Mostrando entradas con la etiqueta prevención. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta prevención. Mostrar todas las entradas

domingo, 31 de agosto de 2014

Tratar diabetes es ocho veces más caro que prevenirla

Tratar diabetes es ocho veces más caro
31 AGOSTO, 2014


Diario Correo / Aunque suene a cliché, prevenir siempre es mucho más barato que tratar cualquier enfermedad.

Así lo confirmó Laura Aurich, médico de Boehringer Ingelheim, quien aseguró a Correo que en el caso de la diabetes, tratarla es ocho veces más caro que cualquier otra enfermedad, si no se toman medidas preventivas.

“La diabetes puede prevenirse, si se tiene sospechas de padecerla, lo que implica, principalmente, comer más sano y tener más actividad”, precisó.

Diálisis. Explicó que el tratamiento de esa enfermedad se encarece mucho cuando el paciente requiere de diálisis, que de no hacerse en un centro de salud de la seguridad social o apelar a otro tipo de seguros, resulta muy caro.

La especialista dijo que en el Perú cada vez es más recurrente tener niños de dos años con esa enfermedad (nacen con el mal).

“El gran problema es que cada vez más los jóvenes son más sedentarios y descuidan la actividad física. Cuando se apela a la prevención, tratar la enfermedad se reduce a un costo de casi cero”, agregó.

Por ello, hizo hincapié en que el tratamiento de la diabetes tiene un gran impacto en la economía familiar cuando los ingresos son pocos.

Al respecto, agregó que la Sociedad Peruana de Endocrinología señala que, en promedio, el gasto para tratar la diabetes es $194 al año, sin considerar la diálisis.

De allí que recalcó realizar una adecuada prevención, porque se estima que la enfermedad podría incrementarse a una tasa de 7.5% a partir del 2030.




Publicado en http://mundinews.com/tratar-diabetes-es-ocho-veces-mas-caro/



Nota de la autora del blog: 
Cuando dicen en este artículo "La diabetes puede prevenirse" no es cierto.
La única diabetes que puede prevenirse es la diabetes tipo 2, que está directamente relacionada con el sobrepeso y los hábitos de vida poco saludables.
Los pacientes deberíamos exigir que se deje de insistir en la prevención. En algunos países, como Reino Unido, se llegó a retirar cuidados y tratamiento a aquellos cuyos médicos consideraban que no estanan cumpliendo el tratamiento.
Si uno de los principales síntomas es la polifagia, es decir, un hambre excesiva y atroz, no pueden culpar a los que sufren esta patología de no adelgazar con la facilidad que lo hacen los que no la padecen. Por supuesto que otro síntoma es el aumento de peso. Síntoma de la diabetes tipo 2, insisto. 
Todas estas informaciones se están publicando día a día no porque les preocupen nuestras muertes, sino el gasto que ocasionamos.
Desde mi punto de vista tenemos que plantarnos y exigir que esto no conlleve ningún tipo de criminalización por síntomas ni por gastos ocasionados. Pronto, en cuestión de años, podemos vernos pagando cada una de las pastillas que precisemos, o cada pinchazo de insulina.

Beatriz González Villegas.

lunes, 4 de agosto de 2014

¿La diabetes del adulto puede prevenirse?

¡Un simple análisis permite realizar el diagnóstico!

Autor: Cudi Tamara
Especialidad: Nutrición. Argentina.

La Diabetes tipo 2 comúnmente conocida como del adulto es una enfermedad crónica cada vez más frecuente en nuestro país. Afecta aproximadamente al 7% de la población.

Es un padecimiento silencioso, que aparece en los mayores de 45 años y que, generalmente, presentan obesidad y un estilo de vida sedentario.

Imagen
¿Es importante detectar la pre-diabetes?

Sin duda, la Pre-Diabetes es una condición que muchas veces precede a la Diabetes. Los valores de glucosa en sangre (glucemia) están por encima del valor normal pero no tan altos como en la Diabetes. También es “silenciosa”, por lo tanto usted puede tenerla y no saberlo.

¿Puedo estar en riesgo de tener diabetes o pre-diabetes?

Si usted presenta alguno de los siguientes factores, tiene mayor probabilidad de desarrollar la enfermedad:

  • Edad mayor a 45 años
  • Sobrepeso u obesidad
  • Físicamente “inactivo”
  • Tiene padres o hermanos con diabetes
  • Tuvo un bebé que pesó más de 4 kilos al nacer
  • Tiene hipertensión arterial, colesterol HDL por debajo de 35 ng/dl o niveles de triglicéridos por encima de 250 ng/dl

Imagen




Publicado en http://www.on24.com.ar/salud/5523/la-diabetes-del-adulto-puede-prevenirse

domingo, 1 de junio de 2014

Un hígado, un páncreas y un riñón por diabetes


Que te digan que necesitas un riñón, te pone los pelos de punta. Que te suelten que por ser diabético precisas de paso un páncreas, porque si no el riñón te durará menos que un caramelo en la puerta de un colegio, te hace sudar. Pero hay más. A Claudio Juárez le han trasplantado además un hígado.

