Mostrando entradas con la etiqueta globalización. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta globalización. Mostrar todas las entradas

martes, 17 de abril de 2012

política y corazón

cualquiera (que no fuese español) escuchando la rueda de prensa de la presidenta Kirchner y bajo su discurso trémulo, habrá sentido quedos acordes de tango. El tango, vehículo de la tristeza que encierra el amor porteño canta estrofas doloridas, pasionales, de noches que ya se fueron e hilos que hace tiempo fueron cortados. Ayer, dineros aparte, la mandataria habló al mundo de cumplir la última voluntad de su amado. ¡Qué hermoso, Cristina! La multitud encandilada, sostenía en vilo las lágrimas a punto de caer de su presidenta. Epopeya nacional contra la hidra colonialista.

Cualquiera, oyendo la elegía póstuma, pensaría que Nestor Kirchner era un paria, un desahuciado de las internacionales, un luchador incansable contra el capitalismo pero ... si los Kirchner son la imagen del comunismo, que pongan un antifaz a Lenin, no sea que se levante y se le caiga el sudario del susto.

En fin, tangueros entrañables los argentinos. Lástima que sin el tango no puedan vivir y ya, desde este momento, estén llorando su buena dicha porque YPF, en un par de años, dejará de nuevo de ser argentina para ser norteamericana o china. Mientras, los españoles, tristones porque no sabemos cuántos enanos quedan por crecernos todavía, entonaremos una Salve, que para saetas ya tenemos las que nos lanzan nuestros "hermanos" de ultramar.

sábado, 10 de diciembre de 2011

Ganar

Ayer me llamó un compañero de Inglaterra. Quiere regalarle a su niño de 6 años la camiseta de la selección española. Me pedía que si le podía conseguir la segunda equipación, la blanca, pues parece ser que el chavalín ya tiene la roja. Parece increíble, un niño inglés que quiere las dos camisetas de la selección de fútbol de España. No obstante, no lo es. He vivido una temporada en Inglaterra y he visto la fascinación que despiertan el Barça, Nadal y la selección española en los críos. Les gusta el deporte y quieren ganar.




Supongo que a todos nos gusta ganar, ya desde pequeños. Con el tiempo, nos hacemos adultos y la mayoría de nosotros aprendemos a perder, o simplemente a que se puede vivir sin ganar siempre. Incluso algunos aprendemos prioridades y guardamos los ases para las ocasiones importantes. Es una cuestión, primero de buena educación, y después de auto defensa.

Los niños, sin embargo, sí quieren ganar siempre y no les importa mucho si su héroe es de su nación, o de otra. Ya se encargan Nike o Adidas de hacer que los ídolos suenen familiares en todos los idiomas. Cosas de la globalización. Lo importante para la mayoría es tener un héroe poderoso al que admirar y por eso nos extraña oír decir a un crío que quiere parecerse a un perdedor por muy español que sea, aunque ... hay gente para todo.


jueves, 22 de septiembre de 2011

Comunicación

esta semana murió el padre de una compañera de mi oficina en Inglaterra. Le llamé para hablar con ella y me sentí muy frustrado de no poder comunicarme como es debido. Hablar inglés enfrente de unas pintas o en una sala de proyectos es una cosa pero ... cómo transmitir sentimientos en un idioma ajeno y sin estar cara a cara.

En estos momentos sólo pienso en lo que perdemos no usando un idioma universal.

lunes, 19 de septiembre de 2011

¿gitanos en el Reino Unido?

Resulta que acabo de terminar de ver un programa en la tele sobre el inminente desalojo de un asentamiento de "travellers" (una comunidad nómada de origen irlandés) que lleva más de diez años ubicado en un pueblo del condado de Essex. Esta etnia os resultará familiar a los que hayáis visto la película "Snatch: cerdos y diamantes".

