Mostrando entradas con la etiqueta glucemia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta glucemia. Mostrar todas las entradas

jueves, 29 de mayo de 2014

Azúcar oculto


  • La amenaza para las personas que padecen diabetes
27 de mayo de 2014. 18:07h Beatriz Muñoz.

En los últimos años el concepto «cero por ciento» «bajo en...» o «sin...» se ha convertido en el mejor aliado para disfrutar de muchos alimentos, generalmente catalogados como «poco saludables», y donde el azúcar o las grasas ocupan, en su composición, un lugar preferente. Sin embargo, este tipo de productos inducen a la confusión del consumidor por la falta de claridad en el etiquetado y porque el azúcar aparece de forma oculta aunque no se denomine como tal, lo que puede tener consecuencias para algunas personas como las que padecen diabetes.

Aumento

Tal y como explica Serafín Murillo, nutricionista e investigador del Centro de Investigación Biomédica en Red de Diabetes y Enfermedades Metabólicas asociadas (Ciberdem), «el error al que pueden inducir estas afirmaciones, aunque son lícitas, puede tener unas mayores consecuencias para las personas con diabetes ya que puede descompensar sus niveles de glucemia. Por ejemplo, tomar unas galletas que indican "sin azúcar añadido" puede aumentar la glucemia, ya que contiene otros hidratos de carbono presentes en la harina con la que se han elaborado. Éstos no son azúcares, pero elevan la glucemia del mismo modo que cualquier azúcar».

Precisamente, ante esta situación, el consumidor tiene una percepción errónea respecto a los componentes de los alimentos. En concreto, y según un estudio realizado por Javier Noya, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, para la Federación de Diabéticos Españoles, «resulta muy destacable que más de la mitad de los españoles, el 60 por ciento concretamente, desconoce que los productos sin azúcar añadido pueden aportar otros hidratos de carbono que tras la digestión se convierten en azúcares». Al margen de este tipo de reclamos publicitarios, la investigación advierte del desconocimiento que muestran los encuestados en relación con la presencia natural de azúcares y otros carbohidratos presentes en los alimentos de forma natural.

HABITUALES

«Para la inmensa mayoría de los encuestados, existen unos "azúcares ocultos" ya que hasta tres de cuatro españoles no identifican alimentos como la leche o las frutas como alimentos que aportan estos nutrientes. Existe, sin embargo, algo más de conocimiento en lo relativo a los alimentos que contienen más hidratos de carbono, ya que sólo uno de cada cuatro encuestados ignora que patatas, pan o pasta son los más ricos en ellos. Esta desinformación puede tener un gran impacto sobre la salud y en especial la salud de personas con diabetes», explica Noya.

A modo de ejemplo, Murillo advierte de que «un pan de molde puede indicar "bajo contenido en azúcares" pero contiene muchos hidratos de carbono, en forma de almidón. Estos hidratos de carbono complejos –también presentes en el arroz, las pasta, la patata o las legumbres– se transforman en azúcares durante el proceso de digestión, por lo que se les podría denominar "azúcares ocultos tras el etiquetado nutricional del producto". Las personas con diabetes no deben centrarse en reducir el contenido de azúcares de los alimentos, sino que deben comprobar la cantidad total de hidratos de carbono que aporta ese producto». Y es que alimentos de consumo habitual como la leche también contienen azúcares ocultos. En concreto, si una persona toma un vaso de leche al día, al cabo de un año habrá ingerido más de 3,5 kilos de azúcares sin saberlo», añade el experto. Ante esta situación y dado que todos los hidratos de carbono se convierten en azúcares tras la digestión, es normal plantearse si da lo mismo tomar pan o azúcar. La respuesta, según Murillo, es «no. A pesar de que el efecto sobre el azúcar en sangre puede ser bastante similar, los hidratos de carbono complejos –como el almidón del pan, el arroz o la patata– suelen estar incluidos en alimentos más ricos en otros nutrientes como vitaminas, minerales o fibra, que aportan otros beneficios para la salud». Con la idea de poner un poco de luz a la oscuridad del etiquetado, el experto explica que «se etiqueta como ''bajo en azúcares'' cuando el contenido es inferior a 5 gramos por cada 100 gramos de alimento o ''sin azúcares'' cuando contiene menos de 0,5 gramos por cada 100 gramos. En cambio, sin azúcar añadido advierte que al producto no se le ha añadido ningún tipo de azúcar ni otro alimento para proporcionar sabor dulce».



Desconocimiento

Queda patente, por tanto, el gran desconocimiento que existe entre la población sobre la diabetes y sus necesidades nutricionales. Según el estudio, «el 50 por ciento de los españoles no sabe que un diabético sí puede ingerir alimentos que contengan hidratos de carbono, sólo que debe tener en cuenta el tipo de hidratos de cada alimento por su distinto impacto en la glucemia y controlar las raciones. Y más aún, el 45 por ciento de los españoles no conoce su nivel de azúcar en sangre».

La falta de claridad del etiquetado es el caballo de batalla al que se enfrentan muchos consumidores, en especial los diabéticos. «El etiquetado es claro pues se ajusta a los contenidos de nutrientes de los alimentos. El problema puede estar en que se escribe en un idioma que no entienden la mayoría de consumidores, y para interpretar muchos alimentos se necesita una elevada formación en nutrición. Es por ello que se debe acudir al experto para que ayude a comprender aquello que indica», sugiere Murillo.


