jueves, 6 de marzo de 2014

La aspirina protege a los que sufren diabetes



El ácido acetilsalicílico de la aspirina en bajas dosis puede reducir hasta en un 25% las complicaciones cardiovasculares en pacientes diabéticos.
La aspirina en altas dosis puede revertir la resistencia a la insulina en células cultivadas y roedores genéticamente obesos.

La aspirina cumple 115 años y no son pocos los beneficios de tiene en las personas. Alivia el dolor de cabeza, reduce la fiebre, disminuye el dolor muscular,...y también protege a los diabéticos.

El ácido acetilsalicílico de la aspirina en bajas dosis puede reducir hasta en un 25% las complicaciones cardiovasculares en pacientes diabéticos, hasta el punto de equiparar el riesgo de estos enfermos al de los no diabéticos. De ahí que la Asociación Americana de Diabetes (ADA) haya emitido unas recomendaciones en las que aconseja su uso como estrategia de prevención secundaria en diabéticos, siempre que no existan contraindicaciones.

Por otro lado, las investigaciones del doctor Yuan Minsheng y su equipo de colaboradores del Joslin Diabetes Center de Nueva York han llegado a la conclusión de que la aspirina en altas dosis puede revertir la resistencia a la insulina en células cultivadas y roedores genéticamente obesos.

Los laboratorios Bayer también destacan que con el tratamiento mejoraron significativamente los niveles de glucosa en sangre en ayunas y la tolerancia a la misma. Asimismo, también se normalizaron la hiperglucemia y los triglicéridos y los AGL elevados con ácido acetilsalicílico en altas dosis. Todo esto abre la puerta al desarrollo de nuevos medicamentos que ayuden en la enfermedad y mejore la calidad de vida de los afectados.