domingo, 22 de junio de 2014

Recuperar el control de la diabetes: muchos factores alteran los niveles de la glucosa sanguínea

ROCHESTER, Minnesota — Los diabéticos pueden a veces sufrir un desliz en el control de la glucosa sanguínea; pero cuando los niveles sanguíneos constantemente superan el rango objetivo, es importante acudir al médico, dice la edición del mes de mayo de Mayo Clinic Health Letter.

Cuando los niveles de la glucosa sanguínea aumentan, los síntomas pueden ser de 

  • boca seca, 
  • micción frecuente, 
  • visión borrosa y 
  • cansancio.
Si los niveles de la glucosa sanguínea superan los 240 miligramos por decilitro (mg/dl) y el examen de orina revela la presencia de cetonas, entonces hay que comunicarse pronto con el médico. Las cetonas son un bioproducto tóxico que el cuerpo produce cuando no logra obtener energía de la glucosa.

Por otro lado, es también común que aumenten los niveles de la glucosa sanguínea sin que existan síntomas observables. Incluso cuando alguien se siente bien, la glucosa sanguínea excesiva está corroyendo la salud de los nervios, vasos sanguíneos, órganos y demás tejidos. Con el transcurso del tiempo, eso puede derivar en una enfermedad renal, pérdida de la visión, daño nervioso, ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.


Algunos factores que causan la elevación de la glucosa sanguínea son:

  • Los cambios en la alimentación, porque las calorías adicionales pueden aumentar los niveles de la glucosa sanguínea.
  • Los cambios en los hábitos de ejercicio, porque el ejercicio disminuye los niveles de la glucosa sanguínea y cuando se hace menos ejercicio de lo normal, la glucosa sanguínea puede aumentar.
  • Los medicamentos, porque podría ser necesario realizar ajustes en las dosis de los fármacos para la diabetes y en la hora de administración a fin de mantener el nivel de la glucosa sanguínea dentro del rango recomendado. Los medicamentos para otras afecciones también pueden repercutir sobre el control de la glucosa sanguínea.
  • Las infecciones, porque los resfriados, la gripe y las infecciones bacterianas pueden hacer que el cuerpo produzca hormonas que aumentan los niveles de la glucosa sanguínea. El nivel alto de la glucosa sanguínea también puede deberse a una infección no aparente, o a una infección encarnizada que no se trató bien.
  • Recibir atención médica o sufrir un problema grave de salud, porque una cirugía, un ataque cardíaco, el estrés emocional fuerte, una herida o una hospitalización pueden repercutir sobre las hormonas que alteran la glucosa.
  • El fenómeno del alba, porque se cree que el aumento anómalo de la glucosa sanguínea al amanecer se relaciona con las hormonas durante el sueño. Posiblemente sea necesario controlar la glucosa sanguínea durante la noche para determinar la causa de la elevación matutina.

Las personas que presentan niveles altos de la glucosa sanguínea una y otra vez pueden tomar medidas para recuperar el control. No obstante, cuando los niveles son constantemente altos pese a alimentarse bien y cumplir con los medicamentos, entonces es el momento de colaborar con el médico a fin de determinar los cambios necesarios para controlar mejor la afección.


Imagen











Publicado en http://newsnetwork.mayoclinic.org/discussion/mayo-clinic-health-letter-los-puntos-ms-destacados-de-la-edicin-del-mes-de-mayo?linkId=8515799

Imagen: http://4.bp.blogspot.com/-AptXlaJucYg/T1UQsDcrdWI/AAAAAAAAAMM/3aRd6H-FvDw/s1600/7.png