Luego dirán los que gobiernan en cada país que no hay que gastar en educación diabetológica, no. Pues como no gasten cuando estemos sanos, no llegaremos a viejos por un lado, y los que gobiernen en el futuro o se rascan los bolsillos, o nos van a tener que matar cortándonos a pedacitos sin más, aplicando la tanatoterapia más cruel que podamos imaginar.

Pero a lo que iba: temblandito estarían Claudio y su familia cuando entró en quirófano. Diez horas se pasó dentro. No es tanto, teniendo en cuenta que el doble trasplante, el de páncreas y riñón, lleva una media de 9 horas.

No sabemos cómo seguirá hoy Claudio. Esperamos que bien. Del Hospital Privado de la ciudad de Córdoba, Argentina, hablan bien los que salieron vivos. Siempre nos queda la esperanza, como les quedaba Paris a Rick y a Ilsa. Tiriri tirirí... Tócala, Sam; pero que nos dejen de tocar las narices por tener diabetes.






Beatriz González Villegas.









martes, 15 de abril de 2014

La dieta y el ejercicio previenen la diabetes durante años

15 de abril de 2014 
Los cambios del estilo de vida que realizan las personas con alto riesgo de desarrollar diabetes reducen esa probabilidad en las dos décadas siguientes, según indica un equipo de China.

La modificación de la alimentación y el ejercicio también disminuyeron la mortalidad, en especial en las mujeres, según surge de los datos del Estudio de Prevención de la Diabetes de Da Qing a seis años.

Los participantes ingresaron al estudio con niveles de azúcar en sangre por encima de los normales, pero no lo suficientemente altos como para diagnosticarles diabetes. Los autores querían comprobar si podrían ayudarlos a prevenir o retrasar ese diagnóstico.

"La diabetes está asociada con un aumento del riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular y morir", dijo por e-mail el doctor Guangwei Li, del Hospital de la Amistad China-Japón, en Pekín.

Li comentó que la prevalencia de la diabetes aumentará con el rápido crecimiento económico en China y el resto del mundo. "Tenemos que hacer algo para retrasar la aparición de la diabetes en poblaciones de alto riesgo", agregó.

Con su equipo, estudió a 568 participantes del estudio original, que comenzó en 1986, en Da Qing, China. Al azar, esos pacientes utilizaron tres intervenciones (dieta, ejercicio o dieta más ejercicio) o formaron un grupo control.

La dieta estaba diseñada para ayudar a adelgazar a los participantes con sobrepeso y reducir el consumo de carbohidratos simples y alcohol en los participantes con peso normal. El programa de ejercicio debía aumentar el tiempo que los participantes hacían actividad física.

Los resultados del estudio original indicaron que las tres intervenciones disminuyeron el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 al final de la investigación, en 1992.

Con el nuevo estudio, el equipo quiso conocer si los cambios del estilo de vida del estudio original habían influido en la aparición de la diabetes y la mortalidad varios años después.

Para eso, comparó las historias clínicas y los certificados de defunción de 430 participantes que habían realizado alguna intervención y de 138 del grupo control.

Al final del 2009, el 28 por ciento de los que habían hecho dieta, ejercicio o ambos había fallecido, comparado con el 38 por ciento del grupo control.

Al concentrarse en la enfermedad cardíaca, los autores observaron que el 12 por ciento de los que habían realizado alguna intervención había muerto por alguna causa cardíaca, comparado con el 20 por ciento del grupo control.

La mayor parte de los beneficios se concentró en las mujeres (hubo poca diferencia en la mortalidad de los hombres independientemente de si habían realizado alguna intervención).

Los autores también compararon los diagnósticos de diabetes: el 73 por ciento de los que habían realizado alguna intervención había desarrollado la enfermedad antes del 2009, comparado con el 90 por ciento del grupo control. Esa relación fue similar en hombres y mujeres, según publica el equipo en The Lancet Diabetes and Endocrinology.










