martes, 15 de abril de 2014

La dieta y el ejercicio previenen la diabetes durante años

15 de abril de 2014 
Los cambios del estilo de vida que realizan las personas con alto riesgo de desarrollar diabetes reducen esa probabilidad en las dos décadas siguientes, según indica un equipo de China.

La modificación de la alimentación y el ejercicio también disminuyeron la mortalidad, en especial en las mujeres, según surge de los datos del Estudio de Prevención de la Diabetes de Da Qing a seis años.

Los participantes ingresaron al estudio con niveles de azúcar en sangre por encima de los normales, pero no lo suficientemente altos como para diagnosticarles diabetes. Los autores querían comprobar si podrían ayudarlos a prevenir o retrasar ese diagnóstico.

"La diabetes está asociada con un aumento del riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular y morir", dijo por e-mail el doctor Guangwei Li, del Hospital de la Amistad China-Japón, en Pekín.

Li comentó que la prevalencia de la diabetes aumentará con el rápido crecimiento económico en China y el resto del mundo. "Tenemos que hacer algo para retrasar la aparición de la diabetes en poblaciones de alto riesgo", agregó.

Con su equipo, estudió a 568 participantes del estudio original, que comenzó en 1986, en Da Qing, China. Al azar, esos pacientes utilizaron tres intervenciones (dieta, ejercicio o dieta más ejercicio) o formaron un grupo control.

La dieta estaba diseñada para ayudar a adelgazar a los participantes con sobrepeso y reducir el consumo de carbohidratos simples y alcohol en los participantes con peso normal. El programa de ejercicio debía aumentar el tiempo que los participantes hacían actividad física.

Los resultados del estudio original indicaron que las tres intervenciones disminuyeron el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 al final de la investigación, en 1992.

Con el nuevo estudio, el equipo quiso conocer si los cambios del estilo de vida del estudio original habían influido en la aparición de la diabetes y la mortalidad varios años después.

Para eso, comparó las historias clínicas y los certificados de defunción de 430 participantes que habían realizado alguna intervención y de 138 del grupo control.

Al final del 2009, el 28 por ciento de los que habían hecho dieta, ejercicio o ambos había fallecido, comparado con el 38 por ciento del grupo control.

Al concentrarse en la enfermedad cardíaca, los autores observaron que el 12 por ciento de los que habían realizado alguna intervención había muerto por alguna causa cardíaca, comparado con el 20 por ciento del grupo control.

La mayor parte de los beneficios se concentró en las mujeres (hubo poca diferencia en la mortalidad de los hombres independientemente de si habían realizado alguna intervención).

Los autores también compararon los diagnósticos de diabetes: el 73 por ciento de los que habían realizado alguna intervención había desarrollado la enfermedad antes del 2009, comparado con el 90 por ciento del grupo control. Esa relación fue similar en hombres y mujeres, según publica el equipo en The Lancet Diabetes and Endocrinology.










Publicado en http://vidayestilo.terra.com/salud/,f2f163f194165410VgnCLD2000000ec6eb0aRCRD.html 

Nota: la única diabetes que a día de hoy se puede prevenir es la diabetes tipo 2. esta entrada solo se refiere a este tipo de enfermedad. La diabetes tipo 1 no es aún prevenible.