Mostrando entradas con la etiqueta las cosas del lobo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta las cosas del lobo. Mostrar todas las entradas

domingo, 2 de diciembre de 2012

Femme fatale, la crisis

son días difíciles estos que nos llevan a terminar 2012.

Unos dicen que la situación del país la salvará seguir la receta de Alemania, quien ya parece el empollón inevitable con una receta para todo. Otros dicen que no, que la revolución del pueblo es el camino y miran hacia el milagro islandés. Otros "pasan". Algunos creen que la suerte está echada y que sólo el fin del mundo maya nos librará de otras tristes navidades.

Siempre hay alguno que sigue buscando respuestas y por eso algo se mueve, pero aún están decidiendo hacia dónde.

¡Qué muera lo viejo! dicen los más osados, mas se empeñan en una catarsis que repetirían una y mil veces, pues nada nuevo aguanta el paso de un lustro.

Mientras tanto llega el invierno con urgencia, pero se derretirá sin  duda con los soles de abril como este corazón congelado en la escarcha. Y pasarán los meses, y las declaraciones, y los manifiestos. Y con los brotes verdes (los buenos, no éstos que sólo florecen en las ruedas de prensa) harán olvidar el dolor de los que de repente se han despertado en una España del primer mundo menos un cuarto.

Y volveremos a pedir una hipoteca. Puedes apostar por ello, pues el riesgo es esa "femme fatale" aliada con el dinero que tanto nos fascina. En fin, llegados aquí aprovechemos el símil como excusa para pinchar esta hermosa canción, eso al menos no nos lo quita nadie ...


velvet underground - femme fatale por erioluk

jueves, 29 de diciembre de 2011

en construcción




un ladrillo allí, otro acá, un tabique levantado, otro que no acaba de tirar para arriba, pasillos, escaleras, recovecos, algún sótano oscuro y una buhardilla luminosa, muchas ventanas y un salón grande para reunir gente, una mano de pintura de vez en cuando, sólidos cimientos que dejaron los anteriores dueños, árboles alrededor de un jardín en el que casi siempre hay primavera (sin bichos, eh, fuera bichos de mi jardín), luz, sombra, frío, calor, todos en su justa medida, sin molestar en exceso y una fachada modesta, a juego con el paisaje ... algo así llevo construyendo durante los últimos ... 40 añitos

martes, 20 de diciembre de 2011

un buen tío

parece que no hay manera de acertar, dice siempre uno de mis amigos. Tratar de hacer las cosas bien, pensando en las consecuencias, tratando de no hacer daño a nadie ... no es suficiente. Siempre algún imponderable acaba haciendo que alguien se moleste. Y es que en esta vida no basta con ser buena persona, además hay que tener suerte y no pisar un reguero de hormigas un día que uno ande despistado.

Mira, le digo, tu eres muy patazas y algo bocazas, así que está claro que algún día vas a meter la pata, poco, algo o mucho, pero la vas a meter. Lo importante es que eres buen tío, y que te esfuerzas. Luego ... si alguien se enfada, pues ya tiene dos trabajos. No puedes vivir la vida de los otros, compañero, que bastante tienes tú con lo tuyo.




miércoles, 5 de octubre de 2011

Octubre


ya estamos en el mes donde muere el estío, tiempo para que la noche comience a ganar la partida al día, fines de semana buscando setas con los amigos, el mes de la última fiesta de pueblo ... mañana vuelvo a Collado, a disfrutar otro Octubre como realmente me gusta hacerlo. 

También es un mes de aniversarios alegres y también tristes, muy tristes. En fin, ya estoy en España de nuevo, cerca de todo lo que quiero y de los que quiero.