Publicado en http://vidayestilo.terra.com/salud/,f2f163f194165410VgnCLD2000000ec6eb0aRCRD.html 

Nota: la única diabetes que a día de hoy se puede prevenir es la diabetes tipo 2. esta entrada solo se refiere a este tipo de enfermedad. La diabetes tipo 1 no es aún prevenible.

domingo, 13 de abril de 2014

La prediabetes también es peligrosa

13 de Abril de 2014 a la(s) 6:0 - Redacción de Salud


La buena noticia es que con pequeñas modificaciones en nuestros hábitos alimenticios y actividad física se puede lograr que el nivel de azúcar en la sangre baje.
Imagen 1
La prediabetes consiste en la elevación del azúcar en la sangre por arriba de lo normal pero no lo suficientemente elevada para diagnosticarse como diabetes. Se calcula que 57 millones de personas en Estados Unidos y cientos de millones en el resto del mundo la padecen.
Es un problema muy importante porque aumenta el riesgo no solo de desarrollar diabetes, pero porque en sí aumenta el riesgo de enfermedades del corazón, dice Vidaysalud.com.

La buena noticia es que con pequeñas modificaciones en nuestros hábitos alimenticios y nuestra actividad física podemos lograr que el nivel de azúcar en la sangre baje y se mantenga en los límites normales.

En cuanto a los hábitos alimenticios, si está en sobrepeso, se recomienda bajar de un 5 % a un 7 % del peso en el transcurso de un año y mantenerse en ese peso. Eso significa que si pesa 200 libras (90 kilos), tiene que bajar entre 10 y 14 libras (4½ a 6¼ kilos) en un año. En cuanto al ejercicio, la meta es hacer algún ejercicio aeróbico, como caminar o montar bicicleta por 150 minutos en el transcurso de la semana, lo que significa como 22 minutos diarios. Desde luego que si hace más, mejor. Este tratamiento no tiene efectos secundarios y lo hará sentirse mejor y prevenir problemas serios.

Se recomienda que 50 % a 60 % del consumo de calorías provenga de carbohidratos (azúcares) y el 30 % de grasas en su mayoría monoinsaturadas y solo 10 % a 20 % de proteínas. La cantidad depende de nuestra estatura, nuestro peso y las calorías que necesitamos.

Desde luego que los azúcares recomendados son lo que provienen de las verduras y las frutas frescas y las grasas recomendadas son principalmente las que se conocen como grasas monoinsaturadas.

Entre los alimentos que contienen grasas monoinsaturadas tenemos al aceite de olivo, las nueces, las aceitunas y los aguacates.

Recuerde que si mejora sus hábitos alimenticios diarios y aumenta su actividad física estará cuidando su salud, ya sea para prevenir la diabetes o para controlarla mejor.
Valores glucémicos después de comer, y antes de comer.




Publicado en http://www.laprensagrafica.com/2014/04/13/la-prediabetes-tambien-es-peligrosa

sábado, 1 de febrero de 2014

Los alimentos ricos en flavonoides están asociados con una reducción riesgo de diabetes

Por Shereen y Jegtvig

31 ene (Reuters) - En las mujeres que tienen una alimentación rica en productos con flavonoides, como las bayas, el chocolate, el vino tinto y el té, disminuye la inflamación y la resistencia a la insulina,  según indica un equipo de Reino Unido.

Los flavonoides son sustancias químicas presentes en las frutas y las verduras de colores. Estudios de laboratorio sugieren que muchas de ellas son beneficiosas para la salud.

"El objetivo de este estudio es reforzar esos hallazgos para empezar a descubrir cómo actúan en los seres humanos", dijo la doctora Aedin Cassidy, especialista en nutrición de la Escuela Norwich de Anglia Oriental.

"Nuestros estudios ya habían demostrado que esas sustancias bioactivas poderosas (...) reducen el riesgo de sufrir un infarto y desarrollar diabetes tipo 2."

El equipo de Cassidy estudió a 1997 mujeres saludables de un registro nacional británico, TwinsUK, con información de voluntarios gemelos adultos.

Las mujeres tenían entre 18 y 76 años; la mitad había pasado la menopausia.

Las participantes respondieron cuestionarios alimentarios para evaluar su consumo de seis flavonoides y estimar el consumo calórico total y el IMC. Además, las mujeres proporcionaron información sobre sus antecedentes familiares, estilo de vida y actividad física.

Las voluntarias consumían en promedio 1,2 g/día de flavonoides (entre 0,6 y 1,7 g/día). El era la principal fuente de esas sustancias en la dieta, seguido de las uvas, las peras, el vino, las bayas, las naranjas y los pimientos, según publica el equipo en Journal of Nutrition.

Para calcular la resistencia a la insulina, los autores determinaron los niveles de insulina, glucosa y marcadores de inflamación en sangre. Las mujeres que más consumían dos tipos de flavonoide, antocianinas y flavones, tenían los niveles más bajos de resistencia a la insulina e inflamación.

