viernes, 5 de septiembre de 2014

El zapato perfecto para una persona con diabetes

Quizás las dos molestias mas importantes que sufren las personas con diabetes son: la perdida de sensación en algunas partes del cuerpo debido a la neuropatía, y los problemas circulatorios, especialmente en las extremidades (pies y manos). Por estas razones, el cuidado de los pies, es fundamental. En realidad, para una persona con diabetes, sufra o no de neuropatía o pobre circulación, es importante contar con los zapatos adecuados, tanto en el estilo o preferencia personal, como en las características que deben tener para ajustarse a las exigencias de la diabetes. A continuación, Diabetv te hará unas recomendaciones que podrías tomar en cuenta al comprar un nuevo par de zapatos:

  • Solo porque tengas un buen control de la diabetes no significa que no debas cuidar tus pies. Selecciona zapatos que proteja los pies de irritaciones, infecciones o ampollas. Es mejor ir a la zapatería en la tarde porque los pies tienden a hincharse a lo largo del día y te permitirá escoger mejor el tamaño del zapato para obtener una mejor protección.
  • Prefiere los zapatos que te cubran todo el pie. La exposición de los talones y los dedos aumentan la probabilidad de que ocurran infecciones o heridas. Las personas con diabetes deben evitar zapatos abiertos aunque pueden usar sandalias o zapatos altos ocasionalmente. Cuando los uses, revisa tus pies con frecuencia por varios día después de haberlos usado y trata de que sea por periodos breves. Claro, esto es valido para personas que no tengan neuropatías o complicaciones de circulación sanguínea.

  • Imagen 1.
Es importante que los zapatos cumplan con ciertas especificaciones de calidad. Tales como:
  • Cierre ‘mágico” o ajustable y material suave. Un cierre ajustable permitirá regular el zapato al pie para obtener el mayor confort. Un material flexible brindara aun mayor comodidad sobre todo si se inflama un poco al final del día.
  • Prefiere los zapatos anchos en la punta. Los zapatos muy estrechos en la punta pueden comprometer la circulación, lo cual, como hemos dicho, no es bueno en casos de diabetes.
  • Tacones bajos. No es recomendable que los tacones tengan una altura superior a 5 cm ya que aumenta la presión sobre los talones y los pies, en general.
  • Que tengan suelas tipo cojines internamente y recubrimiento duro en la parte superior. La suela interior aliviara la presión sobre los talones y un recubrimiento duro te protegerá de posibles golpes u objetos punzantes que puedan herir tus pies.
Imagen 2:
http://www.calzadoscomodos.com/
Para las personas que ya estén padeciendo de neuropatías o pobre circulación, es preferible que usen zapatos terapéuticos especialmente diseñados para ellos. Estos zapatos son diseñados por un Podiatrista para un máximo confort y protección.

En todo caso, Diabetv te recomienda que, no importa cuan bien tu manejes la diabetes, haz que el Podiatrista revise tus pies una o dos veces al año y determine los riesgos de que padezcas complicaciones en los pies. Pero, aun cuando no lo hagas, tu mismo revisa tus pies con frecuencia para detectar algún signo de complicación y asegúrate de comprar zapatos que sean satisfactorios y acordes con tus gustos y con la salud de tus pies.


Imagen 3








Publicado en http://blogesp.diabetv.com/el-zapato-perfecto-para-una-persona-con-diabetes/