Publicado en http://www.larazon.es/detalle_normal/noticias/6486131/salud/azucar-oculto-1#Ttt1QW0BoonLms1D


lunes, 24 de febrero de 2014

Logran buen parto pese a la diabetes



Andrea Menchaca

Imagen

Monterrey, México (24 febrero 2014).- Tener un glucómetro en sus casas ha sido la gran diferencia para pacientes de escasos recursos con diabetes gestacional del Hospital Materno Infantil.

Ellas tienen en préstamo el instrumento en sus hogares para que a diario revisen su nivel de glucosa en sangre durante el embarazo.





Imagen: http://www.informador.com.mx/jalisco/2011/336893/6/con-diabetes-gestacional-109-de-las-embarazadas.htm
Publicado por www.elnorte.com/vida/‎

lunes, 20 de enero de 2014

Control de azúcar en sangre mediante nanopartículas y ultrasonido

Lunes, 20 enero 2014

Una nueva técnica basada en la nanotecnología y diseñada para regular el azúcar en sangre en diabéticos, podría ofrecer a los pacientes la posibilidad de aplicar insulina de un modo menos doloroso, usando un pequeño dispositivo que emplea ultrasonido. Esto permitiría incrementar los días entre las inyecciones, a diferencia de la situación actual común en la que hay que recurrir a las agujas para administrar insulina con mayor frecuencia.

La nueva técnica ha sido desarrollada por el equipo de Zhen Gu, profesor en un programa de ingeniería biomédica, que mantienen la Universidad Estatal de Carolina del Norte en Raleigh y la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, ambas instituciones en Estados Unidos.








Esta técnica consiste en inyectar nanopartículas biocompatibles y biodegradables, llenas de insulina, en la piel del paciente.

Cada una de esas nanopartículas tiene una carga eléctrica, positiva cuando es revestida con chitosán (un material biocompatible conocido también como quitosana y que se obtiene a menudo a partir del procesamiento de caparazones de algunos crustáceos), o negativa al recubrirse con alginato (un material biocompatible que se encuentra normalmente en las algas marinas).

Cuando las soluciones de ambos tipos de nanopartículas recubiertas son mezcladas, la atracción entre carga positiva y negativa por la fuerza electroestática hace que las nanopartículas conformen una "nanorred".

Las nanopartículas son también porosas. Una vez dentro del cuerpo, dichas nanopartículas comienzan a liberar insulina. Pero la mayor parte de la insulina no se dispersa lejos sino que queda retenida en una especie de depósito virtual dentro de una capa subcutánea de la piel, mediante la fuerza electrostática de la nanorred. De este modo, a efectos prácticos se crea una dosis de insulina que simplemente se encuentra a la espera de ser liberada dentro del torrente sanguíneo.

Cuando un paciente tiene diabetes tipo I, o una fase avanzada de la diabetes tipo II, su cuerpo necesita insulina adicional, una hormona que transporta glucosa (o azúcar en sangre como se conoce popularmente) desde el torrente sanguíneo a las células del cuerpo. Estos pacientes deben inyectarse insulina a medida que la necesitan para asegurarse de que sus niveles de azúcar en sangre estén dentro de un rango normal. Sin embargo, estas inyecciones pueden ser dolorosas.

Usando la nueva tecnología desarrollada por el equipo de Gu, un paciente con diabetes no tiene que inyectarse una dosis de insulina con mucha frecuencia, ya que en la mayor parte de las ocasiones la insulina necesaria ya está "preinyectada" por así decirlo, almacenada en el depósito subcutáneo, y tan solo se requiere que el paciente utilice un dispositivo pequeño y portátil para aplicarse ondas de ultrasonido enfocadas al sitio donde está la nanorred y liberar de este modo la insulina necesaria dentro del torrente sanguíneo sin el dolor de un pinchazo.

Cuando el ultrasonido es interrumpido, la fuerza electrostática se restituye y atrae de nuevo a las nanopartículas para conformar otra vez la nanorred. Las nanopartículas luego liberan más insulina, la cual queda retenida dentro del depósito virtual, hasta que la siguiente aplicación de ultrasonido hace pasar a esa dosis al torrente sanguíneo, reiniciándose el ciclo otra vez.


Cuando la insulina de las nanopartículas se agota, se debe inyectar una nueva nanorred. La nanorred anterior se disuelve y es absorbida completamente por el cuerpo en unas pocas semanas.
El equipo de Gu y Jin Di puso a prueba el concepto en ratones de laboratorio con diabetes tipo I, y se ha comprobado que esta técnica permite una liberación lo bastante rápida y oportuna de insulina en el torrente sanguíneo, y que las nanorredes pueden contener suficiente insulina para regular los niveles de glucosa en sangre durante un periodo de hasta 10 días.

En el trabajo de investigación y desarrollo también han intervenido Jennifer Price del citado programa conjunto de las dos universidades de Carolina del Norte, Xiaoning Jiang y Yun Jing de la Universidad Estatal de Carolina del Norte, así como Xiao Gu de la Universidad de Yangzhou en China.













Publicado en: http://noticiasdelaciencia.com/not/9340/control_de_azucar_en_sangre_mediante_nanoparticulas_y_ultrasonido/