Mostrando entradas con la etiqueta política. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta política. Mostrar todas las entradas

miércoles, 23 de enero de 2013

Pasotas

hace unos días Paco Arnau escribía en Twitter lo siguiente: "Dicen que 7 de cada 10 españoles creen que estamos al borde de un estallido social... que 9 de cada 10 no secundarían."

Familia española típica un domingo por la mañana
Totalmente de acuerdo: no creo que estemos al borde de estallido alguno. La gente está harta, o dice que lo está. Se oyen protestas, quejas por la bajada de status, por la pérdida de poder adquisitivo, por el latrocinio que inunda el ambiente general. Stop, basta de retórica de bar. No debe ser tanto el hartazgo si la gente sigue votando a "su" partido (véanse las elecciones generales de hace un año o las más recientes autonómicas) y ni siquiera sale a berrear en la calle (en Madrid, 7 millones de hab. en 30km, no hay una manifestación con más de 200.000 personas).

Y lo peor, al menos para mí, es constatar día a día que la gente en verdad "pasa". No sé, quizá les aburramos con nuestras peroratas políticas, o quizá hayan caído en el conformismo o quizá, desilusionados, crean que las cosas no pueden cambiar. Ojalá estén en lo cierto, ojalá su indiferencia sólo traiga un poco menos de dinero o un poco menos de libertad o un poco menos de  cobertura social.

A la vez, admiro a los que, de derechas o izquierdas o de una ONG o religiosos o laicos o lo que sean, son capaces de argumentar una posición y actuar en consecuencia. Cada uno saca una conclusión distinta, pero lo más valioso es que han utilizado su cerebro para obtenerla.

No sé. Confío en que llegue algún prohombre, alguien respetado, que nos saque a todos de la abulia política. Un Gramsci que hable por todos, (no sólo por los suyos) y no se vea obligado a escribir un artículo similar al que publicó en 1917, con veintiséis años:


   "Odio a los indiferentes. Creo que vivir quiere decir tomar partido. Quien verdaderamente vive, no puede dejar de ser ciudadano y partisano. La indiferencia y la abulia son parasitismo, son bellaquería, no vida. Por eso odio a los indiferentes.

   La indiferencia es el peso muerto de la historia. La indiferencia opera potentemente en la historia. Opera pasivamente, pero opera. Es la fatalidad; aquello con que no se puede contar. Tuerce programas, y arruina los planes mejor concebidos. Es la materia bruta desbaratadora de la inteligencia. Lo que sucede, el mal que se abate sobre todos, acontece porque la masa de los hombres abdica de su voluntad, permite la promulgación de leyes, que sólo la revuelta podrá derogar; consiente el acceso al poder de hombres, que sólo un amotinamiento conseguirá luego derrocar. La masa ignora por despreocupación; y entonces parece cosa de la fatalidad que todo y a todos atropella: al que consiente, lo mismo que al que disiente, al que sabía, lo mismo que al que no sabía, al activo, lo mismo que al indiferente. Algunos lloriquean piadosamente, otros blasfeman obscenamente, pero nadie o muy pocos se preguntan: ¿si hubiera tratado de hacer valer mi voluntad, habría pasado lo que ha pasado?

   Odio a los indiferentes también por esto: porque me fastidia su lloriqueo de eternos inocentes. Pido cuentas a cada uno de ellos: cómo han acometido la tarea que la vida les ha puesto y les pone diariamente, qué han hecho, y especialmente, qué no han hecho. Y me siento en el derecho de ser inexorable y en la obligación de no derrochar mi piedad, de no compartir con ellos mis lágrimas.

   Soy partidista, estoy vivo, siento ya en la consciencia de los de mi parte el  pulso de la actividad de la ciudad futura que los de mi parte están construyendo. Y en ella, la cadena social no gravita sobre unos pocos; nada de cuanto en ella sucede es por acaso, ni producto de la fatalidad, sino obra inteligente de los ciudadanos. Nadie en ella está mirando desde la ventana el sacrificio y la sangría de los pocos. Vivo, soy partidista. Por eso odio a quien no toma partido, odio a los indiferentes."

