jueves, 6 de marzo de 2014

La extirpación del útero y los ovarios favorece el desarrollo de diabetes y previene el cáncer de ovario


Las mujeres sometidas a histerectomía y ovariectomía bilateral corren riesgo de desarrollar diabetes. Las hormonas del ovario regulan la captación de glucosa y la sensibilidad a la insulina. A pesar de las numerosas histerectomías que se realizan, no se habían estudiado las relaciones entre esa intervención quirúrgica y el riesgo de diabetes.


Investigadores de la Universidad de Louisville, en Kentucky, han evaluado los efectos de la extirpación del aparato genital interno (útero, trompas y ovarios), edad de la menopausia y la vida reproductiva sobre la incidencia de diabetes en 2597 mujeres posmenopáusicas que estaban libres de diabetes al comienzo del estudio [1]. Tras un seguimiento mediano de 9.2 años, los investigadores demostraron una correlación entre la intervención y la diabetes (riesgo de probabilidad 1.66). Después de la eliminación del aparato genital mantuvo valor estadístico (riesgo de probabilidad de 1.57). También se encontró una asociación significativa entre edad temprana de la menopausia y vida reproductiva corta, con independencia del tipo de menopausia.

Las mujeres sin aparato genital interno constituyen una población de alto riesgo para sufrir diabetes y otras enfermedades crónicas. Por lo tanto, los cirujanos y las pacientes deben considerar conservar los ovarios o por lo menos tener en cuenta que es un factor adicional para ser conservador en los procesos genitales benignos.

La costumbre de extirpar los ovarios y las trompas a la hora de hacer una histerectomía está muy arraigada entre los ginecólogos y guarda relación con la eventual prevención del riesgo de cáncer de ovario. Chan y colaboradores [2] han estudiado el riesgo de cáncer de ovario y de peritoneo en más de 56.000 mujeres sometidas a diferentes variantes de la histerectomía con o sin la extirpación de ovarios. Durante el seguimiento aparecieron 40 cánceres de ovario y 8 peritoneales, siendo la edad mediana del diagnóstico 50 y 64 años, respectivamente. Las tasas de cáncer de ovario fueron 26.2% en las mujeres solo con histerectomía, 17.5% cuando se acompañó de la extirpación de un ovario y una trompa, y solo 1.7% cuando se extirpó la totalidad del aparato genital interno.

Por lo tanto, la extirpación de ambos ovarios reduce el riesgo de cánceres de ovario y de peritoneo. La extirpación de un ovario también reduce un poco dicho riesgo.

La decisión no es fácil a la hora de elegir si se extirpan o no los ovarios con motivo de una operación por una enfermedad benigna uterina. ¿Prevenimos la diabetes o prevenimos el cáncer de ovario o peritoneo?


Referencias

1. Appiah D, Winters SJ, Hornung CA. Bilateral oophorectomy and the risk of incident diabetes in postmenopausal women. Diabetes Care 2014;37:725-33.

2. Chan JK, Urban R, Capra AM, Jacoby V, Osann K, Whittemore A, Habel LA. Ovarian cancer rates after hysterectomy with and without salpingo-oophorectomy. Obstet Gynecol 2014;123:65-72.







Publicado en http://www.gineblog.com/ginecologia/patologia-genital/extirpacion-de-utero-favorece-desarrollo-de-diabetes.html