sábado, 23 de junio de 2007

hambre


esta cremita de tomate de sobre
terminó siendo un magma hirviente
lleno de sabor a cosas que la tierra no da.
anoche me quemé el paladar con una mala y malvada pizza caliente
la salsa de tomate
justo donde empiezan los dientes
ahora este magma remueve el dolor
como que jugara con él
y yo cierro los ojos
porque me duele
pero tengo hambre.

hace tres meses que tengo hambre.