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Cosas de los liberales


Hay una serie de derechos adquiridos que aquí, en la vieja España, consideramos sagrados. Véase, la Sanidad, la Seguridad ciudadana y las Pensiones. Maslow tendría algo que decir. El amor, el cante y el baile ya nos lo procuramos solos. Incluso para la educación hemos entendido que el estado no pinta mucho y dejamos que cada padre elija lo que me jor le convenga para su hijo. Si lo paga el estado, aún mejor, pero no es fundamental.

He oído muchas ideas sobre el papel del estado en la garantía de estos derechos. Las mías son las siguientes: respeto a la empresa privada, y confío a ella la prosperidad de un negocio, mas considero que si bien el estado es un pésimo empresario (gestión del beneficio), es el garante de derechos menos malo.

Y discutiendo con el tema nos encontramos con que el actual gobierno de Madrid (elegido por mayoría absoluta) dice que la Sanidad que gestiona desde hace casi diez años no funciona. ¿Por qué? Es una incógnita, pues no lo explica. ¿Por qué no devuelve esa competencia al estado si es incapaz de gestionarla? Sería una opción, pero no está de moda en este estado “de las autonomías”.

El caso es que nuestro gobierno ha optado por otra vía. Ya que yo no soy capaz de gestionar con eficacia este derecho (llamémoslo “servicio” para desdramatizar), lo voy a subcontratar. NO lo vendo, eh, como se hizo con Telefonica, las eléctricas, Repsol … etc … NO, lo subcontrato, o sea que busco una empresa privada que sepa hacer mejor el trabajo y le pago por ello.

-¿Y cuánto me vas a pagar? Pregunta la empresa
-Exactamente lo que me cuesta a mí a día de hoy.
-¿Entonces, qué gano? (¿y tú que ganas? – diría también yo, aunque eso al empresario no le importa)
-El ahorro de costes que consigas gracias a tu mejor gestión
-Uhmmmmmm … lo pensaré

Entonces la empresa privada se pone a cavilar y dada su experiencia, se da cuenta de que el ratio de absentismo del hospital público es más alto que en uno privado, que su gestión de compras es nefasta, que el reparto de turnos es ineficiente, que el personal podría currar más horas por el mismo sueldo … también valora que parte del personal es funcionario cuyas condiciones laborales son intocables;  y que alguno de los hospitales están bastante viejunos y los gastos de mantenimiento serían altos.

-Oye gobierno …
-¿qué?, ¿aceptas?
-me interesa, pero sólo los hospitales nuevos, no los viejunos. Tampoco quiero cargar con los médicos y enfermeras funcionarios, ni con las unidades de investigación donde se trata a los enfermos “raros”.
-hostia, qué morro.
-es que si no, mis costes son muy altos
-ya, qué jodío. Y qué más quieres, que te dé sólo los pacientes potenciales de 20 a 40 años que además tengan seguro privado, ¿no? de eso nada.
-entonces es que no me interesa pues en cuanto mejore el tema de las compras y resuelva algunas ineficiencias más, dejaré de ganar pasta. Es más, esto de la salud es muy jodido y como un año suban los alérgicos o los griposos o qué se yo, voy a perder un Congo.

Pero aparentemente esta conversación ha terminado en un “sí”, pues la Comunidad de Madrid sigue adelante con su proyecto … ¿por qué entonces el gobierno, que no ahorra nada, ha llegado a un acuerdo con un empresario que no ve tanto chollo?

Hala, a imaginar.

martes, 22 de mayo de 2012

un dicho castellano

"paso de buey, diente de lobo y hacerse el bobo"


La mayoría de políticos cumplen este dicho castellano: que viene a significar, aplicado a ellos:


a) cuidadito con moverte no sea que no salgas en la foto, ya sabes que las candidaturas las deciden otros y mejor no pasarse de listos con el partido. Prietas las filas.


b) como una serpiente, agazapados y listos para morder si alguien te trata de mover la silla. Leche, no ves que este es mi modo de vida y me lo quieres quitar. 


c) si alguien de acusa de algo, mira para otro lado. Si la prensa se mete, vuelve a la cueva, que toda tormenta acaba escampando. Y si te preguntan de algo que no te gusta ... no hagas memoria.





martes, 17 de abril de 2012

política y corazón

cualquiera (que no fuese español) escuchando la rueda de prensa de la presidenta Kirchner y bajo su discurso trémulo, habrá sentido quedos acordes de tango. El tango, vehículo de la tristeza que encierra el amor porteño canta estrofas doloridas, pasionales, de noches que ya se fueron e hilos que hace tiempo fueron cortados. Ayer, dineros aparte, la mandataria habló al mundo de cumplir la última voluntad de su amado. ¡Qué hermoso, Cristina! La multitud encandilada, sostenía en vilo las lágrimas a punto de caer de su presidenta. Epopeya nacional contra la hidra colonialista.

