sábado, 30 de junio de 2007

PUEBLOS DEL MUNDO ... EXTINGUIOS!!!

No sé a dónde va el mundo, pero desde luego, no tiene buena pinta. Por mi parte y por si el final viene de golpe, sigo el consejo de Siniestro Total: "sonríe cuando te vayas a fosilizar, que no piensen luego que lo has pasado mal ..."

¿Quién juzga a los jueces?


no es bueno ser radical a la hora de valorar el trabajo de la gente. Todos cometemos errores, y cuando son intermitentes, los fallos son muy tolerables. También hay que ser indulgente con la gente que hace lo que puede. Cada uno tenemos el intelecto que nos ha sido dado, y no se nos puede pedir más. Pero, ¿cómo reaccionar ante la incompetencia voluntaria, la dejadez, la vagancia, la displicencia intencionada? No sé vosotros pero a mí, una de las cosas que más me molesta en el trabajo, es ver cómo alguien inteligente, con gran capacidad, pasa de todo y de camino, perjudica a sus compañeros.



Esto, extrapolado a la Función Pública, me convierte en un fustigador de los niveles altos de la Administración. Jueces, directores generales, fiscales, inspectores de hacienda, etc ... ¿Quién controla a estos tíos? ¿quién les reprende por sus errores? ¿quién les castiga si no hacen bien su trabajo o les retira si se vuelven incompetentes? La respuesta es, NADIE. Hay jueces cuyas sentencias son continuamente revocadas por la segunda instancia y nadie les retira de sus cargos. Con su incompetencia, no sólo están perjudicando a los afectados durante todo el tiempo que dura el proceso (normalmente años) sino que además hacen incurrir a la Administración de Justicia en gastos e ineficiencias.

¿Para cuando un sistema de auditoría y control del trabajo de los funcionarios públicos de estos niveles? No son seres sagrados ni intocables. Son trabajadores cuyos empleos están subvencionados por todos y cuando menos, deben cumplir con diligencia.

rayo

Está por partirme un rayo
Se anuncia
Y lo veo

Ahí viene, empujando a otro rayos
Los que van por ti
y por él
y ellos
por todos los que tienes alrededor
que seguro no están viendo.

compañía

Como si saliera del centro de mí un bosque entero
que estalla
como si cientos de pájaros azules volaran encima de mi cama
como si ocho lagartos inmensos comieran de mi refri
y lo tiraran todo al suelo
como si una familia de monos jugara a las cartas en mi mesa de centro
y el más chico fuera perdiendo

entro a mi cuarto y saltan sobre mí pequeños tigres practicando a ser feroces
hormigas gigantes trepan las paredes
arañas en el techo tejiendo redes de hilo
hojas secas en mi armario
muy juntas
muy juntas

me siento a verlo todo
y ya me invitan a jugar
me reparte las cartas un mono gris
que creo que me está haciendo trampa
el más chico no se queja y los demás fuman algo que huele bien

de pronto un sonido
como un silbido dulce

un gran árbol los llama de vuelta

¿a dónde van todos?

¿Puedo subir también?
no quisiera seguir aquí
mi casa no va ser la misma sin ustedes.

miércoles, 27 de junio de 2007

no duermo

no puedo dormir
me persigue algo
alguien
una idea
una mentira
un sueño mal soñado

y me echo
pensando que duermo
y me lo creo
pero al primer ruido lo veo
las manos cerradas
la mente despierta
los ojos cansados

listos para abrirse
el cuerpo para levantarse
y salir corriendo
huyendo
escapando
de todo lo que viene tras de mí

pero hoy no quiero

quiero una cama
otra cama
una contigo dentro

para dormir

ven por mí

atrápame
llévame
quiero soñar algo nuevo