Mostrando entradas con la etiqueta ecología. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta ecología. Mostrar todas las entradas

jueves, 2 de febrero de 2012

Renovables

se me escapan un poco las cifras cuando leo sobre energía. En parte, la culpa es de los periodistas, a los que sospecho tan indocumentados como yo mismo. En parte, del gobierno y de las eléctricas, que dan información contradictoria y poco comparable. El resultado mosquea, pues aunque no soy desconfiado, cuando muchos se ponen de acuerdo para ocultarme información ... malo. Como leí en algún sitio: "si jugando al póker a la quinta mano no sabes quién es el primo ... es que eres tú"

A ver, andamos a vueltas con que las instalaciones foto-voltaicas tienen amortizaciones a largo plazo, con que los molinos dependen del viento, con que los biocombustibles sólo dan dinero si el petróleo está caro ... y tal y cual. Dejando de lado el tema nuclear, cuyo debate está muy politizado y es altamente sensible a la subjetividad de cada uno, y la hidroeléctrica aceptada por todo el mundo, debemos preguntarnos ¿es más cara la energía renovable que la que conseguimos quemando gas, carbón o petróleo?

El gobierno debería proporcionarnos una respuesta clara y concisa, mostrándonos una matriz en la que apareciesen los distintos precios del kw conseguido con un barril de crudo a 140$ a 200 o a 80$ y comparándolos con los obtenidos por otras vías. Fijaos que no hablo de polución, ni de Kioto, ni de contaminación radiactiva. Para no meter más factores en la discusión hablo sólo de dinero. Pues bien, ni así son capaces los actores del mercado energético de explicarnos qué podemos esperar en los próximos años. Tampoco el gobierno es capaz de mostrar una previsión a 10-20-50 años sobre qué podemos esperar del futuro. ¿Existe algún modelo capaz de predecir si un hipotético despliegue masivo de molinos costeros y de edificios con fachadas llenas de paneles cubriría la demanda eléctrica del futuro? ¿cuenta ese hipotético modelo con hipótesis sobre paneles más eficientes o molinos con mayor capacidad?

Mi opinión, desde un punto de vista realista y de asegurar el suministro, ahora estable, es continuar con la política actual para el corto e incluso el medio plazo, pero, mirando a futuro debemos ser conscientes de que nuestra dependencia de los combustibles importados nos hace débiles, a España y a la U.E. en general. Sol, aire y mar tenemos a punta de pala y si aún no hay tecnología capaz de sacar energía de aquéllos, debemos invertir en obtener ese conocimiento.

Otros ya lo hacen, como estas dos plantas californianas del desierto de Mojave, la primera ya funciona y la segunda está en proyecto, con tecnología española por cierto:

500MW - tecnología Bright Source Energy

250MW tecnología Abengoa Solar
en comparación, una fotografía de la Central Térmica de Andorra, en Teruel, una de las de mayor capacidad de nuestro país. Funciona quemando 350.000 kilos de lignito cada hora. Tenemos unas 60 centrales térmicas en España:

1101KW - Endesa

domingo, 13 de noviembre de 2011

nueva tasa en la sierra

la forma que tiene el Estado de reclamarnos las tasas o impuestos llega a ser delirante.

La última, y relacionada con Collado Hermoso, es la nueva tasa por coger setas. Ya desde el año pasado veníamos oyendo que en algunas zonas de la provincia había que pagar para recolectar níscalos o boletus, y estos últimos fines de semana en los bares de la zona se comentaba que la tasa ya nos afectaba a los collalbos. Parecían sólo rumores pues las administraciones públicas no han dicho ni pío.

Macrolepiota o parasol
Ante la falta de información y como hace años me dijeron que "ignorantia legis non eximet", o lo que es lo mismo, que la ignorancia de la ley no supone que no haya que cumplirla, he estado investigando un poco, que tampoco es cuestión de enterarse de las normas cuando multen al primero de nosotros.


Buscando cuáles son las zonas afectadas, cuánto se paga, dónde, etc ...  he encontrado un enlace en la web de la Diputación de Segovia que da algunas pistas, aunque no me he enterado muy bien si debo pagar algo o no y cuánto.