"Demostramos en estudios poblacionales que un consumo alto y habitual de un tipo de flavonoides, las antocianinas, que le dan  el color rojo/azul a las bayas y otras verduras y frutas, mejora la forma en la que el organismo maneja la glucosa y la insulina y reduce la inflamación, un factor de riesgo de la enfermedad cardíaca y la diabetes", dijo Cassidy.

El estudio no prueba que el consumo de alimentos ricos en flavonoides disminuya la inflamación o la resistencia a la insulina. Los flavonoides también podrían ser un indicador de otro factor que explique la diferencia, como el ejercicio o la alimención saludable.

Se necesitan más estudios para saber cómo estas sustancias vegetales actúan en el organismo y qué cantidad habría que consumir para obtener algún beneficio.

Cassidy recordó que estudios previos habían sugerido que las bayas son especialmente importantes.

"En este nuevo estudio, el consumo diario de una porción de bayas ricas en flavonoides estuvo asociado con un mejor control de los niveles de azúcar en sangre y la presión. Pero pequeñas cantidades de vino tinto y cantidades moderadas de chocolate negro reforzaron los efectos preventivos de la dieta saludable", resumió Cassidy.



Los alimentos ricos en flavonoides están asociados con una reducción riesgo de diabetes

Por Shereen y Jegtvig

31 ene (Reuters) - En las mujeres que tienen una alimentación rica en productos con flavonoides, como las bayas, el chocolate, el vino tinto y el té, disminuye la inflamación y la resistencia a la insulina,  según indica un equipo de Reino Unido.

Los flavonoides son sustancias químicas presentes en las frutas y las verduras de colores. Estudios de laboratorio sugieren que muchas de ellas son beneficiosas para la salud.

"El objetivo de este estudio es reforzar esos hallazgos para empezar a descubrir cómo actúan en los seres humanos", dijo la doctora Aedin Cassidy, especialista en nutrición de la Escuela Norwich de Anglia Oriental.

"Nuestros estudios ya habían demostrado que esas sustancias bioactivas poderosas (...) reducen el riesgo de sufrir un infarto y desarrollar diabetes tipo 2."

El equipo de Cassidy estudió a 1997 mujeres saludables de un registro nacional británico, TwinsUK, con información de voluntarios gemelos adultos.

Las mujeres tenían entre 18 y 76 años; la mitad había pasado la menopausia.

Las participantes respondieron cuestionarios alimentarios para evaluar su consumo de seis flavonoides y estimar el consumo calórico total y el IMC. Además, las mujeres proporcionaron información sobre sus antecedentes familiares, estilo de vida y actividad física.

Las voluntarias consumían en promedio 1,2 g/día de flavonoides (entre 0,6 y 1,7 g/día). El era la principal fuente de esas sustancias en la dieta, seguido de las uvas, las peras, el vino, las bayas, las naranjas y los pimientos, según publica el equipo en Journal of Nutrition.

Para calcular la resistencia a la insulina, los autores determinaron los niveles de insulina, glucosa y marcadores de inflamación en sangre. Las mujeres que más consumían dos tipos de flavonoide, antocianinas y flavones, tenían los niveles más bajos de resistencia a la insulina e inflamación.

"Demostramos en estudios poblacionales que un consumo alto y habitual de un tipo de flavonoides, las antocianinas, que le dan  el color rojo/azul a las bayas y otras verduras y frutas, mejora la forma en la que el organismo maneja la glucosa y la insulina y reduce la inflamación, un factor de riesgo de la enfermedad cardíaca y la diabetes", dijo Cassidy.

El estudio no prueba que el consumo de alimentos ricos en flavonoides disminuya la inflamación o la resistencia a la insulina. Los flavonoides también podrían ser un indicador de otro factor que explique la diferencia, como el ejercicio o la alimención saludable.

Se necesitan más estudios para saber cómo estas sustancias vegetales actúan en el organismo y qué cantidad habría que consumir para obtener algún beneficio.

Cassidy recordó que estudios previos habían sugerido que las bayas son especialmente importantes.

"En este nuevo estudio, el consumo diario de una porción de bayas ricas en flavonoides estuvo asociado con un mejor control de los niveles de azúcar en sangre y la presión. Pero pequeñas cantidades de vino tinto y cantidades moderadas de chocolate negro reforzaron los efectos preventivos de la dieta saludable", resumió Cassidy.



jueves, 30 de enero de 2014

Prevenir y tratar la diabetes es eficaz y económicamente eficiente

Posted by Dra. Maria Carmen Valencia Benavides on ene 30, 2014

JUSTIFICACIÓN DE PROYECTO DE CONSULTA ESPECIALIZADA EN LA DIABETES:

“Prevenir y tratar la diabetes es eficaz y económicamente eficiente”

(OMS, 2005)

La diabetes y sus complicaciones se pueden prevenir en gran medida. Nuestro interés como Centro Clínico es cooperar con una de las más grandes epidemias mundiales, con el fin de prestar nuestro servicio a la comunidad.