Sólo echo de menos la lluvia ... vete ya, verano.


jueves, 7 de julio de 2011

una pregunta

¿por qué a los polis de las películas norteamericanas les jode tanto cuando les llega otra agencia (normalmente "especial") y les quita la jurisdicción sobre el caso? aquí nos encanta que otro se quede el marrón ...

una reflexión

ayer nació un nuevo país, Sudan del Sur, capital Juba. Si lo miras en Google Earth te figuras que es un lugar precioso, un paraíso verde atravesado por el Nilo. Luego, las cifras con las que nace: mortalidad infantil y de mujeres en parto disparada, analfabetismo crónico, guerrillas, deuda externa enorme ... y sí, tienen petróleo

un consejo

"las cosas son, casi siempre, lo que parecen"

martes, 7 de junio de 2011

Ruido

la tele, el restaurante, el tráfico, te llenan la cabeza de estridencias. La ciudad, en general, es un guirigay de sonidos que se amontonan unos sobre otros para atontarnos el cerebro.

Llega un momento que uno se inmuniza y asume este torrente de decibelios como si de un murmullo se tratase. A algunos hasta parece arrullarles y no es raro ver como la gente llega a casa y conecta la tele sin mirarla siquiera. Los publicistas lo saben y sube
n el volumen de la emisión al llegar a los anuncios. De otra manera, nadie diferenciaría el anuncio del programa.
A veces me planteo si no sería más efectivo para un anunciante usar los 20 segundos reglamentarios para proyectar el logo de la marca prescindiendo de toda sintonía o eslogan. Quizá así me acordaría de qué han anunciado. El silencio sería un buen reclamo, sí.

Y luego el ruido de los políticos ... arghhhh. A algo de lo que siento le pone voz Ismael Serrano en el estribillo de esta canción. Sólo a algo, porque el amigo cantautor a veces también es de los que ponen más ruido que melodía.

viernes, 3 de junio de 2011

Despedida de soltero

definición; "dícese de la ceremonia, mayormente celebrada en una comunidad de machos, en la que una banda de hombres hechos y derechos deciden retroceder varios milenios en el tiempo y comportarse como verdaderos animales. El alcóhol y demás sustancias son accesorias, pues al fin estos especímenes llevan más prehistoria que modernidad dentro".

En fin, a partir de esta somera pero ilustrativa definición, podemos calificar muchos tipos de despedidas. Las de la familia, las del compromiso, las de tu mejor amigo, la del novio de tu ex, aquéllas en las que te apetecía ir y no fuiste, y aquéllas a las que fuiste y la liaste parda. Pero al final sólo hay dos tipos, las que disfrutaste y las que no lo hiciste. Espero que este finde sea de las primeras, pues el grupo promete y el destino también.

lunes, 30 de mayo de 2011

quizá estés ya pensando en el viernes, o incluso en el sábado. No lo hagas, la vida es ya.
Aunque como dicen The Cure, el martes sea gris, y el miércoles más o menos del mismo color, estoy seguro de que con poco esfuerzo le podemos dar algo de brillo.

El miércoles se pasa nuestro jefe teutón por aquí a apretarnos las tuercas, así que, habrá que salir a tomar algo el martes, ¡qué no decaiga!



domingo, 29 de mayo de 2011

Oigo por ahí ...

la respuesta del día ...

"Si tuviera todo el dinero del mundo, ¿a qué jugador del Barça ficharía?"
Alex Ferguson, entrenador del ManU "Es la pregunta más estúpida que me han hecho en mi vida. Pone a prueba mi paciencia".

la frase del día ...

Amancio Fernández, ABC, "(...) la Banca está enladrillada hasta las cejas (...)"


el consejo del día ...

( Zorro dixit ) "no lleves encima el móvil si no esperas una llamada urgente"

miércoles, 23 de marzo de 2011

Roy



cuando vi la primera vez esta escena de mi película favorita me pareció extraña. Soy de una generación que creció viendo películas de pistoleros donde quedaba muy claro quién era el malo y quién el bueno. El malo era un tío habitualmente mal encarado, sin dobleces, al que se negaba la expresión poética. Un tipo plano, que sólo buscaba dinero, mujeres y putear al bueno. Un malo malísimo.

