caballero no era católico, ni siquiera está claro que fuera cristiano, y sí muy supersticioso. Con el papa de entonces no se llevó demasiado bien e incluso fue bautizado por un arriano, cuya herejía había sido condenada en el Concilio de Nicea unos años antes. Para terminar el cóctel, se dice, se cuenta, que el emperador, a Dios rogando pero con el mazo dando, mandó matar a su mujer Fausta por adulterio y a su hijo Crispo por rivalidad política.

¿Qué pensar de Constantino? chicos, ni idea, pero si llego a saber tanto de él cuando estaba en el cole, habría suspendido la asignatura. Seguro.

Hala, ya os he soltado el rollo. Me voy a dormir con la canción que me lleva rondando todo el día:

House of rising sun, con los Animals

lunes, 18 de octubre de 2010

Agitando mi conciencia

es difícil ser generoso. Ni siquiera hablo de serlo a todas horas. Es difícil tan sólo dejar de pensar en uno mismo un rato al día.

Invertir unos minutos en el bienestar de la gente que nos rodea, ayudarles, divertirles, apoyarles, no asegura un retorno inmediato, más bien es a veces un sacrificio, pero quizá a la larga dé satisfacciones.

Y digo esto porque me molesta darme cuenta de que este zorro, o alguno de los que me rodea nos ponemos a nosotros mismos en el primer lugar de la lista de prioridades incluso en las cosas más nimias. Ser codicioso en lugar de solidario, es sin duda una actitud natural. Pero también es cierto que esa actitud viene de la parte más animal del ser humano y me da la impresión de que todo lo malo que veo en la tele, en la oficina, en mi entorno, viene de ese maldito instinto acaparador que nos legaron miles de años de supervivencia.

Quizá sea filosofar en exceso y quizá también sea una conclusión injusta pero desde luego creo que el acto más avanzado de evolución humana es la generosidad. Aunque, quizá lo que ahora está de moda es la involución, no sé.


Para animarnos a regalar un poco de lo que tan celosamente guardamos, una canción alegre: Down under - Men at work

martes, 12 de octubre de 2010

Desasosiego

Pasear entre las hileras de cruces de un cementerio militar y descubrir que delante de cada cruz figura la edad de un crío, deambular por los barracones de un campo de concentración intentando quitarme de la piel la atmósfera de horror, o contemplar las fotografías de la huida de miles de refugiados con sus particulares tragedias guardadas en sus miserables hatillos … todas estas experiencias me hacen más pequeño.

Siento un desasosiego brutal al estar en un sitio donde se asesinó a gente. Ahora son lugares de homenaje, custodiados y cuidados por personas que viven en los alrededores, hijos y nietos de los que estuvieron allí en los momentos del horror. Yo miro los rostros de esa gente tratando de adivinar qué sienten ellos, viviendo apenas a unos cientos de metros un pozo de muerte y siento que no soy muy diferente a ellos. Sospecho que de haber vivido entonces no hubiera tenido cojones para cambiar nada.

Vuelvo a mirar hacia las tumbas y me pregunto, cómo sería la cara de aquél soldado de 20 años que vino a morir a miles de kilómetros de casa ¿cómo hubiera sido su vejez? Quizá triste recordando la barbarie, o quizá alegre rodeado de la gente que ama y formando parte del paisaje de su ciudad o aldea … Da igual, cuando acabe de escribir este post me olvidaré de la mala hostia que me entra al publicarlo, y me iré a tomar una cerveza con los amigos del pueblo, a hablar de vanalidades mientras probablemente en algún lugar del mundo hoy se están cavando tumbas no tan bonitas ni ordenadas como las de Normandía, y estarán metiendo personas en mataderos y desde luego las colas de refugiados seguirán pintando el paisaje de miseria en algún sitio remoto … pero, mientras tanto, yo me quejaré de que la calidad de los pinchos en el bar no es la que era.

