domingo, 13 de abril de 2014

Logran el primer trasplante exitoso de vagina para mujeres con síndrome de Rokitansky



13 de Abril


ABC de España, RCN La Radio




Fue realizado en la Universidad de Wake Forest, en Carolina del Norte, a una mujer mexicana que ofreció compartir su historia.



Infobae.

Las mujeres afectadas con esta enfermedad tienen ovarios normales y producen óvulos con la misma normalidad, pero no desarrollan el útero ni los conductos de Muller, razón por la que la menstruación se demora y el órgano reproductor queda acortado, lo que dificulta mantener relaciones sexuales, informó ABC de España.

"No pensé que fuera verdad, porque ya había estado enterada de otros procedimientos para este síndrome. Después me pareció increíble que eso se pudiera hacer en mi cuerpo y en un laboratorio", declaró en ese medio la paciente, que prefirió mantener oculta su identidad.

En el laboratorio, el equipo de especialistas, liderado por el doctor Anthony Atala, tomó una muestra de tejido de la joven; se multiplicaron las células del mismo en el laboratorio, las sembraron en un patrón biodegradable y lo moldearon adecuadamente, narró el portal español.

El ‘cultivo de vaginas’ tomó desde el 2005 hasta el 2008, cuando 4 de estos órganos fueron implantadas en adolescentes mexicanas de 13 y 18 años que nacieron con el síndrome, señaló RCN Radio.

Agrega que tras 8 años de la cirugía, las prótesis funcionaban con normalidad. Ahora, las jóvenes mujeres pueden tener una vida sexual normal, aunque se desconoce si pueden quedar embarazadas, especialmente 2 de ellas que no tienen vientres.

“Tanto las biopsias tisulares, como las imágenes por resonancia magnética y los exámenes interno mostraron que las vaginas de ingeniería fueron similares a la estructura y función del tejido nativo”, sostuvo Atlántida Raya Rivera, directora del Laboratorio de Ingeniería de Tejidos en el Hospital Infantil de México, citó la emisora.

Las respuestas de las pacientes revelaron que tenían una respuesta normal después del tratamiento, incluyendo deseo y relaciones sexuales sin dolor. El tratamiento puede ser usado para las pacientes con cáncer vaginal, una cirugía de reconstrucción, o incluso operaciones para cambio de sexo.

No es el primer órgano creado en laboratorio. Tráqueas, vejigas y vasos sanguíneos se han fabricado utilizando las propias células de los pacientes, aumentando el campo de la medicina regenerativa.

“Me hace sentir muy afortunada después de ver a varios doctores y consultar varias opiniones sin que ninguna me diera la respuesta acertada. Cuando descubrí que existía esta posibilidad y que estaba a mi alcance, me sentí muy feliz”, explicó la mexicana en ABC, que se enteró de su enfermedad al cumplir los 18 años.

Dice también que el próximo paso para el doctor Ayala es fabricar con la misma técnica úteros a la medida de cada mujer, pues sin este órgano, “una mujer no puede ser madre”. El trasplante de útero no ha funcionado, y la única opción que tienen las mujeres que quieren ser madres han sido las madres de alquiler y la adopción.