martes, 5 de junio de 2007

a un costado

Te arrimé como se arrima algo grande. Pesado. Viejo. De a pocos. Con el hombro, y las piernas y las manos. Primero un lado, se separa de la pared. Voy al otro, empujo, con hombros manos y piernas que se han cansando un poco. Te saqué de ahí ya. Te separé de tu sitio. Quedé libre. Con una marca. ¿Una mancha?

Parece que sigues por aquí.