lunes, 11 de octubre de 2010

Carteiro ATV





El Maestro nos decía, nos guiaba, desbrozaba, eslingaba. Nosotros los claritos en cuad nunca tanto miedo pasamos..... pero lo pasamos de p.m. Gracias por tanta paciencia y tambien por las fotos que tomo prestadas..... En esta pagina de Foro MTB está como se hizo

sábado, 9 de octubre de 2010

No va más. Btt SFXI






CC Correcamiños organizó un evento con denominación de origen Monte de Lugo Penarrubia .A gustado mucho, se combinó todo para un día con magia. El margen de mejora es estrecho, porque hay muchas variables..... imagina el mismo recorrido en mojado, por sitios ni a pie lograríamos pasar sin probar el suelo.
Según los comentarios en Foro MTB no cabe duda, a la altura de las mejores, con personalidad propia, encontramos el filón. Sabemos que la gente que pedaleo cientos de marchas, encontró en la San Froilan una mezcla de esencias para conseguir una pocima de btt casero 100%, no tenemos alta montaña, no tenemos hayedos, no tenemos oregano.... pero tenemos pinares, carballeiras, congostras, xesteiras, solo con fozar un sendero por estos sitios nos sentimos en el paraiso. Sumarle el entorno de Los Robles a orillas del rio Miño de pelicula, el clasico pulpo a feira de manjar principal con unos entrantes, destacando entre ellos una empanada exquisita. La climatologia nos ayudó a bordar una jornada de fiesta.
El reportaje grafico de Delmo causa sensación, por ser de gran calidad. Las de esta pagina son de RX8, con el club más numeroso.

martes, 5 de octubre de 2010

Tamayo y Sáez

hasta junio de 2003, Tamayo y Sáez eran dos apellidos sin más, que como mucho evocaban al teólogo Rufino Tamayo y al no muy exitoso seleccionador de fútbol Iñaki Sáez. Hoy casi cualquiera, y eso que han pasado ocho años, recuerda ambos apellidos por lo que supusieron en la trama del "tamayazo". De las caras de ambos sujetos casi nadie se acuerda, salvo de que eran duras, muy duras.

Antes de estos dos elementos (iba a poner chorizos, pero este extremo no está confirmado en los tribunales) ya se había inventado el transfuguismo, bien lo sabe Viriato. Con todo, ellos lo llevaron a la perfección. "Vini, vidi, vinci" en su más cutre expresión, nadie les conocía ni se les esperaba. En un mes escaso dejaron en evidencia la miopía política del inefable Simancas y demostraron lo fácil que es manipular la voluntad popular cuando los escrúpulos se quedan en el banquillo. Por el camino, consiguieron que Esperanza Aguirre ganara las elecciones en la Comunidad de Madrid, lo que, visto la talla del oponente, casi fue un alivio.

¿Qué será de esta gentuza? no sé, pero fijo que dinero no les falta. Pues bien, os garantizo que hay
bichos de estos en todas las administraciones, esperando a que alguien les unte convenientemente y la voluntad popular se convierta en escorzo.

Por cierto, ahí va la foto de los susodichos. Es conveniente conocerla, por si os los encontráis a una distancia poco prudente.



Tamayo y Sáez

hasta junio de 2003, Tamayo y Sáez eran dos apellidos sin más, que como mucho evocaban al teólogo Rufino Tamayo y al no muy exitoso seleccionador de fútbol Iñaki Sáez. Hoy casi cualquiera, y eso que han pasado ocho años, recuerda ambos apellidos por lo que supusieron en la trama del "tamayazo". De las caras de ambos sujetos casi nadie se acuerda, salvo de que eran duras, muy duras.

Antes de estos dos elementos (iba a poner chorizos, pero este extremo no está confirmado en los tribunales) ya se había inventado el transfuguismo, bien lo sabe Viriato. Con todo, ellos lo llevaron a la perfección. "Vini, vidi, vinci" en su más cutre expresión, nadie les conocía ni se les esperaba. En un mes escaso dejaron en evidencia la miopía política del inefable Simancas y demostraron lo fácil que es manipular la voluntad popular cuando los escrúpulos se quedan en el banquillo. Por el camino, consiguieron que Esperanza Aguirre ganara las elecciones en la Comunidad de Madrid, lo que, visto la talla del oponente, casi fue un alivio.

¿Qué será de esta gentuza? no sé, pero fijo que dinero no les falta. Pues bien, os garantizo que hay
bichos de estos en todas las administraciones, esperando a que alguien les unte convenientemente y la voluntad popular se convierta en escorzo.

Por cierto, ahí va la foto de los susodichos. Es conveniente conocerla, por si os los encontráis a una distancia poco prudente.



viernes, 1 de octubre de 2010

Volver al principio


es curioso como podemos pasar horas argumentando para simplemente concluir en lo más básico. Ira, amor, poder, propiedad ..., mirad a vuestro alrededor y veréis como hasta los personajes más complejos se guían por instintos simples. Alucinante, y obvio a la vez: 100.000 años de rutina no se cambian así como así.