domingo, 30 de marzo de 2008

correr

vamos a correr, a respirar profundo el aire del malecón por la tarde. que la luz del sol ya puesto te enrojezca un poco la cara, te ilumine los ojos cuando me miren, te abrillante el pelo y me dé unas alas amarillas especiales para volar al ras del suelo, especiales para los días donde mis pies se quieren escapar de todo, cuando mi cabeza se quiere arrancar de mí. vamos a correr hasta que no podamos respirar y encontremos arena con mar al final. arena mar y echarnos a nadar.