sábado, 10 de mayo de 2014

La evacuación en helicóptero hace posible un trasplante de riñón

LOCAL 10 MAYO 2014 JUANJO OLIVA
La receptora se topó con que no había barco de 12.00 a 14.30, de modo que Inaer actuó de urgencia para llegar.



La rapidez en la evacuación de una paciente renal posibilitó este jueves que la ceutí Samira Laftir fuera trasplantada de un riñón en Málaga dentro de los plazos establecidos para este tipo de intervenciones. De nuevo, la efectividad del helicóptero sanitario de Inaer, compañía contratada por Ingesa para el transporte sanitario aérea de forma provisional, resolvió una urgencia que se enfrentaba a la falta de conexiones marítimas con Algeciras entre las 12.05 y las 14.30. 

“Se encuentra muy bien, ahora mismo está en aislamiento para evitar las infecciones”, explicó Mohamed Ahmed, su marido, desde el Hospital Carlos Haya donde recibió el órgano. Su esposa empezó las sesiones de hemodiálisis en 2011 y llevaba en lista de espera un año aproximadamente.
A la alegría actual, indicó Ahmed, antecedió la inquietud propia por desconocer si llegarían a tiempo a su destino. “Estaba trabajando cuando recibí la llamada, sobre las 11.45 horas. Veinte minutos después estábamos en el Puerto pero no había barco”, señaló la familia de la trasplantada. En caso de que expirara el tiempo máximo para el trasplante, el riñón se asignaría a otro paciente.

La pareja acudió al Hospital Universitario en busca de otra opción de transporte. Aunque, en principio, el equipo sanitario “no tenía muy claro qué hacer”, la mediación de una doctora permitió organizar el traslado de la pareja en ambulancia hasta el helipuerto, recordó el familiar. Sobre las 13.45, el equipo de Inaer recibió el aviso y procedió al desarrollo del procedimiento que finalizó con la entrega de la usuaria a las 15.00 horas en Málaga.
En estos momentos, la adjudicación definitiva del transporte sanitario aéreo se encuentra pendiente de la decisión de un “órgano consultivo superior” encargado de dirimir sobre las ofertas presentadas por Inaer y Ceutahelicopters. “El helicóptero sanitario no es un lujo, es una necesidad ante casos como el nuestro”, aseguró Ahmed, quien agradeció la atención de Ingesa e Inaer.