En este poblado en concreto viven 86 familias (unas 400 personas) y el ayuntamiento está preparando su demolición por encontrarse el asentamiento en una zona verde no urbanizable. Ahí va unas fotos de las casas y de la gente:




Bueno, queda claro de inicio que tiene algunas diferencias con los poblados a los que estamos acostumbrados en España. Diferencias que se agrandan cuando sabemos que en este contencioso en particular el terreno es propiedad de sus ocupantes, aunque hayan construido sin licencia.

Sin entrar en el fondo de la cuestión, que está en los tribunales, el conflicto de Dale Farm ha llevado el problema de los "travellers" y gitanos a primera plana de diarios e informativos. En todo el país se estima que hay entre doscientos y trescientos mil, la mayoría de ellos sedentarios. Y aquí empiezan las similitudes con España. Aunque sean rubios o pelirrojos, poca gente les quiere como vecinos. Unos dicen que es un problema étnico, otros que es un problema de clase. Las personas que no pertenecen a este grupo cultural  no entienden su rechazo a algunas de las leyes y su empeño en vivir en grupos cerrados. Ellos dicen sentirse acosados y perseguidos. Discriminación es la palabra más empleada.

Pregunto: ¿tiene cabida en la sociedad moderna la existencia de grupos que quieren vivir según normas privadas? hay muchos, desde luego: los que inspiran este artículo, los famosos Amish norteamericanos, algunos grupos islámicos que viven en Occidente, algunos grupos cristianos en países árabes, ...

¿Qué opináis?


viernes, 12 de agosto de 2011

Hambre

"Mohamed tiene 32 años y los pómulos hundidos por una gran delgadez y solo la bata blanca lo diferencia de los pacientes. Él es uno de los 40 enfermeros del hospital, todosellos voluntarios sin sueldo, igual que los 15 médicos, los 90 auxiliares y los casi 100 limpiadores y administrativos."


Foto y texto de El País, 12 de agosto del año 2011. hoy.


Cuelgo "esto" en el blog no sólo porque me espante que la gente muera por cientos en un lugar para muchos ignoto y donde el 100% de nosotros nunca hemos estado, sino por la fotografía. Un niño ¿vivo?, un sanitario presuroso y una madre hierática, resignada quizá. Si tuviéramos ocasión de abrir la fotografía veríamos un espectáculo dantesco, con decenas de hatillos conteniendo niños como éste. No hay camas, no hay médicos, no hay medios para enterrar a los cadáveres, pero sobre todo no hay comida. El sanitario de la foto no va a inyectar ninguna medicina milagrosa a ese ser diminuto e indefenso. Simplemente le va a administrar comida.


Mientras tanto, en Europa duelen las "ventas a corto". Hoy el mismo periódico de donde extraigo esta fotografía dedica 8 páginas a los mercados, cuando lo habitual son tres o cuatro. No es de extrañar pues que nuestros niños sepan lo que es la Bolsa, pero no lo que es el Hambre.


domingo, 31 de octubre de 2010

Donde no queda esperanza

Haití es el país cuyo Producto Interior Bruto (PIB) ha crecido menos a lo largo de la última década. De hecho, es el único país del mundo que ha decrecido ( -2,39% ). Yo nunca he estado en Haití, pero lo he visto en la tele, y debe ser un lugar tan miserable que la mitad de las personas que viven en la antigua Isla de la Española nunca irán allí y de hecho les dará pánico la mera posibilidad de hacerlo. Conozco algunos dominicanos y así lo atestiguan.

Con todo, Haití no es el país más pobre. Aún hay 14 naciones más pobres. ¿Increíble? Son cifras del Fondo Monetario Internacional, no mías. Como es de suponer, todas esas naciones están en África y las tres más pobres, República Democrática del Congo, Liberia y Burundi han sido tristes titulares de guerra durante años. Otra vez la guerra.

Nosotros, mientras tanto, a lo nuestro. La primera medida anti-crisis que tomó el gobierno fue el recorte drástico de la ayuda al desarrollo. Hoy, Montoro, ha propuesto reducirla aún más. Parece que es lo único en lo que nuestros políticos se ponen de acuerdo.