Sin embargo, el tiempo nos trajo malos de perfil alto, sujetos a los que a veces el guionista se empeñaba en exculpar a base de motivaciones, y por el camino se empeñaba también en ponérnoslo difícil a los espectadores. Nosotros, que íbamos a pasar un buen rato y a comer palomitas, salíamos del cine comiéndonos el tarro y dudando si el malo era el del parche en el ojo o el de la estrella en el pecho.

Así que, con los años y después de muchos pases de "Blade Runner", el robot de mala leche que encarnaba Rutger Hauer dejó de ser el malvado "replicante Nexus 6" para convertirse en Roy y descubrí que nunca estuve más cerca de un personaje de ficción. Paralelamente me vi juzgando al cazador, Rick Deckard, y concluir que tampoco era mal tipo, sólo un trabajador sencillo en un mundo complejo y enfermo. Pero el replicante ... Roy ... era algo más, era la vida misma, el dolor de lo perdido. Sus lágrimas, como las nuestras cuando perdemos la partida, eran verdad pura. Lo demás no importa. Vivir sí.

jueves, 17 de febrero de 2011

Observando

Es una pena depender de la apariencia física de los otros a la hora de llevarse una primera impresión. A casi todos nos gustaría taladrar ese traje o esa ropa deportiva en busca del alma del prójimo, pero por desgracia, parece que la piel del alma es opaca.

He aquí que nos encontramos frente a una señora simpática, con cara bondadosa, vestida con sencillez, de maneras educadas, que puede ser la encarnación del mismo demonio, pero ... a nosotros no nos lo parece. Cosas de la vida. Ser simpático y agradable no es lo mismo que ser bueno.

Entonces, ... ¿hay que ser desconfiado? es una opción. Pero no muy cómoda, sin duda. Es más fácil ser ingenuo. Total, si te quieren engañar, el villano de turno ya desplegará artimañas que confundirán al más avisado. Como dijo un antiguo jefe, "- zorro, ten en cuenta que si algún día nos estafan no lo hará un sujeto malencarado, sino que será seguramente un tipo corriente, con aspecto de buen padre de familia".

Vaya, después de leer lo que llevo escrito casi prefiero mirar a la sombra que al individuo. Seguro que me equivoco menos.

Os dejo algunas pistas en "Logical Song", un catálogo de adjetivos humanos que nos regala Supertramp.

miércoles, 26 de enero de 2011

"Hijoputas"


bueno, hoy no voy a hablar de políticos, sino de "hijoputas". Ya, ya sé lo que estáis pensando ... ;)

pero es que "hijoputas" también son los que te joden el día poco a poco ...

... los que dejan cagar a su chucho en mitad de la acera
... los que te comen el culo del coche en la autopista
... los taxistas que te dan una vueltecita de más para ganar un par de euros
... los que ponen sus sucias patas en el asiento de enfrente del tren o del bus
... los camareros, tenderos, etc ... que te "hacen un favor" o te "perdonan la vida" cuando les pides algo que no es precisamente gratis.
... los jefes que te hacen pagar lo mal que les trataron en el instituto.
... hala, continúa tú


viernes, 26 de noviembre de 2010

Nacer a diario


en estos tiempos de pesimismo, a veces incluso de irritación, no es malo pasar unas horas en vela escribiendo, oyendo música, meditando en la forma de renovarse cada día. Ciertamente no necesito pensar mucho en ello pues sólo se me ocurre una forma de nacer a diario, y renovar los votos de agradecimiento por haber vivido, y es exprimir la vida al máximo, dar y tomar, regalar sonrisas y buscarlas.

Y hablar y tocar y mirar, porque no soy nada sin los demás. Gracias por estar ahí afuera.

Para escuchar, "Talk", de los Coldplay, y para contemplar, este grabado de Fito Espinosa:

martes, 9 de noviembre de 2010

Tiempo para pensar

hoy es festivo en Madrid y he tenido la suerte de usar gran parte del día para mi pasatiempo favorito (que no habitual): pensar.