Boletus
Aparentemente el término municipal de Collado no está incluido, pero claro, ¿dónde puñetas llega nuestro término? en el campo no se ve la línea que separa los municipios por ninguna parte. El de Torreval, que es limítrofe sí tiene restricciones. Me imagino la discusión con los guardas sobre si me encuentro en un lado u otro de la "frontera". Y eso si sólo hablamos de la parte del monte que "pertenece" a Segovia, pues lo mismo en nuestro límite con Madrid también hay otra restricción que no conozco. Y tiene huevos la cosa, pues lo que he entendido es que para cada zona de recolección hay que tener un carnet distinto. Me veo con una cesta para setas en una mano y una mochila llena de licencias en otra. Me va a salir el kilo de níscalos como si fuera de pepitas de oro.

Ahí va lo que he deducido:

  • Collado y La Salceda no están incluidos, pero la parte alta del monte pertenece también a Torreval y Navafría, que sí están incluidos en la tasa, así que cuidadín y a comprar un GPS para saber dónde estás cogiendo setas.
  • Si alguien es residente en uno de los munipios afectados pagará de 3 a 5€ por temporada. Si no eres del municipio, 400€ al año. 
  • No veo nada de límite de kilos, lo cual no me parece ni medio bien si lo que se persigue es limitar la presión recolectora.

Con todo, intentaré hablar con algún guardia a ver qué cuenta. A ver si aún me tengo que alegrar de que este año no hayan salido setas. Para mí que se han acojonado pensando que también les van a cobrar a ellas.

Níscalo

lunes, 26 de septiembre de 2011

Reciclaje

aparte del nombre de un garito de Guadarrama, la palabra "reciclaje" viene a ser el "proceso al que se somete un material con el fin de utilizarlo de nuevo".

Bien, pues parece que las administraciones locales entienden algo distinto, y cuando nos bombardean con la susodicha palabra, parecen referirse a acumular, recoger y transportar materiales sin importarles mucho el resultado final. En este proceso de "separación" previo al reciclaje, los ciudadanos se toman la molestia de tener unas cuantas bolsas de basura en casa y transportarlas al punto limpio. Después, tenemos que confiar en que el ayuntamiento de turno entrega los residuos a plantas adecuadas para generar un material nuevo.

Acerca de este punto, el que escribe ha oído rumores de fraude por parte de las contratas de basura, y mis sospechas aumentaron el día que el vigilante del punto limpio de Alcobendas me recriminó por hacer unas fotos al recinto. No me dio explicaciones al respecto. Últimamente, tras leer algunas noticias, veo que ser un fan del reciclaje es un acto de fe.

En fin, sí al reciclaje y no a las milongas. Dibujitos como el de abajo están bien, pero si nos dan cifras y vemos resultados, pues mucho mejor.



La mayoría de la gente nos hemos creído que reciclar es bueno, pero queremos ver un beneficio tangible. No digo ya que nos paguen por reciclar (lo habitual en algunos países) pero sí que al menos nos informen del resultado de nuestro esfuerzo. Y por supuesto, si este esfuerzo revierte en beneficio para el municipio donde vivimos, que se note en una reducción de impuestos y no en un incremento.

Por comparar, al menos en España vamos algo más avanzados que en Inglaterra.
Londres, aparte de ser bastante cochina, carece de un número aceptable de papeleras lo cual incrementa el número de barrenderos necesarios para recoger tanta lata de refrescos y envase de comida. Los barrenderos echan todo al mismo cubo, al igual que el común de los mortales pues, al menos donde vivo, no hay recogida selectiva de basuras (ni papel, ni plásticos, ni vidrio). Lo que no sé es si luego separan algo en el vertedero.

domingo, 25 de abril de 2010

Ecologismo: ¿lo tienes claro?

yo no, la verdad.

Durante un tiempo pensé que yo era ecologista, al menos los síntomas lo decían: socio de ADENA desde pequeño, incontables árboles plantados, subir montañas como actividad favorita , defensor del transporte público ..., pero a la vez otras de las cosas que hago contrarían esta percepción. A saber, llevo un coche bastante pesado, uso el avión con frecuencia, me gusta más la carne que la lechuga, ...

¿Qué soy pues, ecologista, urbanita, pasota, inconsecuente? A veces, hasta he llegado a tener remordimientos por mi modo de vida insuficientemente "ecológico". No soy capaz de aclarerme, y mientras tanto, la publicidad institucional me machaca con el cambio climático, con la comida ecológica, con el estilo de vida sano.