Existen intervenciones probadas y asequibles y, sin embargo, la diabetes sigue matando y discapacitando a millones de personas en el mundo cada año.

El Plan Mundial contra la Diabetes hace una llamada a las Naciones Unidas y a sus organismos, gobiernos, a la sociedad civil, al sector privado y a la comunidad diabética mundial para que den ya un giro a la marea de la diabetes. Queremos hacer eco de dicho plan.

El propósito de nuestro programa especial contra la Diabetes es:
Replantear el debate sobre la diabetes, para aumentar aún más la concienciación política sobre sus causas y consecuencias y la urgente necesidad de actuar a nivel mundial y nacional a fin de prevenir y tratar la diabetes.
 

Establecer un plan genérico, consistente, que sirva de ayuda y guía a los esfuerzos, las asociaciones y las Sociedades, con el fin de combatir la diabetes de manera eficaz.
Proponer intervenciones probadas, procesos y colaboraciones para reducir la carga personal y social de diabetes, al conseguir la disminución del impacto en complicaciones, discapacidad, invalidez, ingresos hospitalarios y por lo tanto económicos.
Apoyar y desarrollar las políticas e iniciativas existentes, como el Plan de Acción de la OMS 2008-2013 de la estrategia mundial para la prevención y el control de las enfermedades no contagiosas.
Fortalecer el movimiento mundial para combatir la epidemia de diabetes y mejorar la salud y la vida de las personas con diabetes.

La diabetes se encuentra a niveles de crisis. No podemos permitirnos retrasar la acción aún más; la miseria y el sufrimiento humanos que causa la diabetes son inaceptables e insostenibles. 

Cada año, más de cuatro millones de personas mueren a causa de la diabetes y decenas de millones más, sufren complicaciones discapacitadoras y potencialmente letales, como infartos de miocardio, derrames cerebrales, insuficiencias renales, cegueras y amputaciones.

También tiene consecuencias negativas para algunas enfermedades infecciosas, otras enfermedades no transmisibles (ENT) y la salud mental.

La diabetes no es sólo una crisis sanitaria, es una catástrofe social mundial. Los gobiernos de todo el mundo luchan por cubrir los costes de la atención diabética. El coste para la patronal y las economías nacionales está en aumento y cada día familias de bajos ingresos se ven impulsadas hacia la pobreza por la pérdida de ingresos debida a la diabetes y los costes permanentes de la atención sanitaria.

Hoy día, ya hay 366 millones de personas con diabetes y otros 280 millones bajo riesgo identificable de desarrollarla. De no hacerse nada, para 2030 esta cifra se calcula que aumentará hasta alcanzar los 552 millones de personas con diabetes y otros 398 millones de personas de alto riesgo. Tres de cada cuatro personas con diabetes viven hoy en países de ingresos medios y bajos. A lo largo de los próximos 20 años, las regiones de África, Oriente Medio y Sudeste Asiático soportarán el mayor aumento de la prevalencia de la diabetes.

Incluso en los países ricos, los grupos desfavorecidos, como los pueblos indígenas y las minorías étnicas, los migrantes recientes y los habitantes de barrios marginales sufren un mayor índice de diabetes y sus complicaciones. Ningún país, rico o pobre, es inmune a la epidemia.

Nuestro Plan define pruebas, soluciones económicamente eficientes y herramientas dentro de un marco coherente de actuaciones y representa el consenso de la comunidad diabética mundial.

El Plan Mundial contra la Diabetes que fue lanzado en 2011, ha permitido acordar actuaciones contra la diabetes y el resto de enfermedades no contagiosas.

Me siento orgullosa de nuestro equipo, de la organización que estamos logrando, pero esto es tan sólo el comienzo. Seguiremos trabajando con nuestros colaboradores para convertir las promesas en actuaciones a favor de las personas que ya tienen diabetes y para reducir el índice de desarrollo futuro de esta afección y sus insidiosas complicaciones.

¿Por qué es importante la diabetes?


En todo el mundo, 4,6 millones de fallecimientos cada año son atribuibles a la diabetes y, en algunos países, niños y jóvenes mueren por falta de insulina sin haber sido ni tan siquiera diagnosticados. La diabetes se encuentra entre las 10 principales causas de discapacidad en el mundo y socava la productividad y el desarrollo humanos.