El cerebro humano es extraordinario. En cuanto su dueño le deja unos momentos a su albedrío, es capaz de originar las más peregrinas ideas y disparatadas teorías. Qué decir de la ensoñación que se apodera de la materia gris en esas tardes de veraniegas de sesteo o en mañanas frías de duermevela. Así que, en estos momentos de placer meditabundo me dejo llevar y mis neuronas conectan a su antojo por mundos extraños al día laborable. Territorios ignotos para el estrés y abonados para la creación a poco tiempo que dediquemos a observarlos.

Es también un misterio saber qué hacen los demás en esos momentos de soledad con ellos mismos. Y excitante descubrir cómo, a lo largo de las épocas, otras personas han compartido la intimidad que ahora disfruto yo. Mirad a los ojos de esta gente, y tratad de adivinar alguno de esos pensamientos prisioneros en los lienzos.

Un día libre también da para investigar hacia dónde se mueve la música. No está mal este "City with no children" de Arcade Fire

miércoles, 3 de noviembre de 2010

"Es tiempo de cambios, ... siempre"


así se podía leer en una postal que recibí hace muchos años. La escribió alguien que entró y salió de mi vida con la misma sonrisa enigmática y sin ninguna promesa. Me gustó. Me gusta recordarlo incluso hoy, aunque la postal resida en algún anaquel perdido sin dirección postal disponible.

Tiempo de cambios, sí, desde luego. Cómo no apasionarse ante el viaje que nos queda por delante. Hasta el fin del mundo, con los acordes de R.E.M.

sábado, 18 de septiembre de 2010

falam Português?

tras la muerte sin sucesión de Sebastián I de Portugal en 1578, Felipe II fue coronado rey del país vecino y ello inauguró un período de ochenta años durante los cuales toda la península estuvo unida bajo un solo monarca.

A lo largo de estos años y una vez consolidada la unión, varias veces se especuló con el traslado de la corte a Lisboa. ¿Qué hubiera sucedido? En un ejercicio de pitoniso y conociendo ciertos hechos históricos, ¿dónde estaríamos ahora?

Inicialmente, los portugueses no hubieran peleado por deshacerse de España, hubiera sido raro si ya tenían el poder. Y si la unión hubiera perdurado con una capital en Portugal, lo más probable es que en la península se hablase portugués, así como en toda Latinoamérica. El castellano hubiera quedado reducido a una lengua autonómica más, en el mejor de los casos, y ahora estaríamos hablando de normalización lingüística en Segovia, al más puro estilo "convergente".

Al fin y al cabo, lo del idioma no hubiera sido algo tan grave, pero ¿en qué podría haber cambiado la Historia? Inicialmente, una alianza ibérica hubiera sido beneficiosa sin duda. Un mayor poderío naval y la ausencia de disputas territoriales hubieran ahorrado esfuerzos y configurado el mayor imperio conocido. ¿Quién podría hacer frente al un imperio colonial que se extendería por Ámerica, África y Lejano Oriente?.

Ahora bien, también es un hecho histórico que el mayor terremoto de la Historia fue el que sacudió Lisboa en 1755. Sesenta mil víctimas y la ciudad arrasada por el temblor y el subsiguiente maremoto ( se estima una ola de 15 metros de altura provocada por un Richter 9.0 de seis minutos de duración).

Bien, especulemos: una desgracia de ese tipo habría dejado ese gran imperio en el desgobierno. Una administración descabezada, e incluso peor, con los reyes y sus herederos muertos bajo las ruinas de palacio. Caos. El tipo de golpe del que un país tarda en recuperarse décadas.

No hubiera sido de extrañar que la debilidad repentina de la metrópoli hubiera dado alas a las ambiciones independentistas de ultramar. España perdió las colonias a principios del siglo XIX debido al desgobierno que provocó la invasión francesa. Es factible que hubiera sucedido algo similar pero 75 años antes, y que la independencia hubiera configurado un gran estado sudamericano integrando Brasil y alguno de los territorios vecinos (Venezuela, Colombia).

