sábado, 2 de agosto de 2014

Métodos anticonceptivos: Elige el más compatible con tu diabetes

Conviene que las mujeres con diabetes planifiquen sus embarazos y utilicen un método anticonceptivo seguro con el objetivo de evitar posibles complicaciones.

DRA. MERCEDES CODINA MARCET
Servicio de Endocrinología del Hospital Son Espases (Palma de Mallorca)


El embarazo en la mujer con diabetes es de alto riesgo de complicaciones y conlleva mayores tasas de aborto, cesáreas, macrosomía (peso excesivo del feto) o preeclampsia (presión arterial elevada) que el de no diabéticas. La diabetes también puede inducir una progresión de las complicaciones vasculares, en especial en pacientes con diabetes de larga evolución o con muy mal control. La tasa de malformaciones congénitas fetales (5-9%) es también mayor en madres con diabetes y se relaciona con la hiperglucemia materna en las primeras semanas gestación (entre la tercera y la séptima). 


Las pacientes que acuden a control preconcepcional y consiguen un control metabólico óptimo (HbA1c 6.7-7%) desde antes de la gestación presentan una tasa de malformaciones baja y menos complicaciones en el embarazo. Por tanto, la mujer con diabetes debe estar informada sobre los problemas que pueden surgir en su gestación, conocer los beneficios del control preconcepcional y utilizar un método anticonceptivo eficaz si no desea quedarse embarazada o mientras no consiga el control metabólico suficiente para una gestación con garantías. No obstante, solo el 50% de las mujeres con diabetes acuden a control preconcepcional.

Opciones disponibles
¿Qué métodos anticonceptivos puede utilizar una mujer con diabetes? 

En principio, los mismos que las mujeres que no padecen la enfermedad. Existen recomendaciones basadas en la evidencia (U.S. Medical Eligibility Criteria for Contraceptive Use, 2010) que ayudan al médico a seleccionar el método anticonceptivo más apropiado para cada mujer, teniendo en cuenta sus riesgos o problemas asociados.
  • Anticonceptivos hormonales combinados (AHC).
Las pastillas anticonceptivas, el anillo vaginal y el parche semanal son los más utilizados. Contienen dosis variables de etinilestradiol y diferentes progestágenos. Impiden la ovulación y modifican las características del moco cervical. La tasa de fallos con uso perfecto es muy baja (0,3%). Si se producen olvidos en su toma, la tasa de fallos sube al 8,7%.
El uso de estrógenos aumenta el riesgo de trombosis vascular y de hipertensión arterial, y por efecto del progestágeno pueden aumentar los niveles de colesterol y triglicéridos. 

A pesar de estos efectos negativos, el uso de AHC no ha causado aceleración de las complicaciones vasculares o empeorado el control glucémico de pacientes con diabetes tipo 1. 

Los AHC, no obstante, se desaconsejan en mujeres con diabetes de más de 20 años de evolución o con complicaciones vasculares, porque los riesgos de su uso superan netamente los beneficios. 
Para el resto de pacientes son una opción aceptable. Se recomiendan ACH con dosis de estrógenos bajas.

ImagenEl parche semanal es uno de los anticonceptivos hormonales combinados más utilizados.
  • Anticonceptivos hormonales con progestágenos.
Los progestágenos actúan impidiendo la ovulación, impiden la implantación del embrión cambiando las propiedades del endometrio y del moco cervical. Carecen de efectos negativos sobre la coagulación o la hipertensión. 
La minipíldora debe tomarse diariamente a la misma hora para que sea efectiva. Está indicada durante la lactancia y es segura en pacientes con diabetes de larga duración o con complicaciones vasculares.
El acetato de medroxiprogesterona es un inyectable intramuscular que se administra cada tres meses. Se asocia a aumento de peso y alteración de los lípidos, por lo que no se aconseja en pacientes con diabetes de larga evolución o con complicaciones.

Los implantes de progestágeno, de tres años de duración, son muy efectivos pero producen reglas irregulares. A diferencia de los implantes, tiene pocos efectos;
 todas las mujeres con diabetes pueden usarlos con seguridad.
  • Dispositivos intrauterinos (DIU).
Existen dos tipos: DIU portador de cobre y el DIU que libera progestágenos. Son muy efectivos durante cinco años o más, aunque su uso es minoritario. Actúan impidiendo la implantación del embrión. 
El DIU hormonal reduce la cantidad de la regla y el dolor menstrual. 
Ambos sistemas carecen de efectos secundarios significativos, por lo que también pueden utilizarlo mujeres con diabetes de larga evolución y con complicaciones. 
También pueden usarlo mujeres que no han tenido hijos.
  • Métodos de barrera.
El preservativo y el diafragma con espermicida son los métodos con más fallos, muchas veces por uso incorrecto. Pueden ser útiles en mujeres que desean controlar su fertilidad a muy corto plazo.
  • Métodos irreversibles.
La esterilización tubárica (mujer) y la vasectomía (varón) son métodos irreversibles y solo se aconsejan cuando no se desea tener más hijos.

INFORMACIÖN Y SEGUIMIENTO

Si se utiliza un método anticonceptivo eficiente y seguro, se evitan los embarazos no planificados y sus riesgos. Las pacientes con diabetes pueden optar a varios métodos anticonceptivos efectivos y seguros. Si queremos aumentar el número de gestaciones planificadas es imprescindible que las mujeres con diabetes reciban información y asesoramiento sobre anticoncepción, y que periódicamente lleven un seguimiento.



Publicado en la Revista Diabetes www.revistadiabetes.org de la Sociedad Española de Diabetes
http://www.revistadiabetes.org/ver_diabetes.asp?tipo=temas&cod=46