Si tú piensas de otra forma, colabora con Intermon-Oxfam o con alguna otra ONG . Con tu ayuda viven, y mantienen algo parecido a la esperanza.

Una canción para los desamparados: "Fisherman Blues"
Yo desearía ser un pescador de conciencias hoy ...

jueves, 26 de agosto de 2010

Alemania

en los últimos años se me están cayendo todos los prejuicios sobre Alemania. Pensaba que eran secos, que comían mal, que allí todo era supercaro. A la vez siempre creí que todo lo hacían bien, con disciplina, sin verse influenciados por el día a día, ese vicio tan latino.

Pues bien, tras mi relación diaria con mis compañeros alemanes del curro he de decir que son tan buenos o tan malos como nosotros. Quizá más competentes cuando todo va bien (cometen menos fallos) pero inútiles totales cuando algo falla (cero creatividad ante imprevistos). Como personas son más bien majos, mejor que ingleses y portugueses desde luego. Lo de comer y beber, sí de esto saben mucho, y más barato que en Madrid o en cualquier ciudad grande de España.

En lo que son igualitos que nosotros es en el rollo de la Justicia. Igual que aquí, como diría Pedro Pacheco, allí "la justicia es un cachondeo". Hoy leo en los diarios que una cantante famosa, tras tener relaciones sexuales a sabiendas de que estaba enferma de SIDA, y no con uno sino con tres hombres a lo largo de unos meses, se ha ido de rositas a su casa, con más gloria que pena.

La paya en cuestión contagió a uno de ellos (los otros dos se libraron), y así ha quedado probado en el juicio. Con todo, el juez le ha condenado a dos años ( no entra en el maco ) y a 300 horas de trabajo para la comunidad. Al infectado amante se le habrá quedado cara de idiota al ver la extraña decisión. Más aún cuando el juez ha basado su decisión en el arrepentimiento de la artista.

Y finalmente, como hay idiotas en todos los lados, un grupo feminista local ha pedido la absolución total de la sujeta argumentando que la responsabilidad de no contagiarse es de los dos amantes.

domingo, 20 de junio de 2010

escuchando a Ismael Lô en mi portátil mientras escribo este post, unas cuantas notas imaginadas entre dunas me trasladan en mi pensamiento a algún lugar inventado de África. Siempre me sucede cuando dejo que la música entre en mi cabeza sin prisa, en algún momento perdido del día. Quizá, al mismo tiempo, en otro lugar, real esta vez, haya un senegalés escuchando una melodía con raíces de guitarra española e imagine por un momento que está sentado en los escalones de la Alhambra o a la sombra de una encina de cualquiera de las dehesas castellanas, o frente a una playa del norte.

domingo, 28 de marzo de 2010

¿España, Europa?

trabajo en un departamento internacional y a menudo me parto de risa cuando mis compañeros me comentan su percepción de nuestro país. Joder, lo paleto que se puede llegar a ser viniendo de un país teóricamente "culto" ...
Los más cortos de mira son, sin duda, los ingleses. No saben idiomas, no viajan a países no angloparlantes (salvo a alguna playa llena de garitos para guiris) y eso les pasa factura. Pero claro, a veces hasta les entiendo, pues es difícil explicar la coexistencia de las siguientes imágenes dentro del mismo país:





domingo, 20 de diciembre de 2009



Tiempos modernos

entro en un bar a tomar un café a eso de las 9 de la mañana. Mientras me enamoro de un donut de chocolate ( está para comérselo, uhmmmm ) veo de reojo como entra un hombre negro y se apoya en la barra justo a mi izquierda. Viene jodido de frío, con mono de trabajo y un gorro sucio de lana.

Sonrisa de oreja a oreja, saluda al barman y suelta, en voz bien alta:

_. "Camarerooo, un sol y sombra y un vaso de agua"
-. "coño, ¿también os gusta a los negros el coñá?"
-. "a ver, si te hubieras levantado a las 6 como yo, ¡ya te apetecería un refuerzo!"


parece que se conocen y con la broma y a estas alturas yo ya me he atragantado dos veces con el donut a causa de la risa, pero sigo leyendo el periódico sin levantar la cabeza. Yo a lo mío como decía la loca de mi pueblo.