Estamos en 1765 y este gran estado emergente tiene grandes riquezas e independencia. Mientras, el que será su vecino del Norte aún no se ha librado del yugo inglés (la independencia americana no llegaría hasta 20 años después) y es incomparable el territorio y las riquezas que atesoran.

¿Habría ocupado esa "Nueva España" el papel que han detentado los Estados Unidos de América a lo largo de estos dos siglos? ¿se habría trasladado el polo de poder a América en detrimento de Europa? ...

Bien, no me voy a extender en esta paranoia histórica, pero ... ¿a qué es curioso como una decisión bastante peregrina sobre la capitalidad peninsular pudo haber cambiado el destino del mundo?

domingo, 5 de septiembre de 2010

Felicidad

¡qué extraña palabra! unos la persiguen, otros la desprecian, otros huyen de ella, y algunos hasta sufren la de los demás. Sea como fuere, esto de la felicidad ha de ser tremendamente misterioso de definir. No en vano es, quizá junto a la muerte, y a muy poca distancia del amor, el concepto que más literatura ha originado a lo largo de la Historia.
Esta mañana los suplementos dominicales de dos diarios españoles dedicaban la mayor parte de su espacio a darnos recetas para facilitarnos la búsqueda de la felicidad. Este interés es cíclico. ¿Cómo ser feliz? ¿cómo evitar la depresión? ¿mejores formas de elegir pareja, amigos, casa, mascota, que nos ayuden a conseguir la felicidad? ¿hace el sexo la felicidad, y el dinero?
Hay gente que dice que es una cuestión de gestionar expectativas, o de conformarse con lo que uno tiene. Otros, dicen que simplemente se trata de perseguir la "felicidad" con brío, de no cejar en el empeño. Yo, que no estoy muy versado en lo que quieren los demás (bastante tengo con lo mío), simplemente creo que lo que es maravilloso para alguien puede ser horrible para otra persona, así que soy excéptico sobre cualquier tipo de teoría. ¿Cómo se consigue ser feliz entonces? ... no sé, pero quizá cada uno tenga la respuesta en su interior. He conocido a gente que sabía perfectamente el camino para mejorar su vida, y por miedo, o por desidia o por "el qué dirán" siguieron un rumbo completamente opuesto, incluso la mayoría de las veces no hicieron más que continuar con su anodina existencia. Y siguen quejándose, claro.

domingo, 29 de agosto de 2010

Bajón de domingo

Me frustra una barbaridad perder el tiempo. Y por desgracia es lo que hago cinco de los siete días de la semana. No es una cuestión de aburrirse en el curro, o de considerar que no tienes un buen trabajo, no. Es una cuestión de satisfacción personal.
Dedico lunes, martes, miércoles, jueves y medio viernes a contribuir al crecimiento de la empresa donde trabajo. Como consecuencia, unos cuantos inversores estadounidenses reciben sus beneficios, y me dan parte de ellos en pago por mis servicios. No nos conocemos así que esta simbiosis queda un poco descafeínada y se reduce a unos cuantos apuntes contables en los bancos.
El fin de semana sin embargo, lo dedico a mi familia, a mis amigos, a mis vecinos, al medio ambiente ... Es tan solo un tercio de la semana, pero me llena mucho más que el resto del tiempo. Mi actividad en este "tiempo libre" es intensa, quizá sin un contenido económico tan alto como el resto de la semana, pero me da la sensación de que las consecuencias de lo que hago son más importantes.
Este fin de semana, en la asamblea de la asociación que hemos creado en Collado Hermoso, mirando las caras de la gente que estaba allí sentada, me he sentido realmente bien. Hemos currado mucho y duro en estos meses, pero cada actividad que realizábamos me causaba más alegría que cualquier otro proyecto en los que he intervenido a lo largo de año.
A lo mejor el problema es la cercanía. En mi entorno cercano veo claramente los beneficios de mi trabajo, no así en mi actividad profesional. Y también debe tener algo que ver con el paso del tiempo. A mi alrededor, todo permanece y veo su evolución todos los días. Como los árboles que plantamos cada año. Están ahí, y disfruto de ellos muchos años después de haberlos plantado. Por contra, no es habitual volver a saber nada de aquel exitoso proyecto de hace un par de años. En el curro siempre hay borrón y cuenta nueva. No sé. Tengo que pensar en ello.

