jueves, 8 de noviembre de 2012

Combinando carbohidratos de calidad

En cierto momento de la vida de un atleta y en especial de los culturistas se requieren proporciones de hidratos precisas tanto para regular la velocidad de digestión y liberación de monosacarídeos en el torrente sanguíeneo asegurando así que la energía esté disponible para los momentos más duros; en todos los casos los mejores suplementos del mundo se presentan con diseños innovadores para los consumidores más exigentes que necesitan tomar sus carbohidratos en el pre, durante y en el post-entreno sobre todo cuando es agotador.

Una manera de proveer esa energía contínua para soportar las sesiones de ejercicio hardcore es aprovechar las opciones nutricionales con ingredientes más estables como las maltodextrinas y la isomaltulosa manteniendo también el nivel de insulina durante el entrenamiento.

El concepto para usar fórmulas complejas y completas de diversos tipos de carbohidratos se centra en que la saturación pueda hacerse de la manera más rápida y óptima posible apoyada por los monosacárideos; además cuando el cuerpo se encuentra extenuado por el castigo recibido, la rapidez con que recibe ingredientes energéticos que son fácil de absorver hace posible una regeneración más rápida aprovechando la ventana anabólica en el post-entrenamiento que dura aproximadamente 20 a 40 minutos.

Cuando se usa ingredientes como la isomaltulosa que es de liberación prolongada se hace uso más eficaz del stock de glucógeno regenerando los tejidos con mayor aceleración; en esta fase la fructosa y glucosa liberada en la descomposición reconstruye mejor el glucógeno muscular y hepático.