Mostrando entradas con la etiqueta frío. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta frío. Mostrar todas las entradas

miércoles, 2 de julio de 2014

Vivir a bajas temperaturas tendría importantes beneficios metabólicos

Un nuevo estudio recientemente presentado en la Conferencia conjunta de la Sociedad Internacional de Endocrinología y la Sociedad Endocrina llevado a cabo en Chicago, demuestra que las temperaturas ambientales pueden influenciar nuestro riesgo a desarrollar diabetes u obesidad. Esto es debido a que influencian el crecimiento o pérdida de grasa “parda” en individuos. La grasa corporal se clasifica en grasa “blanca” y “parda”. La primera almacena energía, mientras que la segunda usa esta energía para generar calor, lo cual confiere a esta última la característica de saludable. La grasa parda es particularmente identificada en animales pequeňos y en recién nacidos como una grasa generadora de calor. Estudios previos han mostrado que animales con volumen considerable de este tipo de grasa son resistentes a la diabetes y obesidad.

Recientemente, el Dr. Paul Lee, endocrinólogo del Instituto de Investigación Médica Garvan en Sydney, encabezó el proyecto “ICEMAN” o Impacto de la exposición crónica al frío en humanos en el Instituto Nacional de Salud en Washington D.C. Resultados preliminares de este investigador han mostrado que individuos con mayor almacén de grasa parda, tienden a ser delgados y tener menores niveles de glucosa en la sangre . Más importante aún fue el hallazgo que las células de grasa blanca pueden convertirse en células de grasa parda.

En base a estos resultados previos, el estudio “ICEMAN” reclutó 5 varones saludables y los expuso por 4 meses a diferentes temperaturas ambientales en el Centro Clínico del Instituto Nacional de Salud. Los individuos mantenían su ritmo habitual de vida durante el día y regresaban cada noche al centro, en el cual permanecían por 10 horas en condiciones controladas de temperatura.

Durante el primer mes, la temperatura fue mantenida en 24°C, una temperatura reconocida como termo-neutral en la cual el cuerpo no tiene que realizar ningún trabajo para generar o perder calor. En el segundo mes, la temperatura fue disminuída a 19°C;en el tercer mes, ésta fue incrementada nuevamente a 24°C , y a 27°C durante el cuarto mes. Al final de cada mes, los participantes se sometieron a una evaluación metabólica detallada en una sala de calorimetría . Adicionalmente, se realizaron estudios de imágenes para medir la cantidad de grasa parda, así como biopsias de músculo y grasa para detectar cambios metabólicos.

Independientemente de la estación del aňo en el que se llevó a cabo el estudio, el volumen de grasa parda se incrementóen un 30-40% del nivel basal durante el mes de exposición a la temperatura fría (19°C), regresó al nivel inicial durante la exposición a 24°C, y disminuyó por debajo del basal a la temperatura ambiental de 27°C. El incremento de grasa parda fue acompaňado de un aumento de la sensibilidad a la insulina, en otras palabras, los individuos con mayor cantidad de grasa parda necesitan producir menor cantidad de insulina después de una comida para normalizar su glucosa en la sangre.

Estos hallazgos representan resultados bastante prometedores para el tratamiento de pacientes con diabetes, quienes se beneficiarían del incremento en la sensibilidad a la insulina conferida por un aumento en el volumen de grasa parda después de la exposición ambiental a temperaturas bajas. Además, sugieren que la exposición al frío, aunque poco confortable para muchos, es en realidad una herramienta útil para mantener un estado metabólico saludable.









Publicado en http://elcomercio.pe/blog/bajoelmicroscopio/2014/07/vivir-a-bajas-temperaturas-tendria-importantes-beneficios-metabolicos

miércoles, 2 de abril de 2014

¿Pierde eficiencia la insulina fuera de la nevera?


¿PIERDE EFICACIA LA INSULINA FUERA DE LA NEVERA?
Martes, 1 de Abril de 2014

El principal tratamiento farmacológico para mantener los valores normales de glucosa en sangre en la diabetes tipo 1, y en algunos casos de la diabetes tipo 2, es la terapia con administración de insulina.



Una de las dudas más frecuentes que surgen en la conservación de este fármaco es si éste pierde eficacia cuando se conserva fuera de frigorífico. En realidad, para dar respuesta a esta cuestión hay que distinguir entre la nueva insulina antes de su uso y la que ya está siendo utilizada.

Si eres una persona con diabetes y tu tratamiento se basa en la administración de dosis de insulina, es importante que sepas que has de conservar los viales nuevos en la nevera a unos 4 grados centígrados, ya que a mayor temperatura puede perder su eficacia. Asimismo, es recomendable que lo conserves en la puerta del frigorífico. Sin embargo, el vial de insulina que estés utilizado puede estar a temperatura ambiente, siempre que no existan cambios térmicos en él. Las variaciones de temperatura pueden influir de manera negativa en su eficacia, por lo que has de tener cuidado con los grandes contrastes térmicos.

En cuanto a la duración de los viales o bolígrafos de insulina, se recomienda un uso continuado del mismo vial a lo sumo durante 3 o 4 semanas, ya que con el tiempo va perdiendo eficacia. Es posible que, al abrir un nuevo bolígrafo o vial de insulina, notes que el efecto de la nueva insulina es mayor que la administrada en los días previos, ya que estabas utilizando un vial con una duración alargada en el tiempo.

Para tener mayor control y conocimiento sobre ello es conveniente que anotes en el vial la fecha del día en que has estrenado esa insulina. De este modo, te aseguras un mayor conocimiento y autocontrol de la diabetes.




Publicado por Bayer, en http://www.diabetes.bayer.es/blog/insulina/%C2%BFpierde-eficacia-la-insulina-fuera-de-la-nevera/


*Esta web es muy interesante y segura si quieres conocer mejor la diabetes. Y os prometo que no me pagan ni un céntimo, ni en cajas de pastillas, por decir esto.
La autora del blog: Bea González Villegas.

sábado, 1 de septiembre de 2007

de vuelta al frío

Bajo cierta luz soy un lagarto.
Mi piel ya no es la misma.

¿Viste las grietas en tus manos hoy?

Pero viste mis venas esta mañana.

Viste mis venas por debajo de lo que tengo por piel
Manos, brazos, cara, pecho, lánguidos
Pálidos
Invernales
Escondidos
Fríos
Alejados

Blanco y azul
Es el color de un invierno lejos

Guardada
Aguardando

Transparente
Translúcida
Sin querer.

(¿imaginaste un mostruo?)