domingo, 25 de mayo de 2014

Óscar Cornes, primer niño trasplantado de hígado en Galicia hace dos décadas

PRIMER NIÑO TRASPLANTADO DE HÍGADO

Óscar Cornes: "Me pregunto cómo sería el donante que me devolvió la vida a los 14 años"

  • Óscar Cornes, primer niño trasplantado de hígado en Galicia hace dos décadas 
  • Siempre estuvo sano hasta que ingresó moribundo en el antiguo Xeral de Galeras
  • A los 18 necesitó otro órgano

MAR MERA SANTIAGO

"Nunca tuve ni un catarro. Mi madre me recuerda muchas veces que desde que nací siempre estuve sano". Sin embargo, esa salud de hierro cayó en picado en 1994 cuando el compostelano Óscar Cornes Vieito tuvo que ser ingresado, moribundo, en el antiguo hospital Xeral de Galicia, en Galeras, en Código Cero al quedarle como única salvación un trasplante de hígado urgente. Fue operado y así se convirtió, sin saberlo, en el primer niño que era receptor de este órgano en Galicia.

Hoy, Óscar, de 34 años, soltero y que hasta que quedó en paro hace tres años trabajaba en una gasolinera, goza de buena salud. Eso sí, tuvo que volver a pasar por quirófano para otro trasplante cuatro años después del primero.

"Éste funciona perfectamente desde el principio. Los médicos me dicen que está al 98%", comenta mientras aprovecha la entrevista para agradecer la profesionalidad y entrega del equipo de especialistas que le trató desde un principio, alguno de los cuales aún visita para hacerse controles periódicos.

De la primera experiencia, recuerda que fue el doctor Evaristo Varo el que le operó. "De hecho, vino de fuera (Córdoba) para hacer el primer trasplante de hígado que se hizo en Galicia, como me enteré después".