Mostrando entradas con la etiqueta enfermedades cardiovasculares. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta enfermedades cardiovasculares. Mostrar todas las entradas

viernes, 28 de febrero de 2014

4 enfermedades derivadas de la diabetes

27/02/2014 publicado por Patricia Cadena

Si eres diabético, no solo tienes que cuidarte de esta enfermedad, sino también de las muchas otras dolencias que la diabetes puede desencadenar. Sin embargo, esto no es razón suficiente para desesperanzarse: solo es cuestión de adoptar los cuidados necesarios. Para ello, ¿qué tal si conocemos cuáles son las enfermedades derivadas de la diabetes?

4.- Enfermedades cardíacas y derrames

En las personas diabéticas, los problemas cardiovasculares se encuentran entre las principales causas de muerte. Esto se debe al hecho de que los altos niveles de azúcar en sangre pueden provocar la acumulación de depósitos de grasa que terminan endureciendo las paredes de los vasos sanguíneos. De esta forma, se dificulta la circulación y aumentan los riesgos de sufrir ataques cardíacos y derrames. Para disminuir los riesgos, es imprescindible que lleves una dieta balanceada.

3.- Enfermedades renales

Se estima que la mitad de los diabéticos padecen problemas renales, que suelen agudizarse si se tiene hipertensión. Por tanto, si eres diabético y posees una alta presión arterial, es importante que chequees tu presión regularmente, te realices exámenes de orina con frecuencia y tengas una dieta baja en proteínas.

2.- Daños nerviosos

Si en tus vasos sanguíneos ya se han comenzado a acumular depósitos de grasa, es posible que padezcas daños nerviosos. Estos se producen por que algunas zonas del sistema nervioso dejan de recibir el oxígeno y la nutrición que necesitan para su adecuado funcionamiento. Los principales síntomas de este tipo de daños son: dolor, entumecimiento y cosquilleo en las piernas, brazos y dedos. Para prevenir todo esto, es fundamental controlar los niveles de glucosa y no fumar o beber alcohol.

1.- Pérdida de vista

La obstrucción o el crecimiento anormal de los vasos sanguíneos de la retina puede resultar en problemas de visión severos (como el glaucoma y las cataratas) o incluso en ceguera total. Para evitar estos infortunios, es recomendable realizarse un examen ocular completo una vez al año. De esta manera, se podrá detectar y combatir a tiempo cualquier anormalidad.

Ten en mente estas enfermedades derivadas de la diabetes y cuida tu salud. Puede que te cueste un poco más que a la mayoría, pero vale la pena: la vida es un milagro y, ante todo, es digna de ser vivida.