martes, 29 de septiembre de 2009

Ecologismo de salón

estoy sorprendido con la campaña ésta de las bolsas que ha contagiado los supermercados a un ritmo mayor a cualquier gripe A conocida.

Suelo estar a favor de la campañas de concienciación ecológica: planta árboles, ahorra agua, conduce eficientemente, recicla ..., pero esto de las bolsas me ha superado. He oído que el objetivo principal es que no lleguen al mar puesto que sirven de trampa para peces y otros seres marinos. No me imagino cómo una bolsa madrileña puede llegar al mar, pero bueno, incluso concediendo que las barcelonesas tienen más posibilidades de cazar una tortuga por el morro creo que equivocamos el tiro.

Probablemente las bolsas de supermercado son los objetos más reciclados del mundo. Al menos en mi entorno, la gente las usa como bolsas de basura. Y si esas bolsas dejan de llegar a casa, no me acabo de imaginar una cola de vecinos bajando al contenedor con la basurilla en el cuenco de las manos. Digo yo que tendremos que comprar bolsas de esas negras o azules para meter la basura. En conclusión, gastaremos pasta y seguiremos llenando el mundo de bolsas.

Mientras escribo esto, veo en la tele un anuncio (pagado por el Gobierno) animando a dejar de usar las bolsas e incluso leo que la Junta de Castilla y León se plantea otra campaña por su cuenta .

Alucino, sobre todo cuando no dicen nada de otro tipo de envases ridículamente grandes. Al loro a este de la "pildora del día después".


domingo, 27 de septiembre de 2009

De hijas y poses

he visto las fotos de las chavalas caracterizadas como orcos, como la bruja Avería, como asesinas en serie y hasta como protagonistas de una peli de terror japonesas. Definitivo: en este país somos unos hijoputas de cuidado. Cachondos, sí, pero hijoputas. En cuanto cae el árbol, no es que hagamos leña, ¡hacemos astillas!.

A mí la verdad es que no me pareció adecuado que pusieran las fotos en los periódicos, sobre todo porque la primera la vi en ABC, siempre tan "respetuoso" con la familia. En Cadena 100 (perteneciente a la Cope) también se pasaron tres pueblos con sus comentarios acerca del aspecto de las chicas. Pero luego, una vez que todo el país ha visto la imagen, pues qué se le va a hacer. De los comentarios crueles y las chanzas que oigo en la calle no digo nada. No considero tan grave reírse con los amigos sea del tema que sea. Y sino, acordaos de los chistes que hemos oído sobre temas bastante más chungos.

Por otra parte, ¿cómo evitarlo? Cuando te dedicas a una actividad pública, todo tu entorno está expuesto al interés del público. Y eso es particularmente peligroso en el campo de la política, donde los escrúpulos brillan por su ausencia y cualquier oportunidad de ataque es bienvenida. Si son capaces de inventar conspiraciones, fabricar rumores, buscar en las alcantarillas, ¿cómo no van a reírse del aspecto de tu familia?

¿Y ahora qué? veo nubarrones para los familiares del resto de políticos. Estas chicas ya se han llevado lo suyo, pero atención a lo que viene. Más vale que los hijos del resto se queden una temporadita en casa (o salgan al extranjero de vacaciones).

Por cierto, ¿perjudica en algo a Zapatero el tema de las fotos de marras? no políticamente desde luego, pero la movida que debe tener ahora mismo en su casa debe ser cojonuda. Vamos digo yo.

martes, 22 de septiembre de 2009

Ayer tuve un día horrible de trabajo ...

¿horrible?, ¿por qué fue horrible? pues porque estuve pensando en un problema complejo desde que sonó el despertador, porque apenas me dio tiempo a desayunar, porque el lío se fue enredando como una madeja entre patas de gato a lo largo de la mañana, porque pasé la hora de comer sin comer, hablando por teléfono con gente en cuyo país se come a las 12, porque ya cabreado me fui a la oficina de mi cliente y hube de mantener la cabeza fría para buscar una solución para su problema a la vez que ellos ponían a parir nuestro trabajo.

Aunque, viéndolo con los ojos de mañana, puede que no fuera tan horrible. Fue apasionante manejar variables hasta encontrar alternativas que fueran bien a todos. Y al final, lo que no mata, fortalece. Además en las dos reuniones aprendí cosas, y por no desayunar ni comer un día tampoco pasa nada, ¿no?.

A este paso y viendo la tendencia, pasado mañana lo mismo añoraré ese "horrible" lunes.

NO hay nada como mirar atrás de vez en cuando.

domingo, 20 de septiembre de 2009

¡Campeones de Europa!

... de baloncesto esta vez. Espero que esto sirva para que la tele dé algo más de "basket", algo raro de ver últimamente, y para que la gente acuda a los partidos. Los equipos parece que sí tienen patrocinadores, pero la afición no es ya la de antes, así que aguzando el ingenio se están haciendo interesantes "spots" para fortalecer la vinculación de los aficionados con sus clubes.

Ahí va un ejemplo (estoy seguro de que este te gustará algo más que el del Celtiña, querido new yorker):

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Cosas de la edad


Siempre he oído que la gente con la edad se radicaliza y se vuelve de derechas. Por lo visto, y según opinión unánime de mis amigos, estoy en una fase avanzada de ese proceso, pero por suerte he encontrado recientes pruebas de que el proceso es reversible. Incluso he conocido personitas que son ahora más tolerantes que antaño. De lo de pasarse a la izquierda sólo conozco a un par de ellos, pero seguimos buscando ...