De no emprenderse ninguna acción, se prevé que el número de personas con diabetes aumentará desde los más de 366 millones de 2011 hasta 552 millones en 2030, o un adulto de cada diez.

Ningún país ni sector de ninguna sociedad es inmune.

El desafío es reducir los costes humanos y económicos mediante un diagnóstico precoz, un control eficaz y la prevención contra el desarrollo de nuevos casos de diabetes en la medida de lo posible.

Los objetivos:

Mejorar los resultados sanitarios de las personas con diabetes:

El diagnóstico precoz, un tratamiento económicamente eficiente y la educación para el autocontrol pueden prevenir o retrasar notablemente las complicaciones de origen diabético y salvar vidas.

Prevenir el desarrollo de diabetes tipo 2:

Las intervenciones que afectan al estilo de vida y las políticas e intervenciones para que el mercado sea socialmente responsable, dentro y más allá del sector sanitario, pueden promover una alimentación sana y la actividad física, previniendo así la diabetes.

Acabar con la discriminación contra las personas con diabetes:

Las personas con diabetes pueden jugar un papel importante en sus propios resultados sanitarios y combatir la diabetes en general.

Unos marcos legales y políticos que les apoyen, las campañas de concienciación y unos servicios centrados en el paciente defenderán los derechos de las personas con diabetes y evitarán la discriminación.

La estrategia clave es implementar programas de diabetes:

Los enfoques integrales en las políticas y las prestaciones mejoran la organización, la calidad y el alcance de la prevención y la atención a la diabetes.

Es viable y deseable que todos los países tengan programas nacionales de diabetes. Además ya hay en funcionamiento algunos modelos de éxito en algunos países. En España, el sistema sanitario, no ofrece modelos multidisciplinarios de estos programas, y es lo que queremos brindar.

Lograr resultados y fortalecer los marcos institucionales:

Fortalecer el liderazgo para garantizar respuestas coherentes, innovadoras y eficaces, mundialmente reconocidas contra la diabetes y lograr los mejores beneficios posibles en relación a la inversión, de tal manera que los recursos económicos sean utilizados de una manera costo-eficiente, al disminuir morbi-mortalidad, riesgo de ingresos hospitalarios, complicaciones fatales, y por lo tanto los costos.

Integrar y optimizar los recursos humanos y los servicios sanitarios:

Reorientar, equipar y desarrollar las capacidades de los sistemas sanitarios para que puedan responder con eficacia al desafío de la diabetes mediante la formación y el desarrollo de políticas educativas y preventivas, especialmente a nivel de atención primaria.

Revisar y hacer más eficientes los sistemas de suministros:


Optimizar la provisión de medicamentos y tecnologías esenciales contra la diabetes mediante unos sistemas de adquisición y distribución fiables y transparentes.

Generar y utilizar estratégicamente las pruebas procedentes de la investigación:

Crear una agenda priorizada de investigación, desarrollar la capacidad de investigación y aplicar las pruebas resultantes a las políticas y la práctica.

Monitorizar, valorar y comunicar los resultados:

Utilizar los sistemas de información sanitaria y fortalecer la monitorización y la evaluación para poder valorar los progresos.

Asignar recursos apropiados y sostenibles a nivel nacional e internacional:


Lograr fuentes de recursos innovadoras, sostenibles y previsibles para luchar contra la diabetes, útiles en nuestro país, tan agobiado por la falta de recursos económicos.

Adoptar un enfoque que incluya a toda sociedad:

Implicar al sector privado y a la sociedad civil (incluidos los trabajadores sanitarios, los académicos y las personas con diabetes) para que trabajen unidos e inviertan las tendencias de la epidemia de diabetes.

Gracias por la atención prestada.



Publicado en http://blog.diagnostrum.com/2014/01/30/prevenir-y-tratar-la-diabetes-es-eficaz-y-economicamente-eficiente/

domingo, 26 de enero de 2014

Una nueva forma de predecir el riesgo precoz de la diabetes según investigación canadiense

Por Leonora Chapman | amlat@rcinet.ca
Domingo 26 enero, 2014

Una proteína en los músculos contribuye al desarrollo de la diabetes tipo 2 en la edad adulta, descubrieron investigadores de Quebec, que creen que también podría ayudar a predecir el riesgo de desarrollar la enfermedad.

El equipo de la Dra. Jennifer Estall del Instituto de Investigaciones Clínicas de Montreal (IRCM), encontró primero que ratones jóvenes que carecen de una cierta proteína que regula la producción de energía en las células parecían más saludables ya que tenían una tasa menor de azúcar en la sangre antes y después de las comidas.

