martes, 1 de febrero de 2011

¡todos a la cárcel!


- siiiii, digameeeeé, prisión de Estremera
- hola, estoooo, llamaba pa que suelten a Fulanito Cortaorejas.
- ah, ¿Zutanito dice?
- no, he dicho a-Fu-la-ni-to
- ahh, ya decía yo. Zutanito es el director, ja, ja. O sea que liberar a ... ¿me puede deletrear?
- Sí claro F-U-L-A-N-I-T-O C-O-R-T-A-O-R-E-J-A-S
- ¡más despacio, por favor!
- ... -T--O C--O--R--T--A--O--R--E--J--A--S
- vale. Listo. Ya está liberao el pollo. ¿Algo más?
- no, con esto voy servido. Gracias señorita.
- de nada. Adióooooooss


(de una manera similar pero a través de fax se puede liberar a un delincuente de una cárcel de este país. Eso sí, para inscribir a tu hijo en el registro tienes que presentar lo que no está escrito. Y si no estás casado ... mejor te vas con un abogado).