Con todo, reconozco que el rollo ecologista institucional me marea. Y me cansa. Estoy harto de que los gobiernos nos pidan sacrificios a los ciudadanos para reducir las emisiones, para reciclar con eficiencia, para ahorrar energía ... y que luego se gasten el dinero en gilipolleces. Por ejemplo me indigna que me digan que los paneles solares son deficitarios. ¿Y acaso no provoca déficit el coste de cada "inauguración-autobombo"? ¿y el coste de los monumentos de gusto dudoso? ¿y el de los programas cutres de las cadenas públicas? ¿y el de remediar las cagadas de banqueros sin escrúpulos largamente aplaudidos por los mismos que hoy nos hacen pagar sus desmanes?

Cualquier autónomo sabe que no hay beneficio sin inversión, pero en este país vivimos pendientes del "cortoplacismo" de pequeñas victorias sin mucho esfuerzo. Los gobernantes no se plantean que en un plan de inversión a cincuenta años las energías renovables pueden suponer una fuente de ahorro de costes. Tampoco que potenciar la ingeniería ecológica, la ciencia medio-ambiental y la investigación en cultivos o ganadería sostenible es una apuesta para el futuro. Mientras tanto, nos exigen diligencia para llegar a objetivos loables, pero nimios.

¡Qué país, qué fatiga!

lunes, 29 de marzo de 2010

"Perifollos"

no, no es el título de una peli porno. Ni el nombre de algún pueblo remoto de Castilla. Que no, hombre, perifollos es el nombre que se le da en la sierra a una hierbas que brotan en primavera, en el lecho de los arroyuelos que provoca el deshielo. El otro día me enteré que en lado sur de la sierra se llaman "corujas" (gracias Carmina!!)

No sé en qué momento de la Historia alguien decidió hincar el diente a estos perifollos, pero sí sé que debía estar canino. Desde entonces, en parte porque el hambre volvió por estos contornos durante muchos años y en parte porque después de un invierno de patatas con patatas no le viene mal al estómago una ensalada de lo que sea, los habitantes serranos degustan perifollos en primavera.

No son un gran manjar, pues saben a hierba y tienen un punto amargo, pero si los escoges bien, los más tiernos y de tallo más largo, tienen su encanto. Un poco de vinagre y sal y tienes una ensalada fresca, natural y gratis.

Y si además has subido bastante arriba a recolectarlos, haces ejercicio mañanero. ¡Qué sanos estos perifollos!

domingo, 27 de diciembre de 2009

¡Muera el buzón!

no sé vosotros pero a mí el correo me satura. Y no me refiero al correo electrónico, sino a las cartas de toda la vida. Diariamente me llegan 4 ó 5 sobres de bancos, de tiendas, de tarjetas de no sé qué o no sé cuál, de papeluchos varios que se van acumulando hasta que los abro en un rato perdido del fin de semana. Además, no sé qué tiene el papel, pero igual que cuando me llega una información del correo electrónico la despacho enseguida, me cuesta mucho tirar un papel a la basura si no lo he leído y releído.

Por suerte mi conciencia ecologista me ayuda en esta tarea y ya he pedido a los suministradores que me manden las facturas por Internet. Primero fue el proveedor de aDSL. Con la compañía del gas y de la luz tampoco ha habido problema, pero con los bancos no hay nada que hacer. Lo que les cuesta evolucionar, oye.

¡Si incluso los bancos on-line me mandan papelotes a casa!.

Harto estoy, y ya me he decidido, no voy a abrir la puerta a ningún cartero más. No, ni siquiera a ti. No insistas. Mi decisión es inamovible ...

sábado, 12 de diciembre de 2009

Copenhague y el clima


Estas figuras de hielo esperan y desesperan mientras los líderes mundiales juegan la partida de las emisiones contaminantes.
No tienen mucho tiempo, pero me da que aunque tardasen años en derretirse no verían un acuerdo entre los principales egos del mundo. Más fácil sería que pasase un camello por el ojo de una aguja.

O quizá esperan a que se decida ella. Que sea pronto pues corre el riesgo de que el nivel del mar la sobrepase ...

sábado, 14 de noviembre de 2009

Otoño

ya han caído las primeras nieves sobre el Pico del Lobo y mientras la Sierra de Ayllón se viste de blanco por primera vez en el año, los collalbos dan un paseo por el Hayedo de Montejo. Aquí la alfombra es de hojas de haya y roble, y el tejado un entramado de ramas a veinte metros de altura.


Una ruta aprendiendo botánica y geología con nuestro guía Víctor. Este chaval es un crack de la comunicación. Si todos los profesores fueran como él, y todos los alumnos como los del grupo de hoy, España sería el país más formado del mundo. Un placer aprender así.

