jueves, 4 de septiembre de 2014

Insulina inhalable, una opción para diabéticos

El panorama de la diabetes en México es duro ya que afecta principalmente a personas en edad productiva -de 25 a 44 años- mermando su calidad de vida. A nivel nacional se estima que nueve de cada cien mil habitantes la padecen y 70 de cada cien mil enfermos fallecen a consecuencia de este mal.

En Coahuila la enfermedad afecta al diez por ciento de la población y cobra la vida de más de dos mil personas anualmente, mientras que en Durango cada año se registran alrededor de tres mil 500 nuevos casos.

Además, de acuerdo con reportes de la Secretaría de Salud, Coahuila ocupa el séptimo lugar nacional con casos de diabéticos, lo que coloca a este padecimiento como la segunda causa de muerte de los coahuilenses.

La diabetes tipo 1 se presenta cuando el cuerpo destruye las células del páncreas que producen la insulina. Esto sucede en personas jóvenes que tienen familiares directos que padecen diabetes.

La diabetes tipo 2, por otra parte, es la variante más frecuente de la enfermedad y se desencadena por factores como el sobrepeso, la inactividad y la mala alimentación. En este caso hay altos niveles de azúcar en la sangre pero la grasa en las células y el hígado no responden a la insulina que el cuerpo genera y surgen los problemas en el funcionamiento de los órganos.

Al no controlar la enfermedad se ocasionan complicaciones que causan ceguera o problemas en los riñones y eventualmente la muerte.

EL RIESGO LATENTE

En Coahuila el sobrepeso y la obesidad representan un grave problema, ya que afecta a siete de cada diez personas, contrario a la media nacional que sitúa a tres de cada diez mexicanos con sobrepeso, de acuerdo con cifras del informe del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara de Diputados. La entidad se ubica en los primeros cinco estados con mayor número de personas que tienen “kilos de más”.

La insulina es una hormona que ayuda a las células del cuerpo para que puedan realizar sus funciones, por ello prescindir de ella es caminar hacia el cementerio.

TRATAMIENTO SIN MARCAS

En 2006 surgió la posibilidad de que ser diabético ya no dejara marcas, pues fue en ese año cuando la Comisión Europea aprobó el uso de insulina inhalable como tratamiento para enfermos tipo 1 y 2.

La insulina inhalable es toda una revolución ya que desde el descubrimiento de la insulina en 1920 no se presentaba una alternativa del nuevo siglo. Sin embargo, la Secretaría de Salud en Coahuila recomienda tomarse el asunto con cuidado al recalcar que debe ser un médico quien recete su uso, esto a fin de comprobar que la dosis del inhalador es suficiente para el paciente.

¿CÓMO SE USA?

La insulina inhalable es polvo seco que tiene que ser aspirado por la boca por medio de un dispositivo pequeño y manual que no utiliza baterías. La inhalación debe realizarse antes de comer o 20 minutos después de haberlo hecho. El dispositivo cuenta con una cámara transparente que deja observar cuando el polvo es inhalado. En algunos casos los médicos recomiendan este tratamiento a personas con diabetes tipo 1.

A pesar de su practicidad hay quienes todavía ven a este artefacto con escepticismo.

“Hay diferentes tratamientos para tratar la diabetes, pero la insulina inyectable es la que tiene más tiempo en el mercado, da mejores resultados y no tiene efectos negativos”, comenta la subdirectora de Prevención de la Secretaría de Salud de Coahuila, Martha Alicia Romero.

CONTRAINDICACIONES

El inhalador de insulina no puede ser empleado como reemplazo de los tratamientos de acción prolongada.

Además las personas que tengan enfermedades como enfisema pulmonar y asma no pueden utilizar el inhalador de insulina, ya que existen reportes de pacientes que tuvieron espasmos.

En el caso de las mujeres embarazadas o niños menores de 12 años de edad también se restringe su uso.

Por su reciente aparición aún se realizan estudios para determinar si tiene efectos negativos en los pulmones o el corazón.


Imagen
TROPIEZOS

No obstante lo novedoso de este tratamiento, el 18 de octubre del 2007, a casi un año de su lanzamiento, el laboratorio Pfizer se vio obligado a retirarlo del mercado en España debido a la baja demanda atribuida a su alto costo.

Según se dio a conocer, únicamente el diez por ciento de los españoles lo adquirieron, y sus ganancias fueron de 12 millones de euros, contrario a los dos mil millones que se esperaban.

En Estados Unidos, luego de estudios, la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA por sus siglas en inglés) aprobó su uso para ayudar a los diabéticos a controlar sus niveles de azúcar, mientras que en México se comenzó a comercializar desde junio del 2007 para personas con diabetes tipo 2, también a través del laboratorio Pfizer.

Las prometedoras expectativas con Exubera, nombre bajo el que Pfizer lanzó su producto se hundieron dos años después, lo que representó una pérdida de 2.8 billones de dólares para el gigante laboratorio.

Dos compañías más, la danesa Novo Nordisk, y la norteamericana Eli Lilly, continuaron trabajando en un producto parecido pero eventualmente abandonaron el proyecto.

No hizo lo mismo MannKind Corporation, cuyo desarrollo culminó en Afrezza, una formulación farmacéutica de insulina para inhalación, que fue aprobada en abril de este año por la FDA en Estados Unidos tras una polémica y larga revisión.

Según la FDA, este producto sería útil para un sinnúmero de pacientes, aun cuando su eficacia terapéutica fuese inferior a la de los preparados farmacéuticos de insulina inyectable disponibles en la actualidad, con mayor efecto en los pacientes tipo 1.

El laboratorio se muestra entusiasta ante un panorama que la mayoría vaticina adverso al destacar las diferencias entre el fallido intento de Pfizer y su producto.

Una de ellas es el manejo, que según señalan, es más simple que el de Exubera, cuyo tamaño era aproximadamente el de una pelota de tenis, mientras Afrezza tiene las reducidas dimensiones de un silbato, que cabe perfectamente en la palma de la mano.

Pese a que la insulina inhalable tiene un costo poco accesible, representa una alternativa novedosa para los diabéticos que tienen pavor a las inyecciones o que simplemente desean descansar de los piquetes.

Imagen











Agencia | 04/09/2014

Publicado aquí: http://www.planoinformativo.com/nota/id/345489#.VAj5lPnV8bI