jueves, 10 de julio de 2014

Las personas atractivas son menos propensas a enfermarse, según estudio

Jueves 10 de Julio de 2014 - 12:28

Imagen
Según un estudio de la Universidad de Cincinnati publicado en la revista 'Evolution and Human Behaviour', las personas atractivas son menos propensas a contraer enfermedades como el asma, la diabetes o la hipertensión.

Este estudio, que relaciona la atracción con la buena salud, muestra que cuanto más atractivas son consideradas esas personas, menos tendencia tienen a sufrir problemas de salud como colesterol o depresión. Además se sienten más sanos y tienen una mejor salud mental a lo largo de su vida.

Estos resultados se basan en el seguimiento a 15.000 hombres y mujeres de entre 24 y 35 años, una muestra representativa de la población estadounidense, que fueron seguidos durante diez años. El estudio incluyó entrevistas, cuestionarios cara a cara y el análisis del historial médico de los participantes. Otros estudios se basaban en las opiniones sobre el atractivo utilizando fotografías o vídeos. Este, en cambio, utilizaba opiniones de los participantes basadas en encuentros cara a cara.

Los investigadores exponen en sus resultados que el atractivo puede transmitir el tener buenos genes y ser una señal de buena salud, por ello aumenta la probabilidad de tener descendencia sana.

Cinco categorías para clasificar el atractivo

Los hombres y mujeres que participaron en el estudio se clasificaron en cinco categorías: muy poco atractivo, poco atractivo, normal, atractivo y muy atractivo.
Imagen
Existían enlaces directos entre el atractivo y el menor riesgo de tener una mala salud. En los hombres calificados como muy atractivos se reducía en un 13% el riesgo de tener el colesterol alto, un 20% la probabilidad de sufrir presión arterial alta, un 15% el riesgo de tener depresión, se disminuía en un 23% la probabilidad de ser diagnosticado de TDHA o era un 21% menos probable ser tartamudo.

Las mujeres más atractivas, por su parte, eran un 21% menos propensas a tener presión arterial elevada, un 22% menos propensas a tener diabetes, tenían un 12% menos de probabilidades de tener asma, un 17% menos de riesgo de ser tartamudas o un 13% menos riesgo de tener tinitus.

Tanto los hombres como las mujeres más atractivos estuvieron menos días de baja por enfermedad y tenían un número más reducido de diagnósticos de enfermedades crónicas o trastornos psicológicos. Para los investigadores estos hallazgos apoyan la teoría de que el atractivo es un marcador de genes sanos.
Imagen





Publicado en http://www.ecuavisa.com/articulo/noticias/internacionales/71039-personas-atractivas-son-menos-propensas-enfermarse-segun