-. "¿y el rollo ese del Corán , que no podéis beber y tal?"
-. "bah, bah"


me doy cuenta de que el negro (no era de color, era negro como la noche), tiene acento árabe, como marroquí o así, y se confirma cuando el blanco (el barman) sigue picándole:

-. "anda que os la hemos clavao bien con la Aminatu, ¿eh?"
_. "sí, sí, pero a mi me da igual"


el negro dice que es mauritano, pero al blanco, al que no debe sonar mucho por dónde anda Mauritania, sigue dándole a la manivela.

_. "es que siempre os ganamos a los marroquís"
_. "sí, sí" murmura el mauritano mientras da un sorbo al sol y sombra, un sorbo al vaso de agua.

Cambian de tercio y empiezan a hablar de fútbol. El camarero es del Atleti y el cliente del Barça. Ya tienen algo en común y empiezan a darle cera al Madrid. Ya no me río tanto ( snif ), pago y les dejo allí en amigable compañía y riéndose de algo que no alcanzo a oír.

Me alejo pensando que la tradición del sol y sombra matutino ahora la guardan los inmigrantes
y que ser del Madrí ya no es tan apreciado como antes ...

jueves, 7 de mayo de 2009

Todo puede ir a peor



miércoles, 10 de diciembre de 2008

¡¡ Simplemente bailan !!




"¿Qué hace esa gente? Bailar. Muchos humanos en la Tierra muestran períodos de felicidad y un método de demostrarlo es bailando. La alegría y el baile traspasan los límites de la política y aparecen en prácticamente todas las sociedades humanas. Matt Harding viajó por muchos países, comenzó a bailar y filmó el resultado. Este vídeo es quizá un ejemplo espectacular de como los humanos de todo el planeta sienten un vínculo común como parte de una especie singular. La alegría es frecuentemente contagiosa ( poca gente es capaz de ver el vídeo de ahí arriba sin sonreír ) ¿no? "

si queréis verlo con mejor calidad, id directamente a You tube :

http://www.youtube.com/watch?v=zlfKdbWwruY

y pulsad en la parte inferior derecha de la pantalla

jueves, 6 de noviembre de 2008

Distancias modernas

hoy he vuelto al atasco, esta vez en el taxi que me llevaba a la estación de Atocha para coger el AVE. Como pasajero he observado los cabreos (muchos y variados) de los conductores, sus intentos de coger el carril bueno, o el afán por colarse al prójimo con el magro objetivo de ganar uno o dos puestos en la cola ( sí, ya sé que dos puestos contra un abollón y un cabreo de un día no parece un gran botín, pero me gustaría veros a vosotros )
Viéndoles las caras, está claro que, como los de la viñeta, todos pensaban que si el resto hubiera cogido el transporte público, ellos ya habrían llegado a su destino ...
Una vez en el AVE, camino de Tarragona, he contado los km que he hecho en una semana. Unos 2.500. Ida y vuelta a Vigo, en avión a ver a la familia. Unos 200 en coche, tren o taxi moviéndome por Madrid, al trabajo o al domicilio de los clientes de la empresa, y ahora ida y vuelta de Tarragona, también por trabajo. Mañana me iré a Collado Hermoso, otros 100Km. ¡Con tanto trajín como no va a haber emisiones!
Y lo malo es que, si bien minimizar el impacto de tanto movimiento es sencillo, utilizando los transportes públicos, eliminar esos desplazamientos me son del todo imposible. ¿Cómo dejar de ver a la familia, huir al pueblo o desplazarte por asuntos de trabajo?
No sé, me da que antes era todo más sencillo, cuando uno tenía a la familia, el trabajo y su lugar de residencia y descanso en el mismo sitio ...

