domingo, 15 de junio de 2014

Presentan páncreas biónico que se instala debajo de la piel

Cuando el sensor detecte un descontrol de la glucosa en el paciente, mandará la información por celular y actuará de inmediato suministrando la insulina que se requiere.

BLANCA VALADEZ

14/06/2014
San Francisco

La Asociación Americana de Diabetes dio a conocer el primer páncreas biónico instalado debajo de la piel y cuya función es disminuir de manera dramática la elevación en los niveles de la glucosa, además de reducir complicaciones como son comas y decesos prematuros debido a que el aparato suministra en tiempo real la insulina requerida a los pacientes con diabetes tipo 1.

La investigación efectuada por el Instituto Nacional de Salud de La Universidad de Boston y el Hospital General de Massachusetts demostró que este páncreas biónico, que no es otra cosa que un sensor que se instala sin mayor complicación por debajo de la piel, forma parte de las tecnologías médicas del futuro con lo que se reducirán en más de un 90 por ciento las hospitalizaciones de emergencias, incapacidades, discapacidades y deterioro generalizado del organismo, así como muertes prematuras por descontrol.

En la 74 Convención Internacional de ADA, Ed Damiaco, investigador participante y profesor de biomedicina en la Universidad de Boston, precisó que los pacientes con tipo 1, incluyendo a los niños y jóvenes, ya no tendrán que someterse al clásico estudio de pinchazo de dedo para que una tira de laboratorio indique sus niveles de glucosa después de cada comida y luego ajustar las dosis de insulina para mantenerse estables.

La investigación dada a conocer en este Congreso internacional que reúne a más de 18 mil participantes, entre ellos 14 médicos e investigadores de 111 países, detalla que el páncreas biónico tiene también una aplicación para que a la hora de que detecte algún descontrol de la glucosa mande la información por celular -medico, paciente y familiares- y actúa de inmediato suministrando la insulina que se requiere.

Los resultados dados a conocer en ADA ya fueron publicados desde el pasado 15 de junio en New England Journal of Medicine, donde se reportó el seguimiento a 20 adultos, y 32 jóvenes y niños de Europa mientras realizan sus tareas cotidianas.

Ed Damiaco precisó que las personas que cursan con diabetes tipo 1 constantemente caminan "por la cuerda floja" porque una de las peculiaridades de la enfermedad es que el páncreas de este sector no producen insulina y cualquier des compensación por un alimento, alteración emocional o física se les sube en cuestión de minutos los niveles de sangre colocándolos en un grave peligro de tener complicaciones adversas.

Por ello, dijo, la mayoría debe estar constantemente monitoreado, varias veces en el día se tiene que picotear un dedo para controlar sus niveles de glucosa e intentar intervenir antes de que haya mayor deterioro en el organismo como riñones, hígado, y todo el sistema inmune que termina por causarles agotamiento, cansancio extremo y la imposibilidad de tener un ritmo de vida normal como cualquier persona.

De ahí la importancia de este páncreas biónico, cuyo sensor es removible, delgado, se inserta debajo de la piel y automáticamente, en tiempo real, monitorea los niveles de glucosa, provee insulina y evita las constantes inyecciones. Funciona con dos bombas, una que realiza los análisis y procesa la información registrándola y enviándola al celular y, la otra, que dota de insulina a los pacientes.

Steven Rosell, también coautor de la investigación, profesor asistente de medicina en el Hospital General de Massachusetts, agregó que las personas con diabetes tipo 1 tienen un páncreas que no produce o produce muy poca insulina, por lo que esta nueva tecnología se puede asimilar como el equivalente de estar usando un equivalente a un termostato manual que actúa de manera inteligente dejando niveles de glucosa normales.

De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que la incidencia de la diabetes tipo 1 está teniendo en promedio un incremento anual del 3%; y que anualmente 78 mil niños menores de 15 años desarrollan la enfermedad que se caracteriza por la inhabilidad del páncreas para segregar insulina. En 2011 fallecieron por diabetes tipo 1 un total de 4.3 millones de personas jóvenes en el mundo.







Publicado en http://www.milenio.com/cultura/pancreas_bionico-sensor_para_medir_la_diabetes-tecnologia_del_futuro_0_317368405.html