viernes, 30 de mayo de 2014

"La sanidad no es un privilegio, sino un derecho de todos los ciudadanos"

viernes, 30 de mayo de 2014
Andoni Lorenzo Presidente de la Federación de Diabéticos Españoles (FEDE)
Durante los próximos cuatro años, Andoni Lorenzo, presidente de la Federación de Diabéticos Españoles (FEDE), trabajará duro para conseguir que las personas con diabetes tengan las mismas oportunidades en el acceso a los tratamientos y aumenten su calidad de vida, tal y como aseguró a GACETA MÉDICA.


Pregunta. ¿Qué supone para usted ser presidente de FEDE?

Respuesta. Primero, una enorme satisfacción por haber sido elegido por los presidentes de las federaciones autonómicas y, segundo, no puedo ocultar que sentí un cierto nerviosismo, sobre todo al principio, por la gran responsabilidad que supone ser el representante de los derechos de cinco millones de personas en España. No obstante, lo afronto con mucha ilusión y entusiasmo por todo el trabajo que tenemos que desarrollar en los próximos cuatro años.

P. ¿Cuáles son sus principales objetivos a corto y medio plazo?

R. Estamos trabajando para crear la especialidad de educación diabetológica, puesto que una población tan numerosa con diabetes requiere un tratamiento más especializado. También trabajamos en la mejora de la coordinación y la comunicación entre las diferentes federaciones autonómicas, que para nosotros es crucial. Finalmente, destacar que estamos valorando la puesta en marcha de un proyecto sobre el análisis de la situación de las asociaciones de diabetes en España. Queremos conocer de primera mano cuál es hoy en día su realidad, porque cualquier mejora que consigamos redundará positivamente y de manera directa en el paciente.

P. ¿Qué papel juega FEDE en el SNS?

R. Somos el ente que, a nivel nacional, representa a los más de cinco millones de personas que tienen diabetes en nuestro país y de ahí a que en cualquier estrategia o decisión que afecte al colectivo debamos colaborar conjuntamente y de la mano con la administración pública, así como con los servicios sanitarios para la mejora en el tratamiento y calidad de vida de las personas a las que representa FEDE.

P. ¿De qué modo puede contribuir FEDE a la mejora de la calidad de vida de las personas con diabetes?

R. La principal función de FEDE es trabajar por los derechos y la calidad de vida de los pacientes con diabetes y, para ello, un elemento que no podemos descuidar es nuestro trabajo diario de estar en perfecta y continua comunicación con todas las organizaciones relacionadas con el paciente con diabetes. De ahí, que establecer estrategias comunes con sociedades médicas y con otras federaciones de patologías crónicas sea fundamental, e la búsqueda de mejores tratamientos, incremento de la calidad de vida de los pacientes y asesoramiento sobre cualquier cuestión que afecte al paciente.

P. ¿Qué expectativas se tienen en cuanto a nuevos tratamientos?

R. Se están produciendo avances importantes, pero todo va muy lento, ya que se está en fases muy incipientes. Si bien las expectativas son prometedoras, debemos ser cautos y conscientes de que los resultados vendrán a largo plazo. Hace años, por ejemplo, se hablaba mucho de las células madre y de una posible cura a través de ellas y, aunque no lo descartamos, creemos que tardará unos años en ser una realidad. En la actualidad, los mayores avances vienen desde el ámbito de la tecnología y, en este sentido, destacan los nuevos medidores de glucosa con múltiples funciones, las bombas de insulina más avanzadas tecnológicamente y los sensores continuos de glucosa. También se está avanzando mucho en lo relativo al desarrollo de nuevas insulinas, que contribuirán a faciliar el tratamiento del paciente.

P. ¿Existen desigualdades en el acceso a tratamientos entre CC. AA.?

R. Quizás la palabra desigualdad no suena muy bien, pero es cierto que hay realidades distintas. El hecho de que la sanidad esté descentralizada y su definición concreta dependa de cada comunidad autonóma hace que vivir en una u otra región ponga a disposición del paciente diferentes alternativas y distintos tratamientos para el abordaje de su patología. Lógicamente, esto no debería ser así, puesto que crea realidades diferentes, algo que no tienen sentido en un país como España. Desde luego es un problema al que debemos buscar solución entre todos.

P. ¿Ha deteriorado la crisis la asistencia de los pacientes con diabetes?

R. Una de las cosas que hemos detectado desde FEDE es que la Sanidad no se puede traducir como una cuenta de resultados de pérdidas o ganancias como en las empresas, pero por desgracia lo que últimamente vemos es la justificación de ciertas actuaciones por motivos y cuestiones económicas. La sanidad no es un privilegio, sino un derecho de todos los ciudadanos. Así que, desde FEDE, vigilamos para evitar que no se baje la calidad de la atención que recibe el paciente.

P. ¿Cuáles son las tareas pendientes?

R. Tenemos muchos temas sobre la mesa. Hay que realizar una perfecta radiografía de las asociaciones en España, conseguir la especialidad de educación diabetologica y definir claramente los intereses de nuestro colectivo para traducirlos en objetivos.


Publicado en http://www.gacetamedica.com/noticias-medicina/2014-05-30/politica/la-sanidad-no-es-un-privilegio-sino-un-derecho-de-todos-los-ciudadanos/pagina.aspx?idart=839268