lunes, 28 de abril de 2014

El Gregorio Marañón crea aparato pionero para trasplantar hígado de animales



28/04/2014

Madrid, 28 abr (EFE).- Investigadores del Hospital Gregorio Maranón han creado un aparato pionero en el mundo con el que buscan vaciar de células un hígado animal para tratar de rellenarlo con células compatibles con la persona receptora del trasplante, y que el consejero de Sanidad, Javier Rodríguez, ha visitado hoy.


Imagen


El aparato, desarrollado por el Instituto de Investigación Sanitaria Gregorio Marañón mediante patente propia, está instalado en un nuevo edificio de 2.000 metros cuadrados que el hospital ha habilitado para investigación en Cirugía Experimental, "una instalación que es única en España por el conjunto de equipos de imagen que alberga", ha dicho el consejero.

Este instituto, uno de los ocho de investigación biomédica que hay en Madrid, "está dotado del material más moderno y tiene algo tremendamente novedoso: es el único que dispone de técnicas de imagen que se utilizan exactamente igual que en el humano", entre PET, TAC y escáneres que permiten "trasladar al humano" los conocimientos de la investigación, ha destacado en la visita.

El hospital mantiene activos 53 grupos de trabajo con más de 125 líneas y sublíneas de investigación, y realiza más de 566 ensayos clínicos, además de 153 proyectos de investigación con entidades privadas.

Entre los aparatos más novedosos está "el circuito de perfusión artificial" que permite, tras la extracción de un hígado de cerdo, que es el más parecido al humano, mantenerlo vivo el mayor tiempo posible para actuar sobre este órgano en dos fases, ha explicado el jefe de la investigación, el médico y profesor de la Universidad Complutense, Juan del Cañizo.

En la primera fase, que ya se ha logrado, se "descelulariza el órgano mediante un procedimiento especial a base de detergentes", mientras que en la segunda, se intentará "recelularizar el hígado vaciado con células compatibles" con el receptor del trasplante, algo que Cañizo ha admitido que es difícil y ha calificado como "un futurible".

Tras recordar que actualmente "no existen hígados artificiales", ha detallado que la fase de "recelularización necesita desarrollarse dentro de un ambiente fisiológico de temperatura, humedad, oxigenación", que reproduzca exactamente el funcionamiento del organismo.

Este circuito, creado artificialmente en el hospital, "mantiene la sangre oxigenada y tiene un riñón artificial que la va depurando", entre otros elementos que permitan que el órgano esté vivo el mayor tiempo posible para "entrenarnos en la posibilidad de recelularizar" o bien estudiar y tratar ese hígado.

"Teóricamente", en el circuito también se podrían mantener vivos trozos de hígados humanos patológicos para tratarlos e intentar reimplantarlos posteriormente, según Cañizo para quien en otros países "hay circuitos para perfundir, pero no con la profundidad que tiene este".

"Si este año pudiéramos demostrar que el aparato es capaz de mantener el órgano vivo durante unos días, me doy por satisfecho", ha dicho.

En el momento de la visita, el sistema de circulación extracorpórea estaba preparado para recibir el hígado de un cerdo que estaba siendo extraído en otra sala, según el investigador que maneja el aparato, José Angel Zamorano, para quien el objetivo en un plazo "muy futurista", es implantar en el circuito células madre del paciente.

Rodríguez, que hasta hace poco trabajaba en el Marañón y era miembro del patronato del Instituto, que dirige Rafael Bañares, ha dicho que las técnicas de imagen "han generado patentes de este instituto que permiten fabricar máquinas con empresas españolas que se están exportando al extranjero".








Publicado en  http://ecodiario.eleconomista.es/salud/noticias/5738130/04/14/El-Gregorio-Maranon-crea-aparato-pionero-para-trasplantar-higado-de-animales.html#Kku84ZXR0XX4NVut