martes, 29 de abril de 2014

Investigadores obtienen la primera huella metabólica de la diabetes gestacional humana

La Universidad CEU San Pablo ha obtenido la primera huella metabólica de la diabetes gestacional humana, en colaboración con la Medical University of Bialystok (Polonia).


Gracias a estos biomarcadores, en el futuro se podrían diseñar estrategias de prevención para disminuir las complicaciones que podrían sufrir tanto la madre como el recién nacido, han explicado desde el centro universitario.

La diabetes gestacional es una patología que sufre el 10 por ciento de las mujeres embarazadas. Se trata de una hiperglucemia que comienza o se diagnostica por primera vez durante el embarazo. Además la prevalencia está aumentando significativamente en los últimos años debido al incremento de la obesidad y al retraso en la edad de la maternidad.

Las mujeres con diabetes gestacional tienen más riesgo de complicaciones durante el embarazo, como la preeclampsia, y algunos estudios señalan que hasta el 30 por ciento de las mujeres con diabetes gestacional acabará siendo diabética a lo largo de su vida. Además, la diabetes gestacional aumenta el riesgo de que el bebé sea prematuro y que desarrolle obesidad o diabetes tipo 2 en el futuro.

La investigación partió de una muestra de 40 mujeres en el primer trimestre de la gestación, de las que se analizaron muestras de sangre y orina a través de herramientas metabolómicas de alto rendimiento. Estos análisis permitieron al equipo investigador obtener una huella metabólica, es decir, una imagen completa de las alteraciones metabólicas tempranas que ocurren en la diabetes gestacional.

Esta huella demostró que, en estas mujeres, existen importantes alteraciones del metabolismo de los lípidos complejos así como un aumento del estrés oxidativo y de la inflamación. También ha permitido identificar potenciales biomarcadores que podrían predecir el riesgo de las mujeres embarazadas con diabetes gestacional de desarrollar una intolerancia a la glucosa severa y por tanto tener mayor riesgo de complicaciones.

En este sentido, los investigadores descubrieron durante el estudio que una disminución de lisofosfoacilglicéridos con ácidos grasos polinsaturados se correlaciona con el grado de intolerancia a la glucosa que desarrolla la embarazada con diabetes.

Estos resultados, publicados recientemente en 'Journal of Proteomics', suponen no sólo un mayor conocimiento de las alteraciones metabólicas de la diabetes gestacional, sino que además ayudan a la identificación de posibles marcadores tempranos del pronóstico de la enfermedad.

Gracias a estos biomarcadores, en el futuro se podrían diseñar estrategias de prevención para disminuir las complicaciones que podrían sufrir tanto la madre como el recién nacido.