domingo, 23 de marzo de 2014

La cura, dentro del ser humano

21 DE MARZO DE 2014 19:00
La cura, dentro del ser humano

Por Oscar Lescano Barreto

La Terapia Celular es una técnica innovadora que se vale de las Células Madre y el Plasma para el tratamiento de diferentes afecciones, como cardiopatías, regeneración ósea, pie diabetico, entre otros, que se practican en nuestro país solamente en IPS.

Desde el 2010, el Instituto de Previsión Social cuenta con tres servicios basados en la Terapia Celular: Cirugía Vascular, donde son tratados pacientes con pie diabético; Cardiología, dirigido principalmente a quienes padecen disfunción cardiaca, como miocarditis, y que están en espera de un trasplante; y el Servicio de Maxilofacial, donde se trata la regeneración ósea de la mandíbula.

La doctora Romy Alcaraz, de la Unidad de Medicina Transfusional del Hospital Central IPS, explicó el procedimiento de extracción del Plasma Rico en Plaquetas (PRP) a ser utilizado, en el caso del servicio Maxilofacial.

“Se extrae una muestra de laboratorio de sangre periférica de una de las venas del brazo, la cual se traslada a un kit especial que concentra las plaquetas. Nosotros tenemos un valor aproximado de 150 mil a 400 mil plaquetas en sangre periférica y al ponerlo en este kit, - una centrifugadora especial - la concentración aumenta de 1.500.000 a 3.000.000 de plaquetas por milímetro cúbico de sangre” refirió la profesional.

La especialista detalló que este producto es aplicado en la zona a ser tratada. “¿Qué hacen estas plaquetas? Al activarlas nuevamente con calcio, liberan señales o citoquinas (proteínas) al tejido para que se regenere”, detalló.

Como resultado se obtiene una recuperación mucho más acelerada del paciente. “La recuperación es mucho más rápida de lo normal, algo que normalmente se recupera en 6 meses, se recupera en cuatro o seis semanas”, sostuvo la Dra. Alcaraz.

Sobre el punto, la Dra. Cynthia Raquel Montiel, del departamento de Cirugía Bucomaxilofacial, refirió que entre las ventajas de la utilización de la terapia celular se puede mencionar “que aumenta la cohesión de los injertos óseos al maxilar, aumenta la adhesividad de los colgajos mucosos y mejora la cicatrización de los mismos”, entre otros tantos beneficios.

La Dra. Montiel sostuvo que el tratamiento se practica con “productos biológicos seguros derivados de la propia sangre del paciente” con lo que se puede “garantizar un mayor porcentaje de éxito”, por lo que en “su utilización en nuestra especialidad va cobrando mayor importancia”.

En la práctica clínica con terapia celular – menciona la Dra. Montiel - hemos comprobado un fabuloso potencial de mejorar la curación de las heridas de tejidos blandos postraumáticas y posquirúrgicas, así como una mayor estimulación en la osteogénesis, es decir reparación y regeneración de tejidos óseos, por ejemplo en casos de reconstrucción de fracturas panfaciales y en casos de regeneración ósea de maxilares con atrofia severa.

La especialista manifestó que apuntan a seguir con esta técnica, y descubrir nuevas soluciones terapéuticas, y añadió que esperan “contar con más apoyo en cuanto a recursos financieros para el desarrollo de proyectos de estudio, y para nuestra mayor capacitación”.

EN ESPERA DE UN TRASPLANTE

En el campo del Servicio de Cardiología, la Terapia Celular logó prolongar la vida de un paciente con una disfunción cardiaca, lo que lo posibilita seguir en lista de espera por un trasplante de órgano.

En el caso de este paciente de 30 años, la célula extraída de la médula y luego procesada, fue inyectada directamente en el corazón, permitiendo “mejorar su calidad de vida y alargar ese tiempo en esperar ese trasplante”, sostuvo la Dra. Alcaraz.

“Lo que pasa con estas células es que son pluripotentes porque de acuerdo al lugar donde se inyectan tienen las señales como para reproducir las células que murieron o dejaron de producir”, detalló.

PIE DIABÉTICO

En el año 2013, cinco pacientes con pie diabético fueron beneficiados en el área del Servicio de Cirugía Vascular, con lo que se logró evitar la amputación de los miembros afectados.

En este caso la Células Madre son extraídas de la médula ósea del paciente, que posteriormente es reinyectada en la zona afectada.

“Lo que primero ocurre es que disminuye el dolor por la isquemia, que por la falta de oxígeno da mucho dolor, entonces, eso primero mejora, después en las úlceras le hacemos un tratamiento coadyuvante que es también parte del tratamiento de terapia celular, nada más que con plaquetas, más sencillo porque se quita la sangre de las venas periféricas y luego el cirujano vascular nuevamente va inyectando en el área de lesión”, remarcó la Dra. Alcaraz.








Publicado por http://www.abc.com.py/especiales/fin-de-semana/la-cura-dentro-del-ser-humano-1226946.html