Cualquiera, oyendo la elegía póstuma, pensaría que Nestor Kirchner era un paria, un desahuciado de las internacionales, un luchador incansable contra el capitalismo pero ... si los Kirchner son la imagen del comunismo, que pongan un antifaz a Lenin, no sea que se levante y se le caiga el sudario del susto.

En fin, tangueros entrañables los argentinos. Lástima que sin el tango no puedan vivir y ya, desde este momento, estén llorando su buena dicha porque YPF, en un par de años, dejará de nuevo de ser argentina para ser norteamericana o china. Mientras, los españoles, tristones porque no sabemos cuántos enanos quedan por crecernos todavía, entonaremos una Salve, que para saetas ya tenemos las que nos lanzan nuestros "hermanos" de ultramar.

domingo, 1 de abril de 2012

la agonía de la "ayuda al desarrollo"

está claro que nadie puede estar de acuerdo 100% con el partido al que vota, salvo quizá aquél que redacta el programa electoral. Y aun siquiera éste, pues es improbable que sea tan ingenuo como para desconocer que los programas nunca se cumplen. Dicho esto, los electores se agrupan en torno a las siglas que son más afines a su pensamiento político y social, o resignados, en torno a  aquéllas que menos les repugnan. A veces esta reducción a principios muy básicos es hasta beneficiosa, pues una gran mayoría es capaz de olvidarse de sus intereses particulares y votar conjuntamente para generar un gobierno fuerte.

Pero por desgracia, por el camino, unos y otros se ven obligados a renunciar a las partes "poco importantes" de su ideario, los lujos, las utopías, ...  que nunca serán una prioridad para el gobierno resultante. Una de estas perjudicadas es "la ayuda al desarrollo"

La mayoría de los españoles crecemos en la religión católica, entre colegios y familias simpatizantes de Caritas, Manos Unidas; admiramos a los misioneros como personas de valor infinito, dispuestas a dar sus vidas por los demás, y nos integramos en movimientos caritativos enfocados a compensar la situación de las clases desfavorecidas; movimientos religiosos y ONG´s o "maratones" televisivos de recaudación o de campañas de ayuda a catástrofes.

Personalmente me siento defraudado, año tras año, por la acción del gobierno de turno, del PP o del PSOE, los unos por abandonar la caridad a la salida de la eucaristía, y otros por dejar su solidaridad obrera embustera e internacional para sus cánticos y para las páginas de sus programas políticos.

¿0,7%? ¿objetivos del milenio? todo eso no es más que publicidad de usar y tirar para esta gente que, en cuanto hay que recortar, lo hace por la ración del débil.

domingo, 25 de marzo de 2012

decadencia


dejando de lado ideologías, me parece increíble que los votantes no castiguen con más severidad la corrupción. ¿Cómo escarmentar a los políticos si no les damos caña en las urnas? Si en Andalucía, Valencia y Baleares se mantiene el gobierno después de lo que ha sucedido ... se confirma que nuestro país es decadente en valores.


¿Vientos de cambio? ¡y una mierda!

miércoles, 11 de enero de 2012

la Pepa

2012, doscientos años ya desde aquella reunión de visionarios en una ciudad sitiada y batida por la artillería francesa. Jóvenes, ilustrados, ingenuos, deslumbrados por el brillo de una Francia revolucionaria que disparaba libertad y tiranía simultáneamente.

Hoy, doscientos años después, la Constitución de Cádiz sigue siendo una lectura ilusionante


miércoles, 21 de diciembre de 2011

Déjà vu

por azares de la vida esta tarde he estado conversando con el Sr. Rajoy.

Ha sido un diálogo muy instructivo. En un momento de la conversación le he hablado sobre la situación de una empresa que conozco bien. Es una compañía que se dedica a fabricar motores para aeronaves y que atraviesa un momento difícil.

