lunes, 19 de marzo de 2007

que se mueran los feos ...

leo en Yahoo que una tal Elena Gismero en el marco del Congreso Internacional "Trastornos Psicológicos en el siglo XXI" organizado por la Universidad Pontificia Comillas-ICAI-ICADE, ha afirmado que considera la obsesión moderna por la imagen corporal como "una de las lacras de nuestro contexto occidental". ¿Y como llega a esa conclusión? pues con una encuesta que dice que el 45 por ciento de las españolas piensa que "las mujeres que son guapas tienen más oportunidades en la vida".

Vaya, sorprendente, el 45% de las mujeres españolas y yo pensamos igual. Voy más allá, sospecho que si las guapas del estudio además son simpáticas, tienen todavía más oportunidades, y no digamos si son inteligentes, ricas, cariñosas, de buena familia y tremendamente intuitivas. Darwin estaría orgulloso de Elena Gismero. Gracias Elena por tu aportación a la teoría de la selección natural.

Dejando a Elena y su exitoso estudio, me pregunto ... ¿por qué el otro 55% de las mujeres pensaban distinto?

lunes, 12 de marzo de 2007

Confundir la realidad

mira que puse a trabajar en el sótano de la creación a los Hermanos Grimm, al Fénix de los Ingenios y hasta al Manco de Lepanto, y ni entre todos fueron capaces de ayudar a Rubalcaba en su afán de contarnos el cuento de De Juana y sacarle un final feliz. Tarea compleja sin duda, la que le encomienda ZP al bueno de Rub-Al Cabah.

Ante el fracaso con los cuentistas, ahora estoy experimentando con ilustres matemáticos, y les he puesto a averiguar cuántos ciudadanos se dedican a pasar la tarde de los sábados a la interperie y de grito en grito. Curiosidades tontas que tiene uno. Y si veo que Euclides no se acerca a la solución, quizá salga más a cuenta contratar al Conde Draco, que cuenta despacio pero más seguro.

Y es que no sé lo que me pasa últimamente. No, no es que mire a la vecina de enfrente, no, sino que ¡no me creo nada!. Rubalcaba, Espe, Capello, mis clientes, ¡todos mienten! ¡¡¡Ahhh!!! ¿me estaré volviendo loco de tanto ver House? Por favor amigos, ayudadme con vuestro consejo ..., aunque dudo si podré creérmelo ...

jueves, 8 de marzo de 2007

nueve días ...

para el inicio del mundial de F1. Mi amigo Newyorker ya ha colgado la porra del mundial y por supuesto, ya he puesto mi pronóstico. Al verlo os daréis cuenta de que en esto de los coches, como en casi todo, nos pueden los colores así que voy con nuestro Fernando Alonso.

Por cierto, ¿qué os parece el carro que gasta el vigente campeón?


viernes, 2 de marzo de 2007

Uranio "fashion"

últimamente está volviendo la moda de la energía nuclear, sobre todo en los países en vías de desarrollo, que precisan fuentes de energía baratas. Pero también en países del primer mundo se renueva el interés por este modo de obtener energía, y en este caso no es el precio el único de los factores:

  • el suministro de uranio está asegurado; mientras los cinco países con mayores reservas de petroleo están en el Golfo Pérsico (y luego van Rusia, Venezuela y China), el TOP5 de reservas de uranio se encuentra en zonas menos conflictivas como Kazajistán, Australia, Sudáfrica, USA y Canadá.
  • los combustibles fósiles se agotan; es una realidad, pues aunque no dejan de descubrirse nuevas reservas, el consumo aumenta de forma exponencial. También aumenta el coste de explotación, pues como es lógico los yacimientos ya agotados eran también los más baratos de explotar.
  • la demanda exige estabilidad en la oferta; cosa difícilmente de asegurar con la energía eólica o la solar. O hay viento o no lo hay, y las horas de sol no son estables a lo largo del año. Por poner un ejemplo, un gran parque eólico produce unos 200MW frente a los 1.500MW de una central de fisión convencional.
Pero el caso es que a mí me sigue dando algo de miedo esto de las nucleares. Es cierto que el calentamiento global es un amenaza, pero no lo es menos que saltemos por los aires o muramos bajo la contaminación letal del Chernobyl de turno. Y no estoy hablando de un fallo de la central, sino de un atentado contra una de ellas (que no debe ser muy complicado de ejecutar).

Mirando al futuro, podríamos tener una gran oportunidad de usar la energía nuclear a partir del hidrógeno en centrales de fusión como la que actualmente se experimenta en el proyecto ITER, pero de momento es ciencia-ficción. Un pronóstico más realista es que paulatinamente, según se vayan encareciendo el petróleo y el gas, las energías alternativas se irán haciendo más y más eficaces. Por poner un ejemplo, los molinos que se instalaban hace sólo cinco años tenían una potencia de 850KW y hoy son ya de 2 y de 2,5MW. Pronto será más barato instalar un parque eólico en Costa da Morte (donde el viento está aseguradísimo) que comprar combustible a un proveedor extranjero.

Y eso hablando sólo de la energía eólica, pues la gran esperanza se llama energía solar. Nuestro Sol está esperando a que consigamos desarrollar formas de transformar y almacenar su calor. Eso se llama I+D y el género humano sólo lo ha desarrollado cuando realmente lo necesitaba. Ya veréis como con un petróleo a 125$/barril empiezan a salir coches solares de debajo de las piedras.

jueves, 1 de marzo de 2007

Estupor

más que indignación, horror, asco o pena, es un sentimiento de incredulidad el que he experimentado al conocer que el gobierno va a liberar a este etarra de mierda.

Que ese cerdo ha cumplido ya veinte años de condena, que sólo le queda uno, que está débil, que no se qué y que no sé cuántos. Me importan tres cojones los argumentos de Rubalcaba y de Blanco. Ya me supongo que alguna razón tendrán para soltarle, pero esa razón no puede ser más poderosa que la que provocó su condena.

Seguro que algún letrado es capaz de justificar con la ley en la mano que tiene todo el derecho a irse a su casa, e incluso a salir libre. Sin duda es así, pero coger los códigos por los pelos para conseguir un objetivo ilícito se llama fraude de ley y en él está incurriendo el gobierno socialista.

Estimo que desde las trolas de Aznar sobre las armas de destrucción masiva no ha había habido una actuación tan vergonzante por parte del ejecutivo. Pedí entonces una marcha atrás inmediata e igualmente la pido ahora:

De Juana, a su celda ¡ya!