domingo, 16 de marzo de 2008

en una servilleta


cuatro pingüinos
algo del departamento
por debajo del colchón puede que aparezca la tele.
por encima de las hojas queda agua todavía
y cuatro gotas como los cuatro pingüinos besan la tierra y esperan
a que un día se voltee el mundo
y ellos vayan por delante.


*

los dragones estaban alineados en el cielo
frente a frente
rojos, naranjas, gigantes, calientes, decididos.
vi en sus ojos cuatro amaneceres nuevos
llenos
nunca más sólo una mañana.

cuatro amaneceres.
sólo hay que esperar por ellos.

*
en el fondo siempre hay un poco de lo olvidado.