sábado, 5 de febrero de 2011

Quero ir lonxe

(by Maismar)
(by Gundi)
Que ganas ye teño....

viernes, 4 de febrero de 2011

¿por qué?


cuando llegué a 8º de la antigua EGB (Educación General Básica), hoy 2º de la ESO (creo) ya llevaba dos años recibiendo clases de Historia. Egipcios, Romanos, el Medievo, los Tercios de Flandes, ... habían pasado ante mis ojos. Ese año se comenzaba con la Revolución Francesa y el profesor, que también nos daba francés, nos hizó aprender la Marsellesa. Napoleón nos fascinó y aún más lo hicieron las hazañas de nuestros valientes compatriotas en la Guerra de la Independencia. Daoíz, Velarde, Palafox, hicieron huir en nuestra imaginación a los húsares y dragones del imperio. Después, nos tiramos el resto del año aprendiendo aburridas sucesiones de gobernantes españoles, intercaladas por golpes de estado de lo más variado ("pronunciamientos") y asesinatos políticos de toda índole. Entonces ya me gustaba la Historia y toda esa sucesión de datos me sobró y bastó por ese año. Entendí que la Historia de España acababa en el General Primo de Rivera y su dictadura de los años veinte.

Unos años más tarde, en BUP, sucedería algo parecido. Otra vez la Antigüedad y la Edad Media, más detalladas si cabe en cuanto a su organización política y social. Despúes, los sucesivos dominadores del mundo, la España donde nunca se ponía el sol, la Francia de Luis XIV, los grandes descubrimientos, la Inglaterra victoriana, Alemania e Italia unificadas, la primera Guerra Mundial y ya. Para entonces ya sabía por lo que había oído en casa y en la TV que en España había habido una Guerra Civil, que habían ganado "los nacionales" y que desde entonces Franco nos había gobernado.

En el colegio de curas donde cursé COU, justo antes de entrar a la Universidad, tampoco se habló de la Guerra Civil, y eso que una de las asignaturas, "Historia Contemporánea" abarcaba sólo desde mediados del XIX a la actualidad. Supe quiénes eran Lenin, Stalin, Chamberlain, Roosevelt o Churchill, pero nada de sus coetáneos españoles. Lo más que aprendimos fue que existió una II República con nombres como Niceto Alcalá Zamora o Azaña. Stop de nuevo y chitón a las preguntas sobre el tema.

Así termine mi etapa estudiantil pensando que la "guerra civil" había sido algo bastante gordo y desde luego que nadie parecía estar interesado en que los jóvenes supiésemos algo sobre sus causas y desarrollo. En el pueblo, lo mismo "- hijo, no hables de política fuera de casa" decía a veces mi abuelo. En la ciudad, poco más. Nuestros padres tampoco sabían nada. Sólo que la postguerra había sido dura y que tuvieron algunos tíos y abuelos que murieron en el frente.

Hoy, tras haber leído, estudiado y oído mucho sobre la guerra civil que asoló España y que dejó cientos de miles de muertos, todavía hay poca gente que tenga realmente datos sobre aquellos años. Conozco personas que conocen las batallas de la II Guerra Mundial de memoria y sin embargo no son capaces de nombrar ni un par de generales de cada bando en la guerra civil.

¿Por qué ocultamos lo que sucedió?

"Un pueblo que no conoce su Historia está condenado a repetirla"

miércoles, 2 de febrero de 2011

Un Cuento y Una Fotografía

PARA DARLE FIN A DICHA HISTORIA (#4)

A Luis(ito) Quirós

Llueve más sobre el tiempo que sobre la tierra.
Carmen Naranjo





Tiene en las manos una fotografía en que aparece junto a ella. Se ven felices. Como si fuera para siempre.
El día es oscuro.
Caen las primeras gotas de lo que parece, será una extensión del diluvio universal.
¿Se verán nuevamente? ¿Cómo reaccionará(n)?
Recuerda la única carta que recibió de ella y le parece tan ajena / lejana.
Llueve a torrenciales.
Viene a su mente aquello de con vos he aprendido cosas nuevas y recuperado otras que, creí, estaban perdidas en mi vida y la hacen mejor día con día...
Llora mientras maldice su estupidez.
La lluvia rompe sombrillas y paraguas.
Acepta que no la volverá a ver. Nunca.
Tiene un vaso lleno de guaro en la mesa en que puso la fotografía. Ya no le parece que se vean felices.
Toma el vaso y camina hasta su cuarto. Abre una gaveta. Bebe. Coge varias pastillas. Se las toma. Termina de beber y se sienta sobre la cama. Repite en alto el nombre que pensó, repetiría eternamente y se aferra a su derrota.
La lluvia aumenta en agresividad.
Afuera un taxi se detiene. Ella baja. Abre su sombrilla. El taxi arranca con la velocidad necesaria para intentar esquivar la lluvia.
Su vista empieza a nublarse.
Ella toca el timbre mientras sus nervios compiten con la lluvia.
Escucha desde muy lejos.
Suena el timbre nuevamente.
Deja de llover.

byron espinoza

*********
Otros laberintos escondidos en la luz.
Fotografía Intervenida.
2010.

martes, 1 de febrero de 2011

Documental Embajada de España a 31 años

¡todos a la cárcel!


- siiiii, digameeeeé, prisión de Estremera
- hola, estoooo, llamaba pa que suelten a Fulanito Cortaorejas.
- ah, ¿Zutanito dice?
- no, he dicho a-Fu-la-ni-to
- ahh, ya decía yo. Zutanito es el director, ja, ja. O sea que liberar a ... ¿me puede deletrear?
- Sí claro F-U-L-A-N-I-T-O C-O-R-T-A-O-R-E-J-A-S
- ¡más despacio, por favor!
- ... -T--O C--O--R--T--A--O--R--E--J--A--S
- vale. Listo. Ya está liberao el pollo. ¿Algo más?
- no, con esto voy servido. Gracias señorita.
- de nada. Adióooooooss


(de una manera similar pero a través de fax se puede liberar a un delincuente de una cárcel de este país. Eso sí, para inscribir a tu hijo en el registro tienes que presentar lo que no está escrito. Y si no estás casado ... mejor te vas con un abogado).