Mostrando entradas con la etiqueta piel. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta piel. Mostrar todas las entradas

viernes, 28 de febrero de 2014

Enfermedades de la piel relacionadas con la diabetes

El exceso de glucosa (azúcar) en la sangre puede causar complicaciones graves, incluyendo problemas en la piel. De hecho, hasta un tercio de los diabéticos padecen alguna afección en la piel relacionada con su enfermedad en algún momento de sus vidas. Afortunadamente, la mayoría de las enfermedades de la piel pueden prevenirse y tratarse con éxito si se detectan a tiempo. Pero si no se cuidan correctamente, las enfermedades cutáneas, aunque no reviertan importancia, pueden convertirse en un problema grave.

Enfermedades de la piel relacionadas con la diabetes

Escleredema diabético: Esta condición causa un engrosamiento de la piel en la parte posterior del cuello y de la espalda superior. Es poco común, pero puede afectar a personas que sufren de diabetes tipo 2. El tratamiento consiste en mantener el nivel de glucosa en sangre bajo control.

Vitiligo: El vitiligo es una enfermedad que afecta a la coloración de la piel. Las células que producen la melanina (la sustancia que controla el color de la piel) se destruyen, lo cual hace que aparezcan parches de piel decolorada. El vitiligo a menudo afecta al tórax y al abdomen, pero puede presentarse en la cara, alrededor de la boca, nariz y ojos. Esta enfermedad se asocia comúnmente con la diabetes tipo 1.

Problemas asociados con la resistencia a la insulina

Acantosis nigricans: Esta enfermedad provoca el oscurecimiento y el engrosamiento de ciertas áreas de la piel, especialmente en los pliegues de la misma. La piel toma un color marrón y puede presentar relieves. Muy a menudo, se parece a una pequeña verruga, aparece en los lados o en la parte posterior del cuello, las axilas, debajo de los senos y la ingle. De vez en cuando, la parte superior de los nudillos toma un aspecto particularmente inusual.

Acantosis pigmentaria: La acantosis pigmentaria usualmente afecta a personas que padecen de sobrepeso. No existe cura para esta afección, pero la pérdida de peso puede mejorar sus síntomas. Esta dolencia suele preceder a la diabetes.

Problemas asociados con la reducción del suministro de sangre a la piel

Problemas de la piel relacionados con la aterosclerosis: La aterosclerosis es el estrechamiento de los vasos sanguíneos provocado por un engrosamiento de las paredes de los vasos debido a la acumulación de placa. Aunque la aterosclerosis se suele asociar con los vasos sanguíneos existentes cerca del corazón, también puede afectar a los de todo nuestro organismo, incluidos los que suministran sangre a la piel. Cuando los vasos sanguíneos que irrigan la piel se estrechan, se producen cambios debidos a la falta de oxígeno, tales como la pérdida del cabello y la decoloración de las uñas. Dado que la sangre transporta las células blancas que ayudan a combatir las infecciones, las piernas y los pies afectados por la aterosclerosis se recuperan de las heridas de forma más lenta.

Necrobiosis lipídica dibeticorum: Ocasiona cambios en el contenido de colágeno y en la grasa existente debajo de la piel. El área de la piel superpuesta adelgaza y se enrojece. La mayoría de las lesiones aparecen en las extremidades inferiores y pueden ulcerarse si son sometidas a un trauma.

Dermopatía diabética: Se caracteriza por la aparición de manchas en las piernas, esta condición se desarrolla como resultado de los cambios producidos en los vasos sanguíneos que irrigan la piel. Las manchas no producen dolor, aunque pueden ocasionar picazón

Esclerosis digital: Es una enfermedad en la que la piel de los dedos de pies y manos se vuelve gruesa y cerosa. También puede producir rigidez en las articulaciones de los dedos.

Xantomatosis eruptiva: Esta condición puede tener lugar cuando los triglicéridos se elevan a niveles extremadamente altos. La resistencia grave a la insulina hace que sea difícil eliminar la grasa de la sangre. Al elevarse los niveles de grasa, existe un riesgo mayor de contraer pancreatitis.


jueves, 20 de febrero de 2014

Cuidados de la piel y diabetes



Cuidados de la piel


La piel es el órgano más extenso de todo el cuerpo, nos protege tanto de las agresiones externas como de la pérdida de agua interna.

Se estima que un tercio de las personas con diabetes tendrán algún problema en la piel provocado por el mal control de la diabetes en algún momento de sus vidas. La buena noticia es que la mayoría de las afecciones de la piel se pueden evitar o tratar fácilmente si se detectan a tiempo.

Al igual que para prevenir cualquier complicación derivada de la diabetes, el mantener un buen control de tus niveles de glucosa es el factor más importante para evitar que se presenten problemas en la piel.

Sigue las siguientes recomendaciones y podrás mantener una piel sana y hermosa.
  • Bebe por lo menos dos litros de agua por día; la hidratación comienza de dentro hacia afuera.
  • Conserva tu piel limpia y seca. Utiliza talco en áreas donde la piel tiene contacto con la piel, como en las axilas e ingles y entre los dedos de los pies.
  • Evita usar agua muy fría o muy caliente en la ducha. Esto traumatiza la piel y puede causar la ruptura de vasos sanguíneos. Usa agua tibia.
  • Diariamente mantén la humedad natural de la piel aplicando un producto hidratante, en crema o en jabón. Cuando la piel está seca o pica, al rascarte puede lastimarse y provocar infección. Humecta tu piel para evitar que se agriete, especialmente cuando el clima es frío o seco, puedes utilizar humidificador en casa.
  • No te pongas crema entre los dedos de los pies. En esa zona la humectación extra puede fomentar la formación de hongos.
  • Pon atención a cualquier herida que tengas, lava los pequeños cortes con agua y jabón. No uses ni alcohol ni yodo para limpiar la piel, ya que son sustancias demasiado fuertes. Usa una pomada o crema con antibiótico solamente si el médico lo autoriza. Consulta inmediatamente con un médico si tienes alguna herida cortante, quemadura o infección grave.
  • Revisa tus pies todos los días, usa zapatos de horma ancha y de taco bajo que te ajusten bien. Antes de ponerte los zapatos verifica que no haya objetos extraños dentro de ellos.
  • No te olvides de poner la crema hidratante en las manos. Puede ser la misma que se usa en el cuerpo o en el rostro. Las manos son la parte del cuerpo que más están expuestas a la acción del tiempo y, por eso, merecen protección redoblada.



http://i44.tinypic.com/2j2hic4.jpg
Fuente:
El cuidado de la piel. Asociación Americana de Diabetes. Disponible en : http://www.diabetes.org/espanol/todo-sobre-la-diabetes/diabetes-tipo-2/el-bienestar-de-su-cuerpo/el-cuidado-de-la-piel.html
National Diabetes Information Clearinghouse. “Prevent diabetes problems: Keep your feet and skin healthy”. American Diabetes Association. Skin Complications.

 





















Imagen: http://i44.tinypic.com/2j2hic4.jpg
Publicado en http://www.bd.com/mexico/diabetes/main.aspx?cat=3258&id=32904