domingo, 2 de marzo de 2014

La diabetes gestacional también afecta al recién nacido

Esta condición durante el embarazo se relaciona con sobrepeso en bebés y el desarrollo de diabetes

2014-03-01
Agencia ID

Durante el embarazo, de manera natural aumenta el nivel de hormonas y con ellas la glucosa, y si a ello se añade que la madre incluya en su alimentación una gran cantidad de calorías, el riesgo de desarrollar diabetes gestacional es muy alto.

De presentarse esta afectación, los bebés pueden producir insulina en exceso y nacer con hipoglucemia, concentración de glucosa inferior a 70 miligramos por cada 100 mililitros de sangre, que de no ser atendida debidamente en los peores casos podrían ocasionar convulsiones, daño cerebral permanente, coma o incluso la muerte. Así lo explica el doctor Jorge Yamamoto Cuevas, endocrinólogo adscrito a la Policlínica para la Atención de Diabetes (Padim, por sus siglas en inglés), en la ciudad de México.

Por otra parte, cuando la diabetes gestacional no se trata, la glucosa aumenta y con ello la presión arterial, y de llegar a más de 140/90 trae como consecuencia preeclampsia, es decir, falta de oxigenación que puede originar desprendimiento de la placenta, interferencia con el flujo alimenticio y nacimientos prematuros o productos con bajo peso.

El especialista también advirtió que por diabetes gestacional pueden nacer bebés macrosómicos (con peso mayor a cuatro kilos) con alta tendencia a presentar diabetes en promedio a los 10 años de edad. “Además, aproximadamente el 50 por ciento de las mujeres que presentaron diabetes gestacional, al cabo de cinco años posteriores al parto desarrollaron diabetes mellitus”.

A decir del doctor Yamamoto Cuevas, los factores de riesgo para presentar diabetes durante el embarazo son predisposición hereditaria, sedentarismo y obesidad. Señaló a esta última como el principal aspecto a cuidar durante la gestación, principalmente en las mujeres latinas, puesto que tienen mayor pre-disponibilidad genética.

Asimismo, indicó que actualmente por ley toda mujer embarazada entre la semana 24 y 28 de gestación debe realizarse un estudio que determinará la predisposición que se tiene de padecer diabetes gestacional, "lo indique en médico o no", puntualizó.

Este estudio consiste en suministrar una carga de glucosa de 75 gramos para que posteriormente se observe la reacción del organismo con muestras que se toman al minuto cero, a la hora y a las dos horas; lo normal es que en ayuno los niveles de azúcar estén debajo de 92, a la hora sean inferiores a 180 y a las dos horas no rebasen de 153. De lo contrario se diagnosticará diabetes gestacional.

Por otra parte, el doctor Yamamoto Cuevas piensa que si bien el sector público de salud en México está preparado para reaccionar ante estas complicaciones, en las zonas rurales aún existen clínicas que no están preparadas para salvar problemáticas ocasionadas por diabetes gestacional. Explicó que a causa de la falta de conocimiento sobre el tema en algunos sitios al no realizársele el estudio de glucosa se atribuye a enfermedades cardiovasculares las causas de muerte del producto, cuando la verdadera causa del deceso fue hipoglucemia.

Lamentó que aunque las pruebas estén disponibles en la mayoría de los centros de salud de la República Mexicana, las personas no accedan a ellas para hacerse la carga de glucosa “existen muchas personas que no saben qué es la diabetes gestacional, ni que el embarazo es un factor de riesgo para desarrollar diabetes y problemas tiroideos”.

Expuso que cuando las madres son detectadas con diabetes gestacional existen únicamente dos medicamentos para tratarla: metformina o insulina para controlar los niveles de glucosa, aunque la obesidad puede desarrollar resistencia a esta hormona. Explicó que una persona sin diabetes tiene la glucosa con niveles de 70 a 99, pero debido a que durante la gestación es recomendable reforzar los cuidados, en la mujer embarazada el límite más alto debe ser de 92.

El endocrinólogo comentó que en promedio la mujer aumenta 11 kilos durante la gestación, pero cuando una mujer con obesidad se embaraza, el especialista que la trate debe cuidar que no aumente más de nueve kilos. “Entre más alto el nivel de obesidad deberá ser más estricto el control nutricional”.

Finalmente señaló que ante las altas probabilidades de desarrollar diabetes o tener complicaciones por dicha enfermedad es importante que tanto las mujeres que viven con diabetes como las que no la padecen lleven un control nutricional y de glucosa.

Imagen



























(Agencia ID)
Imagen: http://www.opinion.com.bo/opinion/articulos/2012/0129/noticias.php?id=41519
Derechos Reservados © La Capital 2014, que lo publica como http://www.lacapital.com.mx/noticia/29365-La_diabetes_gestacional_tambien_afecta_al_recien_nacido