Después del paseo, una comida pantagruélica en el Mesón El Hayedo. Hacía un par de años que no pasaba por aquí pero esos chuletones no se olvidan nunca (¿verdad Craig?). Y para bajar la comida, nada mejor que un paseíto por el vecino Horcajuelo de la Sierra. Este pueblo ha quedado precioso con las últimas obras. Un ejemplo de cómo gastarse una subvención estatal.

Se me ha hecho corto. Snif. Siempre sucede cuando disfrutas.

miércoles, 4 de noviembre de 2009

Más bosque para la península

Según el Informe la Situación de los Bosques Españoles, elaborado por la Sociedad Española de Ciencias Forestales (SEFC), nuestra masa forestal crece al un ritmo del 1,5% anual. Hablamos de casi 300 millones de nuevos "bebés de árbol" cada año. No tengo datos del número de árboles que desaparecen, pero seguro que cada vez son menos, ya sea por la disminución de las talas para hacer leña, ya por el mayor control de incendios llevado a cabo los últimos años.

Lo que se observa a simple vista, es que donde antes había cultivos y ganado, hoy la Naturaleza trabaja para devolver al campo su aspecto primigenio. En nuestra montaña segoviana fresnos, robles, chopos y encinas recuperan terreno. Y el crecimiento de la sabina en la zona de Prádena-Casla-Sigueruelo es realmente espectacular.

Respecto a las repoblaciones, la mayor parte de las veces se hacen con poca cabeza. He visto cómo se replantan algunas riberas de los ríos madrileños con cierto sentido y planificación, pero la repoblaciones de la montaña siguen haciéndose con poco orden y sospecho que sin contar con estudios de viabilidad ecológica. Pinares y eucaliptos siguen siendo los favoritos, aprovechando su valor económico, y son menores las repoblaciones de hayedos o castañares. En la foto se puede ver un aislado acebo junto al tradicional modo de repoblación de pinos "en terraza"

También la repoblación sin control trae daños colaterales. El otro día un paisano del pueblo dijo que la causa de la actual escasez de arroyos y fuentes podría ser la repoblación del pinar que se llevó a cabo hace 30-40 años. Al convertir la ladera en una sucesión de terrazas se destruyeron los torrentes y las "mini-cuencas" que alimentaban cada fuente. La reflexión tiene sentido.

martes, 29 de septiembre de 2009

Ecologismo de salón

estoy sorprendido con la campaña ésta de las bolsas que ha contagiado los supermercados a un ritmo mayor a cualquier gripe A conocida.

Suelo estar a favor de la campañas de concienciación ecológica: planta árboles, ahorra agua, conduce eficientemente, recicla ..., pero esto de las bolsas me ha superado. He oído que el objetivo principal es que no lleguen al mar puesto que sirven de trampa para peces y otros seres marinos. No me imagino cómo una bolsa madrileña puede llegar al mar, pero bueno, incluso concediendo que las barcelonesas tienen más posibilidades de cazar una tortuga por el morro creo que equivocamos el tiro.

Probablemente las bolsas de supermercado son los objetos más reciclados del mundo. Al menos en mi entorno, la gente las usa como bolsas de basura. Y si esas bolsas dejan de llegar a casa, no me acabo de imaginar una cola de vecinos bajando al contenedor con la basurilla en el cuenco de las manos. Digo yo que tendremos que comprar bolsas de esas negras o azules para meter la basura. En conclusión, gastaremos pasta y seguiremos llenando el mundo de bolsas.

Mientras escribo esto, veo en la tele un anuncio (pagado por el Gobierno) animando a dejar de usar las bolsas e incluso leo que la Junta de Castilla y León se plantea otra campaña por su cuenta .

Alucino, sobre todo cuando no dicen nada de otro tipo de envases ridículamente grandes. Al loro a este de la "pildora del día después".


jueves, 20 de noviembre de 2008

¿Otra moda?

