domingo, 7 de septiembre de 2014

Disfunción eréctil, ¿un problema puntual?


Hombre de edad mediana, hipertenso, diabético, con colesterol elevado, sedentario, fumador y obeso o con gran cintura abdominal, es el perfil más extendido del paciente


EUROPA PRESS
07 de septiembre de 2014 12:15

En torno a la disfunción eréctil se han producido muchas creencias equivocadas y mitos que han provocado que, de media, se tarde unos dos años en consultar el problema. «La creencia más extendida es que la disfunción es una situación puntual y que ya pasará», afirma el director de Medicina Sexual de la Clínica Masculina Europea, el doctor Joan Lao Burón.

Hombre de edad mediana, hipertenso, diabético, con colesterol elevado, sedentario, fumador y obeso o con gran cintura abdominal, es el perfil más extendido del paciente, al que se le suele relacionar con el síndrome metabólico. «Este paciente padece disfunción orgánica en el 100% de casos», asegura este experto.

«A partir de aquí podemos jugar quitando o poniendo factores», pero si presenta como mínimo dos de estos elementos, la probabilidad de que padezca o vaya a padecerdisfunción eréctil es muy elevada, destaca el miembro de la comunidad médica Saluspot, quien recuerdan que se debe diferenciar la disfunción de tipo orgánico y la de tipo situacional, que es la más frecuente.

Causas más frecuentes
Las disfunciones de tipo situacional se producen sin que intervenga ninguna causa física o patología orgánica; las disfunciones orgánicas son las que se deben a causas físicas o patologías orgánicas siempre con una afectación vascular.

Las más frecuentes son la hipertensión arterial, la diabetes mellitus, la obesidad, la hipercolesterolemia (exceso de colesterol) y los trastornos hormonales. Algunos fármacos también tienen íntima relación con ellas, como los antihipertensivos, los antidepresivos, entre otros.

Por último, otra causa física clara es la hipertrofía prostática, especialmente si ha habido una intervención quirúrgica de próstata. Podríamos citar también traumas a nivel medular o vertebral, cirugía testicular u otras intervenciones urológicas, así como algunas patologías como torsión del pene o la enfermedad de la peyronie.

Por otra parte, el doctor recuerda que «no hay ningún estilo de vida especial, ni por supuesto la edad, que predisponga más o menos a padecer una disfunción eréctil», no obstante advierte de que «hay muchos pacientes usuarios de gimnasios que toman hormonas para muscular y que padecen disfunción eréctil, debido a este uso inadecuado de sustancias esteroides».

Por otra parte, salvo evitar comidas y régimen dietético que predisponga a la obesidad, la hipercolesterolemia e hiperlipidemia, además del alcohol, no hay ninguna alimentación que predisponga de forma especial a la disfunción eréctil.

¿Afectan los problemas psicológicos?

Este experto, recuerda que muchas veces el origen de ladisfunción eréctil puede ser psicológico. «Una situación patológica de tipo orgánico que produce una disfunción puntual acaba generando una situación psicopatológica que resulta en una disfunción psicosomática», afirma.

Entonces la pregunta que se hace el médico es si la disfunción es orgánica o psicosomática. «La mayoría de veces son de tipo mixto, ya que una disfunción inicial de tipo orgánico acaba causando un trastorno psicológico en el paciente que genera una continuación de la disfunción y entonces dejaría de ser solo orgánica y pasaría a ser también psicosomática», explica.

Aunque, más que saber si la disfunción eréctil se debe a problemas físicos o psicológicos, «el paciente debe conocer perfectamente qué es lo que siente, qué le ocurre, cuándo y con quién, si siempre o a veces. Una vez tenga claras estas preguntas, debe consultarse con un especialista».

El diagnóstico se basa en una historia clínica completa. Se complementa con unas pruebas de doppler vascular para ver la circulación peneana. Una ecografía completa urológica y analítica hormonal, que nos darán una idea de posibles trastornos orgánicos. Por otro lado se realiza una batería de test para valorar un posible origen psicosomático. Con todas estas pruebas y teniendo como base la entrevista personal del médico especialista con el paciente, se hace un diagnóstico de presunción que se ha de corroborar con la terapia y el resultado que se obtenga.
Imagen

Relación con otras enfermedades

El doctor Lao Burón advierte que, desde su experiencia, ha comprobado lo que muchas investigaciones vienen anunciando: que la disfunción eréctil es un síntoma centinela de una enfermedad cardiovascular.

«En mi propia experiencia, tengo recogida una casuística de 98 pacientes que consultan por disfunción eréctil y que, en la historia clínica, informan que han tenido anteriormente un infarto agudo de miocardio. Cuando se les pregunta desde cuándo presentan la disfunción, la respuesta es casi siempre uno o dos años antes del infarto, pero que obviamente no se consultó o no se comentó al médico de familia», explica.

Imagen





Publicado en http://www.lavozdegalicia.es/noticia/salud/2014/09/07/disfuncion-erectil-problema-puntual/00031410082820493101874.htm