- ¿debido a la crisis? - me ha preguntado el Sr. Rajoy
- no que va, por la reestructuración. Parece que nadie está conforme con los nuevos directores de la empresa.
- ¿y eso?
- pues mire usted. Acaban de cargarse, de un plumazo, a toda la directiva anterior. La verdad es que ya nadie les quería en la empresa.
- entonces, todo el mundo estará satisfecho ahora ¿no? - me ha preguntado
- bueno, al principio sí, pero ahora nos hemos dado cuenta de que cambiar a todo el equipo de golpe es jodido. Aunque parecen gente lista, les va a costar tiempo ubicarse. Imagina, tenemos que cerrar el presupuesto del año que viene ya y lo van a a tener que hacer en menos de una semana cuando normalmente se necesitan meses.
- bueno, bueno, anímese - me ha dicho sonriendo -si realmente son inteligentes y tienen voluntad se pondrán al día enseguida ...
- confío en ello desde luego, pero hay un problema adicional ...
- ¿y bien?
- buff, la directiva nueva ha traído al mejor comercial del sector ...
- no entiendo nada, hombre ¡eso es una gran noticia!
- pues no, ¡han puesto al comercial de Director Técnico! y al tío que teníamos vigilando la cadena de montaje en otra planta, un crack en lo suyo, ¡le han hecho Director Financiero!, ¡pero si no ha visto un balance en su vida!
- pues hombre, no lo veo tan grave, ya aprenderán - ha dicho el señor Rajoy mientras se despedía de mí porque le han requerido otras personas. Se iba contento y relajado. Me ha dado envidia, pues yo estoy muy preocupado.

He abandonado el lugar pensando en que a lo mejor tiene razón, y que no se necesitan especialistas para los puestos de más responsabilidad, aun cuando han de manejar presupuestos de miles de millones de euros y además el destino de mucha gente. Luego, al llegar a casa he leído el periódico en Internet, con las fotos de los ministros del gabinete del nuevo Presidente del Gobierno, y he entendido el sentido de las palabras del Sr. Rajoy: otro presidente más que se rodea de gente inteligente, con voluntad, fieles a su jefe, pero sin puta idea sobre el trabajo que van a tener que desempeñar.


martes, 1 de noviembre de 2011

a cada uno lo suyo

últimamente se habla mucho de si los políticos ganan poco o mucho. Yo creo que unos ganan poco, muy poco, y otros están pagados de sobra. Me explico:

* los que ganan mucho; en este cesto meto a concejales, diputados provinciales, senadores y otros cargos obsoletos o redundantes, consejeros a dedo sin más cualificación que la "confianza", cargos medios que ganaron su oposición hace muchos años y que, ahora, sin contenido alguno, pululan por la administración adscritos al partido gobernante de turno. Y los que no conozco ... También meteré al Rey, cuyo salario no es individualizado, pero que recibe unos 10 millones de euros al año por mantener la Casa Real.

* los que ganan muy poco; todos los cargos electos que gestionan más de 50 millones de euros de presupuesto anual. Entre estos se encuentran todos el presidente y todos sus ministros, los presidentes y consejeros de casi todas las comunidades autónomas, y varios cientos de directores generales y cargos ejecutivos ... al menos unas mil personas que son los encargados de gestionar en qué gastamos el presupuesto anual español.

* y también quiero mencionar a los políticos que no ganan nada, que los hay. Concejales de pueblos pequeños, de hasta 500 habitantes más o menos, que dedican unas horas de su tiempo de ocio a trabajar para los demás. También los miles de políticos que forman parte de grupos minoritarios y que pasarán en la oposición toda su vida.


Datos objetivos, para que penséis y deis vuestra opinión:

  • un director comercial de una empresa de medio pelo con un presupuesto anual de 30 millones de euros cobra entre 80.000€ y 120.000€. 
  • Alfredo Sáez, CEO del Santander es el ejecutivo mejor pagado del país, unos 10 millones de euros.
  • El presidente de este país cobra 78.000€
  • El alcalde de Madrid, 105.000€. 
  • El presupuesto de la Comunidad de Madrid para 2011 será de más de 17.000 millones de euros.
  • El sueldo del presidente del consejo de RTVE fue en 2008 de 240.000€. Se desconoce el sueldo de otros directivos de empresas públicas como AENA, Correos, ADIF, etc ...
  • El sueldo del presidente de Red Eléctrica, participada al 20% por el estado, es de 790.000€ al año.

jueves, 29 de septiembre de 2011

¿¿¿¿¿¿??????

esta gente, ¿de qué va? ¿qué cojones quieren? seguro que muchos de vosotros hace tiempo renunciasteis a entender la mente de los asesinos, pero yo, irracionalmente, me resisto.

