miércoles, 13 de marzo de 2013

Ejercicios y rutinas: Femorales más duros

En nuestro artículo de musculación de hoy vamos a tratar los . Aquellos músculos de la parte anterior de las piernas.

Esos músculos en muchas ocasiones, junto con el resto de la pierna están marginados del entrenamiento.

Sin embargo, hay que decir que los femorales son músculos excepcionalmente estéticos por cuanto le proporcionan a la pierna una redondez exquisita.

No existen muchos ejercicios para entrenar los femorales de manera específica. Pero los que conocemos son más que suficientes para llevar a cabo un buen plan de entrenamiento de femorales.

Su denominación como bíceps-femoral se debe a su semejanza con el bíceps de los brazos.

La manera de desarrollar unos buenos femorales es siguiendo la rutina que os contamos a continuación.

Femoral en máquina

La camilla de femorales es la más famosa y tradicional para estos músculos. Se ha trabajado desde siempre en la camilla y su efectividad está más que probada.

Podéis comenzar haciendo series largas. Por ejemplo nos iremos a las cinco series de unas quince repeticiones mínimo.

Como dijimos en alguna ocasión, las piernas necesitan mayor carga de trabajo por estar acostumbradas a moverse.

Peso muerto

Con una barra extensa situaremos gran peso a los lado y realizaremos el mismo movimiento que el ejercicio de “buenos días” para lumbares, solo que en esta ocasión mantendremos las piernas rectas y notaremos el “tirón” en la zona femoral.

Realizaremos también unas cinco series de veinte o veinticinco repeticiones.

Jamás dobléis las rodillas haciendo este ejercicio porque entonces estaréis trabajando otros grupos musculares y en menor proporción los femorales.

Silla

En algunos gimnasios podréis encontrar una silla en la que unos rodillos que se empujan con los talones hacia abajo, sirven para trabajar los femorales.

Es una silla bastante cómoda y el trabajo de femorales en esta máquina es más que beneficioso.

Por tanto, si sois de los afortunados que tenéis una máquina de esas en el gimnasio, no dudéis en utilizarla.

Realizad también otras cinco series de veinte repeticiones

Seguid esta rutina y en menos tiempo del que creéis vuestro femorales lucirán redondos y fuertes dibujando unas piernas realmente estéticas y fuertes.