martes, 20 de mayo de 2014

Trasplantados de páncreas y riñón reclaman más conexión hospitalaria

Afectados del Área de Gestión Sanitaria Sur piden ingresar en el Virgen del Rocío en lugar de en Valme, sin unidad de Nefrología.

Cristina Díaz | Actualizado 19.05.2014 - 08:53
 

Diario de Sevilla.

Trasplantados de páncreas y riñón que residen en los municipios pertenecientes al Área de Gestión Sanitaria Sur, liderados por Beatriz González Villegas, ex presidenta de la Asociación de Trasplantados de Páncreas, piden una mayor coordinación entre los hospitales de la provincia de Sevilla. Los pacientes del Área de Gestión Sanitaria Sur, con el Hospital de Valme como centro de referencia, "viven en una situación desfavorecida", lamenta González Villegas.

Esta mujer trasplantada de páncreas y riñón a causa de una diabetes asegura que si una persona acude a un centro sanitario por una patología que afecta al órgano trasplantado, sí se le permite ingresar en un hospital trasplantador (en el caso de Sevilla, sería el Virgen del Rocío y el Virgen Macarena). Pero si acude por otra afección "nos lo prohíben, a pesar de haber llegado a un convenio antes de que llegara el doctor González Suárez como nuevo director gerente de ambas instituciones", explica.

En esta línea, Beatriz González denuncia, por un lado, que en Valme no haya unidad de Nefrología, como ocurre en otros hospitales de Nivel 2 de Andalucía; y, por otro, que en dicho centro no tengan medios para medir los niveles de inmunosupresores, ni quien los evalúe, algo fundamental para la supervivencia del órgano trasplantado. Cualquier cambio en la medicación o infección puede afectar el nivel de inmunosupresores. De ahí que González Villegas considere necesario poder acudir, en caso de necesidad, al Hospital Virgen del Rocío o al Virgen Macarena, con especialistas en la materia. "Los trasplantados que residimos en el Área de Gestión Sanitaria Sur vivimos una situación incongruente y anticonstitucional", denuncia Beatriz González, que dimitió el año pasado de su cargo como presidenta de la Asociación de Trasplantados de Páncreas "harta de pelear contra la Administración".

Esta mujer de 48 años y vecina de Alcalá de Guadaíra reconoce que recientemente permaneció durante un mes ingresada en el Hospital de Valme por una infección en el pie que le llegó al hueso y que acabó con la amputación de una falange. Durante este tiempo, nadie le midió los niveles de inmunosupresores: "Cualquier cambio en la medicación puede dañar a mi órgano trasplantado. No puedo estar un mes sin que nadie me controle estos niveles. El órgano podría fallar".

El número de personas con estas características en el Área de Gestión Sanitaria Sur es bastante escaso: "Somos tan pocos que la economía de los grandes centros hospitalarias no se sentiría afectada. Nos niegan poder sobrevivir en las mismas circunstancias de seguridad que los que residen en ciudades como Sevilla", añade la ex presidenta de la Asociación de Trasplantados de Páncreas.

Por su parte, la delegación territorial de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales apunta que en el Sistema Sanitario Público de Andalucía se puede ejercer el derecho a elegir médico especialista y hospital público donde quiere ser asistido o intervenido. La delegación también señala que todos los hospitales de Sevilla tienen capacidad para hacer determinaciones analíticas, "no obstante, si se precisa realizar una determinación de mayor complejidad, se puede realizar la analítica en el Hospital Virgen del Rocío, que hace la determinación y envía los resultados vía telemática y de forma automática al centro que la solicita", apuntan fuentes de la Consejería. Además, en todos los centros hospitalarios existe un protocolo de derivación de pacientes a otros centros, que se activa según la complejidad del cuadro clínico y por la directriz del profesional que lleve el caso.

Leer más: http://www.diariodesevilla.es/article/sevilla/1775821/trasplantados/pancreas/y/rinon/reclaman/mas/conexion/hospitalaria.html#sSf3F0WOatLP35ZT