Desde hace unos años, cada vez que viene una sequía prolongada, o una inusual tormenta, o un ciclón golpea el Caribe fuera de temporada, culpamos al “cambio climático causado por el calentamiento global”. Toma teoría. Y como todos somos unos "enteraos", entre caña y caña defiendemos o cuestionamos que la temperatura de la tierra se esté elevando debido a los cambios producidos por la quema de combustibles fósiles, deforestación, etc …

Por desgracia, esto no parece una nueva moda "verde" que dure un par de temporadas, y el problema es de tanta magnitud que ya en 1997 los gobiernos de los países más industrializados se reunieron en Kyoto para debatir la forma de reducir las emisiones de seis gases entre los cuales se encuentran el dióxido de carbono y el metano. La mayoría de las naciones han firmado y ratificado el acuerdo y sus respectivos compromisos de control de emisiones, sin embargo, la realidad es que casi ninguno de los firmantes está cumpliendo su compromiso de forma óptima. La economía, o mejor dicho el consumo, manda.


los países en verde son los que han firmado y ratificado el Protocolo. Datos 2005 (Wikipedia)


A pesar de la postura oficial de los estados, entre los científicos también hay disensiones y como muestra de que todo es opinable, ahí van dos artículos periodísticos (en inglés), referidos al mismo libro ( “Los glaciares de Alaska” de Bruce Molnia ) pero enfocados de una forma totalmente distinta: el primero, en Daily Tech, defendiendo que los glaciares siguen creciendo y el segundo en Science Daily, defendiendo que por el contrario están retrocediendo. El primero de ellos se titula “Los glaciares de Alaska crecen por primera vez en 250 años” y el otro “La mayoría de los glaciares de Alaska se retiran, pierden grosor o se estancan”.

Además adjunto una serie de fotos contenidas en el segundo de los artículos (Es el Glaciar Muir en agosto de 1941, agosto de 1950 y agosto de 2004 )

No soy científico ni me he leído el libro de marras, pero juraría que aquí no queda hielo ni para un gin-tonic ...

lunes, 10 de noviembre de 2008

Cenizas del cielo

En 1965 Frank Herbert publicó "Dune", una de las mejores novelas de ciencia ficción, quizá influido por el rollo "hippy" de Yankiland. También pudo verse influenciado por las teorías de Lovelock sobre Gaia, pero en cualquier caso, se adelantó a su tiempo.

Según el libro, en los desiertos del árido planeta Arrakis viven tribus dispersas de humanos que han aprendido a cohabitar perfectamente con su entorno, sin destruirlo, sin dejar irremediables huellas de su paso. En el lado contrario, las "multinacionales" del futuro usan Arrakis como una gigantesca mina sin importarles las consecuencias en el entorno. Herbert presenta Arrakis como un lugar donde humanos, animales y minerales forman un gran organismo "vivo", y donde cualquier cambio en el entorno afecta a todos por igual.

Cuando leí por primera vez Dune, me sorprendió el subtítulo del libro: "una epopeya ecológica". Para un lector adolescente, sólo las batallas o los grandes descubrimientos merecían ser calificadas como "epopeyas", así que abrí el libro con cierta desconfianza. En los Noventa el rollo ecologista ya estaba de moda, pero referido a las ballenas, la Amazonia y tópicos del estilo. Todavía no existía una conciencia global sobre la incidencia del progreso en el entorno.

Este fin de semana me acordé de Dune. Vi una película española titulada "Cenizas del Cielo", que me encantó. Es, por qué no, una mini-epopeya ecológica. No encontraréis planetas que salvar, pero sí una aldea, una cultura, un monte, un ternero, un cerezo, un río, un anciano, ... todos ellos en peligro de muerte por causa de un progreso mal entendido y peor gestionado. Quizá al verla pensé en mi pueblo y ello me hizo más vulnerable a la historia, pero creo que a cualquiera, incluso a alguien que jamás ha pisado el campo, le hubiera calado hondo el mensaje.

Id a verla y contadme.

jueves, 6 de noviembre de 2008

Distancias modernas

hoy he vuelto al atasco, esta vez en el taxi que me llevaba a la estación de Atocha para coger el AVE. Como pasajero he observado los cabreos (muchos y variados) de los conductores, sus intentos de coger el carril bueno, o el afán por colarse al prójimo con el magro objetivo de ganar uno o dos puestos en la cola ( sí, ya sé que dos puestos contra un abollón y un cabreo de un día no parece un gran botín, pero me gustaría veros a vosotros )
Viéndoles las caras, está claro que, como los de la viñeta, todos pensaban que si el resto hubiera cogido el transporte público, ellos ya habrían llegado a su destino ...
Una vez en el AVE, camino de Tarragona, he contado los km que he hecho en una semana. Unos 2.500. Ida y vuelta a Vigo, en avión a ver a la familia. Unos 200 en coche, tren o taxi moviéndome por Madrid, al trabajo o al domicilio de los clientes de la empresa, y ahora ida y vuelta de Tarragona, también por trabajo. Mañana me iré a Collado Hermoso, otros 100Km. ¡Con tanto trajín como no va a haber emisiones!
Y lo malo es que, si bien minimizar el impacto de tanto movimiento es sencillo, utilizando los transportes públicos, eliminar esos desplazamientos me son del todo imposible. ¿Cómo dejar de ver a la familia, huir al pueblo o desplazarte por asuntos de trabajo?
No sé, me da que antes era todo más sencillo, cuando uno tenía a la familia, el trabajo y su lugar de residencia y descanso en el mismo sitio ...