martes, 13 de julio de 2010

Banderas

Me siento muy afortunado de haber nacido en el primer mundo, y en un territorio hermoso y variado, con gente abierta y simpática, aunque seamos algo envidiosos y bastante chuletas. Los libros modernos dicen que este lugar se llama España, aunque antes fue Al-Andalus, Hispania, y muchos nombres más, la mayoría de ellos hoy perdidos. No sé cómo llamarían a su tierra los carpetanos que poblaban la sierra de mi pueblo, o los astures, u otros que hubiera antes ... y la verdad es que no me importa mucho. Quizá en el futuro nos llamemos Europa o Confederación Africano-Ibérica, qué se yo.

Es lícito estar orgulloso del lugar de donde es uno, pero las cosas comienzan a complicarse cuando se lo queremos rebozar por el morro al que es de otro lado. Entonces es cuando llega el momento de los uniformes y de las banderas, y no tardando mucho el de otros aperos hechos de hierro y fuego. Por suerte, los tiempos de acuchillar a un tipo porque sostenía una enseña distinta a la mía han quedado atras, pero la dichosa bandera aún perdura. Y encima te tiene que gustar, porque si no te gusta lo mismo es que no eres patriota (esto es malísimo). Pero es que cada vez que alguna persona suelta este tipo de exabrupto me gusta menos aún la bandera.

Habitualmente sólo veo ikurriñas o senyeras sujetadas por tíos cabreados. Bajo el escudo español, ... otro tanto y encima hay que ser catedrático para poder interpretar su significado (tal es la profusión de símbolos, coronas, columnas, cruces, flores, castillos, cadenas, joyas y hasta un león rosa). Menos mal que de vez en cuando llegan momentos como el pasado domingo, cuando la bandera sólo significa que te sientes feliz de vivir aquí, incluso aunque hayas nacido en otro lugar. En días así el trapo rojigualdo me evoca sonrisas y buen deporte, no como esos otros días en los que sólo significa estado, política o frontera.

martes, 29 de junio de 2010

¿Enfermos?

Hace un par de días una amiga me hablaba de su empresa refiriéndose a ella como "enferma". ¿Cómo puede estar enferma una empresa? me preguntaba mientras regresaba a la oficina. Y después de pensarlo me di cuenta de que no es un mal símil. Cuando ves que la desconfianza es la reina del edificio, que los rencores mal cerrados pueden a los éxitos comunes, cuando es más importante salvar el propio culo que colaborar para mejorar la situación de todos ...

¿Qué hacer pues? ¿cambiar de trabajo? en la vida personal es una opción: irse. Dejar a tu pareja, cambiar de amigos, romper con tu familia. Sí, es una opción.

Supongo que tras leer la última frase, la de la "opción", a ninguno se nos ha quedado una sonrisa de oreja a oreja. Y es que romper con todo es siempre doloroso para el que toma la decisión. ¿Por qué no seguir antes otras vías? Echarle huevos a la vida y enfrentarse a los problemas, tratar de cambiar tu entorno, tu oficina, tus amigos, tu pareja, tu familia es muy trabajoso, ingrato a veces, pero yo voto por no tirar la toalla antes de tiempo.

La vida no es tan mala, sobre todo si tratamos de cambiar lo que no nos gusta. Así que me voy a a poner ahora mismo a buscar un remedio para los "achaques" de mi entorno.