sábado, 15 de septiembre de 2007

Protección de los autores

Manu Chao ha sido declarado culpable de utilizar en una de sus canciones la voz de dos personas sin su permiso. La ilegalidad en cuestión fue cometida en 2001, cuando el cantante sacó el albúm "Próxima estación ... Esperanza". Resulta que una de las canciones del disco termina reproduciendo la locución "din, don, din, próxima estación, ... Esperanza" que se puede oír en el Metro de Madrid cuando te acercas a esa parada. Y hete aquí que los "intérpretes" de ese aviso a dos voces sintieron vulnerados sus derechos de autor. ¿Ridículo? Parece que no, puesto que los tribunales han apreciado la demanda y condenado a Manu Chao a pedir perdón e indemnizar económicamente a los ofendidos.

Mientras tanto, el el otro lado del globo, las empresas chinas de automóviles sacan al mercado varios modelos clavados a los Smart o BMW, pero allí no pasa nada. Cualquiera se mete con los chinos.



Convulso mundo el de la propiedad intelectual ...

miércoles, 5 de septiembre de 2007

Corresponsales

el otro día hablábamos de Pérez-Reverte y de su antiguo oficio de periodista de guerra. Alguno decía que debe ser fácil ir a una guerra sólo a mirar, tirar unas fotos y salir corriendo en tu todoterreno nuevecito cuando las cosas se ponen feas, y luego por la noche irte con alguna pobre desesperada al único restaurante que quede en pie en alguna ciudad devastada.

Lo que está claro es que, tristes o contentos, esta gente ha de ser de una casta especial. Gente fría, focalizada en hacer su trabajo. Gente que no mira a los lados, sino solamente a través de la ventanita de sus teleobjetivos. Y parecía que Kevin Carter, el fotógrafo que hizo esta foto y acto seguido se largó de allí, era un tío de ésos.



Luego le dieron un premio, el Pulitzer. Supongo que al jurado le daba igual lo que sucedió con la criatura. Valorarían la luz, el escenario, las vueltas que dio el artista alrededor de la nenita antes de encontrar el encuadre perfecto ... Probablemente también valoraron que este chico blanco de cara simpática era sudafricano ¡qué exótico! y que sufría la sangría de África en carne propia como activista y militante anti-apartheid.

Pero Kevin Carter no era un corresponsal frío ni pertenecía a la casta especial de los corresponsales de guerra. Sus palabras al recoger el premio fueron:
Es la foto más importante de mi carrera pero no estoy orgulloso de ella, no
quiero ni verla, la odio. Todavía estoy arrepentido de no haber ayudado a la
niña.

Agobiado por el remordimiento, se suicidó tres meses. Él eligió, la niña no tuvo esa posibilidad. Yo tampoco puedo ni ver la foto de la niña, pero la de Carter la tengo en el escritorio de mi ordenador, en un rinconcito de un mosaico de fotografías que me hacen recordar todos los días las cosas que no me gustan pero que debo tener presentes para intentar ser mejor persona.


miércoles, 29 de agosto de 2007

Cómo nos complicamos la vida ...



* viñeta sacada de El Punt Digital

domingo, 1 de julio de 2007

Raíces

En toda una vida mis antepasados apenas salieron de su provincia. Muchos de ellos encontraron el amor, el sustento, la amistad, sin tener que alejarse más que unos metros de su aldea. Hoy seguimos derramando lágrimas de alegría o de tristeza en la misma tierra donde cayeron otras antes; agua antigua sobre tierra antigua.

Tanto en el pueblo de mi padre, en Guadalajara, como en el de mi madre en Segovia casi todos compartimos los mismos apellidos. Me temo sin embargo, que somos la última generación que mantendrá el arraigo a una comunidad fundada quién sabe cuando. Arraigo heredado, fuerte y profundo, cuyos lazos estamos rompiendo sin entender siquiera la inmensa fortuna que hemos tenido.

La globalización, nos da cosas pero ¿sabemos lo que nos quita?