Así que, a primera vista, pensamos que los niveles más bajos de esta proteína eran mejores “, dijo la Dr. Estall, directora de la unidad de investigación sobre los mecanismos moleculares de la diabetes en el IRCM.

Sin embargo descubrieron también que al envejecer, los ratones que carecían de esta proteína (proteína PGC -1a ) desarrollaron una gran intolerancia a la glucosa y una importante resistencia a la insulina, que son características de la diabetes tipo 2 .

Aunque los niveles de PGC-1α han sido modificados sólo en el músculo, los científicos han observado efectos adversos en la salud en otros tejidos. El estudio demostró que la ausencia de la proteína de PGC-1α en el músculo incrementa la inflamación en el hígado y el tejido adiposo (grasa), revelando así un nuevo enlace entre el metabolismo muscular y la condición inflamatoria crónica asociada frecuentemente con enfermedades metabólicas como la diabetes tipo 2 y las enfermedades cardiovasculares.

Su conclusión final entonces es que niveles crónicamente bajos de la proteína pueden contribuir al desarrollo de la diabetes en la edad adulta.

“Nuestro estudio también sugiere que los bajos niveles de PGC -1a en el músculo pueden ser una manera prometedora para predecir el riesgo precoz de la diabetes tipo 2 y que los medicamentos que aumentan los niveles de esta proteína podría ayudar a prevenir o retrasar la progresión de la enfermedad. “ - Dr. Jennifer Estall

Los resultados de esta investigación se han publicado en el American Journal of Physiology – Endocrinology and Metabolism.

De acuerdo con la Asociación Canadiense de Diabetes, más de nueve millones de canadienses viven con diabetes o prediabetes y el 90% de las personas con diabetes tienen diabetes tipo 2. La asociación dijo que lo primero que debe hacer para prevenir o retrasar la aparición de complicaciones asociadas con la diabetes es reconocer los factores de riesgo, signos y síntomas de la enfermedad.

Los tratamientos actuales


Las primeras medidas que se deben tomar para restaurar los niveles normales de insulina suelen estar vinculadas a los malos estilos de vida. Los individuos deben primero revisar su dieta, hacer más ejercicio y dejar de fumar.

Se requiere tratamiento con insulina cuando las primeras medidas fallan.
Los médicos coinciden en que la obesidad está fuertemente ligada a la aparición de la enfermedad, que puede conducir a enfermedades del corazón, derrame cerebral e incluso a la amputación de un miembro en caso de mala circulación.

¿lo sabía?


La diabetes es una enfermedad crónica que ocurre cuando el cuerpo es incapaz de producir suficiente insulina o usarla apropiadamente. El cuerpo necesita insulina para convertir el azúcar en energía. La diabetes puede provocar graves complicaciones y muerte prematura.







Imagen: http://i1.ytimg.com/vi/022ukscBCfQ/maxresdefault.jpg

Publicado en http://www.rcinet.ca/es/2014/01/26/una-nueva-forma-de-predecir-el-riesgo-precoz-de-la-diabetes-segun-investigacion-canadiense/


miércoles, 22 de enero de 2014

Teleoftalmología para prevenir la retinopatía diabética

El IOBA y la empresa eDiagnostic desarrollan un proyecto piloto de telemedicina en las localidades vallisoletanas de Medina de Rioseco, Peñafiel y Tordesillas
Valladolid, Martes, 21 de enero de 2014

Cristina G. Pedraz/DICYT 
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la diabetes afecta a más de 346 millones de personas en el mundo. En España, la incidencia se sitúa en torno a un 13’8 por ciento y se prevé un aumento significativo en los próximos años. En este sentido, la retinopatía diabética es una de las complicaciones más frecuentes asociadas a la diabetes y supone la principal causa de ceguera en la población en edad laboral activa (entre 25 y 65 años) en los países industrializados. Por ello, es importante controlar la salud visual de esta población, realizando al menos a un examen oftalmológico al año que permita detectar precozmente la enfermedad.

Con el objetivo de facilitar la realización de este tipo de exámenes, el Instituto de Oftalmobiología Aplicada (IOBA) de la Universidad de Valladolid y la empresa eDiagnostic han puesto en marcha un proyecto piloto de teleoftalmología en tres centros de salud de la provincia de Valladolid, en Medina de Rioseco, Peñafiel y Tordesillas. Como explica a DiCYT Diana Bravo, responsable del proyecto por parte de eDiagnostic, “el objetivo es acercar la atención oftalmológica a mayores rangos de población y en relación a un problema de máxima actualidad como es la retinopatía diabética, teniendo en cuenta que la diabetes está incrementando su incidencia”.