Esta panda de tarados buscan sus justificaciones cada más en lo más profundo de su caverna. No importa cuán adentro penetre la luz, ellos siempre encontrarán una galería oscura donde cultivar frustración y planear sufrimiento.


Y lamentablemente no estoy de acuerdo con la ilustración de "El Roto", genial dibujante pero no gran analista. Los extremistas siempre parecerán centrados mientras haya una opción aún peor. Y ese es el gran activo de ETA. Hasta que no desaparezca, siempre habrá alguien que la utilice para chantajearnos.

martes, 17 de mayo de 2011

faltan unos días para las elecciones

Iré a las urnas, aunque pocas veces me interesaron menos. Voto en un pequeño pueblo donde a día de hoy creo que sólo se presenta una candidatura (si hay más, no se han dado a conocer). Por otra parte, en mi autonomía, el resultado ya es más que previsible habida cuenta de la tendencia y de lo que cuentan las encuestas.

El ambiente en el país no es diferente. Parece como si, al igual que en Collado, sólo hubiese una candidatura. Hemos llegado a un punto en que ser "candidato" es un oficio. Y es un oficio tan estudiado, donde la pose está tan depurada, que un extranjero tendría dificultades para ubicar un político con su respectivo partido si le pedimos que relaciones nombre con siglas.

El desánimo cunde entre la población con derecho a voto. En esta misma página hemos publicado una encuesta preguntando qué puede significar el hecho de presentar a las elecciones a un candidato imputado en un proceso penal: la respuesta mayoritariamente elegida ha sido "creen que los electores son imbéciles". Pues por lo visto, al menos los dos partidos mayoritarios lo creen.

Conozco a gente que no va a ir a votar por vez primera en su vida. Otros se interesan por la manera de votar en blanco. Incluso conozco alguno que está entusiasmado con las concentraciones juveniles que se están celebrando en Madrid y otras capitales durante estos días. Magro consuelo.

Los más, en cualquier caso, desean votar. Pero ... ¿a quién?. Claman por gente capacitada y altruista, capaz de dejar de lado cómodos empleos y prometedoras carreras a cambio de agitar su vida como representantes del pueblo. Toda esta gente anhela poder volver a confiar su voto a alguien. Pocos o ninguno, sin embargo, cree posible la aparición milagrosa de un grupo de personas que dé un paso al frente. Es una tarea no para valientes, sino para héroes.

domingo, 10 de abril de 2011

Parterres de mayo


nunca luce tanto un jardín como en tiempo de elecciones municipales, cuando cada cuatro años los laterales y medianas de las calles bullen de color. Acompañando a las múltiples inauguraciones, nuestros políticos recorren calles con un fondo colorido que alegra el gris asfalto y da esplendor a la ciudad. Es la primavera del candidato.

Estos parterres electoralistas terminarán su andadura en Mayo. No creo que la pléyade de tulipanes, pensamientos y petunias que adornan hoy la ciudad sean sustituidos por otros hasta dentro de un tiempo. Tras los comicios volverán las preocupaciones por el derroche de los fondos públicos y, como mucho, veremos unos ramos de lavanda a lo largo del verano.

En Collado Hermoso también brotan ya las violetas, margaritas ... un poco anárquicas, pero sin coste para las arcas municipales.

jueves, 31 de marzo de 2011

Centuriones


no es difícil sentirse extraño en una conversación sobre política. Simplemente basta con no definirse como un ultra para que tus supuestos aliados critiquen tu "tibieza" y tus supuestos adversarios desconfíen de tu interés en siquiera entender sus posturas.

Volvemos a la sociedad del "centurión". Prietas las filas y a por ellos es el grito de guerra de unos. Ni un paso atrás, el de otros. Mientras tanto, en tierra de nadie y recibiendo estopa estamos unos cuantos que no nos resignamos a que unas siglas digan cuál es nuestra postura política. Estoy harto de oír que alguien que va a misa es de derechas y que alguien que tiene muchos hijos es del Opus. Pero es que es más fácil repetir un prejuicio que ahondar en busca de la verdad. "¡Vaya izquierdista de pega!, ¡mucho hablar de repartir pero ahí le ves con su Mercedes!"; "¿y aquél?, pepero de toda la vida y ahora casado de segundas con una colombiana".

En fin, no están bien vistas las excursiones ideológicas. Nada de mirar por la ventana a ver qué se cuece por ahí. Y menos tomar prestadas opiniones que te contaminen. Por desgracia, muchos de estos versos sueltos, hartos ya de incomprensión y fanatismo se han retirado de la brega y miran la batalla con indiferencia.

Menos mal que una de mis ventanas da a la blogosfera y entra algo de aire fresco.

Por cierto, a un buen chico de derechas nunca le gustaría esta canción:"Don´t stop me now"de Queen.

miércoles, 19 de enero de 2011

Miedo me dan

hace ya tanto tiempo que no oigo una noticia buena relacionada con los políticos de este país ... Zapatero, Rajoy, León de la Riva, Pajín, Dolores de Cospedal, Tomás Gómez, Cascos ... vaya pollos ... lo malo es que son los que dirigen el carro donde los demás, ignorantes, vamos directos al barranco. Si al menos fueran pollos inofensivos, pero no: son pollos armados.

lunes, 13 de diciembre de 2010

¿nacionalidad? humano


imagina que desaparecen las fronteras ...
Tras sólo cinco palabras de post algunos estaréis pensando en las ventajas y a otros se os ocurrirán sólo pegas.

imagina ahora que estuviera hablando de África, y borrara todas sus fronteras de un plumazo. Hala, 53 países en uno. Probablemente alguno de los que pensó en inconvenientes encuentre ahora ventajas, y viceversa.

¿Y si hablamos de las comunidades autónomas españolas y
volvemos al "statu quo" anterior a 1980? Uhmm, ... buenoDi, sigo imaginando aunque ahora no soy tan creativo, ¿qué tal si cojo todas las rayas que parten el mapa europeo y las tapamos con algo de unidad continental?. Sigue habiendo ventajas ... y algún que otro problema.

Serán imaginaciones mías, pero trato de pensar en un planeta unido bajo un único gobierno y sólo encuentro cosas que me gustan. ¿Qué pensarán los estudiantes del siglo XXIII cuando miren hacia atrás tratando de adivinar el porqué de la afición de sus antepasados por trazar líneas de sangre en los mapas? ¿Nos considerarán unos bárbaros?


A sugerencia de una lectora, ahí va "Imagine" de Lennon para acompañar al post.

lunes, 22 de noviembre de 2010

Hartos

" -Buenos días señora, ¿votará usted en las elecciones?
- huy, hija, yo es que estoy muy ocupada, no creo que me dé tiempo.
- pero ... tiene usted todo el día. Son muchas horas.
- ya hija, pero con el trabajo ..., voy de cabeza el día entero.
- ¡pero si es en domingo! (encuestadora sorprendida)
- (... silencio ) ... ahh, ¿en domingo? uhmmm, pues entonces no".

Las encuestas dicen que menos de un 50% de los ciudadanos con derecho a voto irán a votar en Cataluña el día 27 . Menos mal que han pasado el Barça-Madrid al lunes. Si no, no va ni Montilla.

En fin, muchos preferirán quedarse en casa oyendo música, y si no le deja oír nada más, mejor: ahí va una canción adecuada,"Poison" de Alice Cooper

Hartos

" -Buenos días señora, ¿votará usted en las elecciones?
- huy, hija, yo es que estoy muy ocupada, no creo que me dé tiempo.
- pero ... tiene usted todo el día. Son muchas horas.
- ya hija, pero con el trabajo ..., voy de cabeza el día entero.
- ¡pero si es en domingo! (encuestadora sorprendida)
- (... silencio ) ... ahh, ¿en domingo? uhmmm, pues entonces no".

Las encuestas dicen que menos de un 50% de los ciudadanos con derecho a voto irán a votar en Cataluña el día 27 . Menos mal que han pasado el Barça-Madrid al lunes. Si no, no va ni Montilla.