El proyecto, que surgió hace ahora un año, se basa así en la telemedicina para diagnosticar precozmente patología retiniana en pacientes diabéticos. “La retinopatía diabética tiene actualmente tratamiento y si se diagnostica precozmente el pronóstico de la enfermedad es bastante bueno, pero si el diagnóstico se realiza en fases más avanzadas la pérdida de visión puede ser ya irreversible”, asegura la experta.

La iniciativa consiste en la atención de los pacientes diabéticos en los centros de salud de estas tres localidades de la provincia. En estos centros de Atención Primaria se realiza una exploración de fondo de ojo (los tres centros disponen de un retinógrafo no midriático, una cámara que permite tomar imágenes digitales del fondo de ojo). La fotografía, junto con la historia clínica, se transmite a los oftalmólogos del Hospital Clínico Universitario de Valladolid a través de una plataforma online y son éstos quienes realizan un diagnóstico.

“No todos los pacientes a los que se detecta la enfermedad tienen que pasar a Atención Especializada sino que pueden ser controlados y monitorizados desde Atención Primaria. Esto supone varias ventajas tanto para los pacientes, que no tienen que desplazarse y evitan las largas listas de espera, como para el sistema sanitario ya que no se saturan las listas de Atención Especializada, y solo se deriva a aquellos pacientes que necesiten ya recibir tratamiento”, detalla Bravo.

Aunque ya se han realizado en diversas regiones españolas otras experiencias similares que no han tenido continuidad en el tiempo, el objetivo de este proyecto es consolidar un programa de teleoftalmología al que puedan adherirse todos los centros de salud que dispongan de un retinógrafo. De este modo, “aunque el proyecto piloto en Medina de Rioseco, Tordesillas y Peñafiel está en fase de finalización, se espera evaluar sus resultados y plantear un estudio con el fin de implementar el programa definitivamente en éstos y en otros centros de salud”.



Proyecto premiado
El proyecto obtuvo recientemente un premio en las V Jornadas de Investigación en Atención Familiar y Comunitaria, organizadas por la Sociedad Castellana y Leonesa de Medicina de Familia y Comunitaria con la colaboración de la Junta de Castilla y León y Sacyl, celebradas en la Facultad de Medicina de Valladolid, al que se presentaron otros 15 proyectos.

Así, el proyecto Análisis de un sistema de teleoftalmología destinado a la detección de retinopatía diabética. Pilotaje en tres zonas básicas de salud de CyL: Medina de Rioseco, Peñafiel y Tordesillas resultó galardonado por la utilización de las ventajas de la telemedicina para fomentar el cribado sistemático de los pacientes diabéticos y detectar precozmente la retinopatía diabética.

El cribado sistemático es un criterio utilizado como indicador de calidad del proceso asistencial del paciente diabético. Por ello, el porcentaje de pacientes a quienes se ha revisado el fondo de ojo es un indicador de proceso. Desgraciadamente no todos los pacientes con DM se revisan periódicamente la visión, tal como recomiendan los organismos sanitarios. Los motivos son diversos, entre ellos destacan la ausencia de síntomas en las fases iniciales de la RD, la falta de educación diabetológica de los pacientes y médicos, y las barreras geográficas. Además la elevada y creciente prevalencia de la enfermedad, hace que el número de revisiones requeridas para realizar un control anual, exceda las posibilidades asistenciales actuales de las unidades de oftalmología utilizando las técnicas clásicas de diagnóstico.


Para mejorar el despistaje en la población general, se ha propuesto en los últimos años recurrir a programas de teleoftalmología y conseguir de este modo que todos los pacientes diabéticos se sometan al menos a un examen oftalmológico anual y que sólo los pacientes con signos de enfermedad sean remitidos a los servicios de oftalmología.



Publicado en  http://www.dicyt.com/noticias/teleoftalmologia-para-prevenir-la-retinopatia-diabetica



Nota de la autora del blog: 
En Andalucía, desde Atención Primaria, llevamos años realizando fondos de ojo a diabéticos en sus propios centros de Salud, facilitándoles así el acceso a esta prueba especializada, y evitándoles desplazamientos hasta los hospitales de referencia.
La imagen se captura en Primaria. Se envía al hospital de referencia a la Unidad de Gestión Clínica de Oftalmología.
Cada retinografía informada pasa, a través del programa Diraya, a manos del médico de Atención Primaria de cada diabético, y es éste el que le comunica a su paciente la necesidad o no de iniciar tratamiento, siguiendo las indicaciones de los especialistas. 
Se previene, de esta forma, el impacto de la ceguera en este tipo de pacientes, de forma sencilla.
Esperemos que el modelo andaluz se exporte al resto de las Comunidades Autónomas españolas, con competencias en materia de Sanidad.
Beatriz González Villegas.