En fin, muchos preferirán quedarse en casa oyendo música, y si no le deja oír nada más, mejor: ahí va una canción adecuada,"Poison" de Alice Cooper

martes, 26 de octubre de 2010

Decepciones


dicen que gobernar es difícil, pues anda que votar ... lo es más. Cierto que lo del voto es una tarea corta, unos segundos cada dos años o así. Lo malo es que es un trabajo en el filo. No hay vuelta atrás. Si uno se equivoca, ... a pechar con tu responsabilidad por lo que resta de mandato.
Pobres de los que votaron a Suárez pensando que era un continuista del régimen, ¿y de los que se manifestaban contra la OTAN minutos antes de votar a González?. Qué decir de los que esperaban que Aznar echase atrás el aborto ..., y luego, ¿qué cara pusieron cuando vieron al líder negociar con ETA?. De ZP, poco que decir, éste nos ha puesto de acuerdo a todos, votantes y no votantes. Un referéndum para echarle de su escaño llevaría a las urnas a gente que no se ha acercado a un colegio electoral en su vida. Quizá sería el voto más fácil de nuestras vidas.


Escudriñando hacia el último día que hubo un político en condiciones vamos a tener que rebuscar en los libros de Historia Antigua, donde, por cierto, he encontrado esta joya de la Historia de la Música "Rollin´Stone" con Muddy Waters.

martes, 5 de octubre de 2010

Tamayo y Sáez

hasta junio de 2003, Tamayo y Sáez eran dos apellidos sin más, que como mucho evocaban al teólogo Rufino Tamayo y al no muy exitoso seleccionador de fútbol Iñaki Sáez. Hoy casi cualquiera, y eso que han pasado ocho años, recuerda ambos apellidos por lo que supusieron en la trama del "tamayazo". De las caras de ambos sujetos casi nadie se acuerda, salvo de que eran duras, muy duras.

Antes de estos dos elementos (iba a poner chorizos, pero este extremo no está confirmado en los tribunales) ya se había inventado el transfuguismo, bien lo sabe Viriato. Con todo, ellos lo llevaron a la perfección. "Vini, vidi, vinci" en su más cutre expresión, nadie les conocía ni se les esperaba. En un mes escaso dejaron en evidencia la miopía política del inefable Simancas y demostraron lo fácil que es manipular la voluntad popular cuando los escrúpulos se quedan en el banquillo. Por el camino, consiguieron que Esperanza Aguirre ganara las elecciones en la Comunidad de Madrid, lo que, visto la talla del oponente, casi fue un alivio.

¿Qué será de esta gentuza? no sé, pero fijo que dinero no les falta. Pues bien, os garantizo que hay
bichos de estos en todas las administraciones, esperando a que alguien les unte convenientemente y la voluntad popular se convierta en escorzo.

Por cierto, ahí va la foto de los susodichos. Es conveniente conocerla, por si os los encontráis a una distancia poco prudente.



Tamayo y Sáez

hasta junio de 2003, Tamayo y Sáez eran dos apellidos sin más, que como mucho evocaban al teólogo Rufino Tamayo y al no muy exitoso seleccionador de fútbol Iñaki Sáez. Hoy casi cualquiera, y eso que han pasado ocho años, recuerda ambos apellidos por lo que supusieron en la trama del "tamayazo". De las caras de ambos sujetos casi nadie se acuerda, salvo de que eran duras, muy duras.

Antes de estos dos elementos (iba a poner chorizos, pero este extremo no está confirmado en los tribunales) ya se había inventado el transfuguismo, bien lo sabe Viriato. Con todo, ellos lo llevaron a la perfección. "Vini, vidi, vinci" en su más cutre expresión, nadie les conocía ni se les esperaba. En un mes escaso dejaron en evidencia la miopía política del inefable Simancas y demostraron lo fácil que es manipular la voluntad popular cuando los escrúpulos se quedan en el banquillo. Por el camino, consiguieron que Esperanza Aguirre ganara las elecciones en la Comunidad de Madrid, lo que, visto la talla del oponente, casi fue un alivio.

¿Qué será de esta gentuza? no sé, pero fijo que dinero no les falta. Pues bien, os garantizo que hay
bichos de estos en todas las administraciones, esperando a que alguien les unte convenientemente y la voluntad popular se convierta en escorzo.

Por cierto, ahí va la foto de los susodichos. Es conveniente conocerla, por si os los encontráis a una distancia poco prudente.