jueves, 24 de abril de 2008

Una de sed

Hablaba en el post anterior de lo bien que me siento cuando llueve. Soy castellano y tengo la suerte de ver lluvia de vez en cuando, como casi todos los mi región y de aquí hacia el Norte, pero ¿y los del Sur?

En la España “seca” el asunto del agua es casi un tabú. Mirar al cielo durante meses esperando una nube que esta vez no pase de largo desespera a cualquiera, y en el caso de levantinos y muchos andaluces, son ya muchos siglos haciéndolo. ¿Cómo esperar que no se enfaden cuando ven cómo ríos rebosantes de agua limpia y fresca entregan toda esa riqueza al mar?.

Durante siglos, no hubo debate. Una España agrícola y sin ecologistas entendía, sin fisuras, que el día que los medios técnicos permitieran mandar agua desde el norte al sur, se haría sin dudar y para felicidad de todos. Sin embargo, hoy, en el siglo XXI, la ingeniería nos permite llevar agua de una cuenca a otra, pero ahora lo impiden la avaricia, la desconfianza y la conciencia ecologica.

¿Parece que estoy a favor de los transvase? Pues sí, lo parece. Pero no vayamos tan deprisa y veamos los contras.

En el año 2008 el agua no sobra en el Norte, o al menos no en el “Norte transvasable” (Ebro). La sequía afecta a todo el país y el Ebro lleva menos agua año a año, por lo que las regiones de la cuenca de ese río temen perder la lucha del aguapor si lo que ceden hoy lo puedan necesitar mañana. El Sur necesita agua, sí, pero ¿cuánta? Y es que el desarrollo demográfico e industrial del Levante español parece no tener freno.

Así que los detractores del transvase nos presentan a todos los levantinos, sin excepción, como especuladores inmobiliarios, poseedores de grandes urbanizaciones con campos de golf y destructores de costas. Ahora están preocupados por el hábitat del otrora olvidado Delta del Ebro y claman por caudales ecológicos que sustenten flora y fauna de ribera.

Por otro lado no puede ser que los levantinos se presenten como víctimas cuando consumen más agua que nunca. Si tuvieran escasez, denles lo que precisen, pero lo que no es sostenible es que cada año su consumo se eleve.

Mi propuesta es sencilla sobre el papel, no sé si lo es técnicamente: hágase el trasvase y construyanse varios embalses a lo largo del mismo. En Invierno, cuando el Ebro vaya crecido, llenará esos embalses. Y luego, en verano, los aragoneses y catalanes beberán del Ebro, y el resto, de los embalses. ¿Es tan complejo?

sábado, 12 de enero de 2008

¡Enganchados!

Esta semana he comprado una impresora, de éstas que pueden imprimir fotografías y además escanear. Nunca había sentido la necesidad de tener impresora en casa y mucho menos escáner, pero …, me ha dado por ahí.

Aprovechando la reflexión sobre la adquisición del citado aparato, me ha dado por echar la cuenta del número de dispositivos más o menos electrónicos que poseo. Me salen 27. Si me lo hubieran dicho hace unos minutos me hubiera parecido una barbaridad, pero tras listarlos los números cantan. El mero hecho de contarlos hubiera sido un trabajo poco productivo así que vamos a ver si saco alguna conclusión:

  • Sí, son muchos, sobre todo teniendo en cuenta que en esta casa sólo vivimos dos personas, que no tenemos lavaplatos, y que usamos una cafetera de las de toda la vida y un exprimidor manual.

  • Trece de ellos están continuamente conectados a la red. Y yo que me creía ecoalgo.

  • Quince de los ventisiete son usados diariamente. Anda que, si va a ser que soy cacharroadicto.

  • Esta tribu de aprendices de robot pueblan principalmente la cocina y el salón-comedor, mientras que no hay ninguno en mi dormitorio. Bien, bien un reducto a salvo de esos bichos.

  • Por culpa del recuento, un par de ellos se han ganado el matarile. ¡Si es que no he usado el vídeo ni el DVD en todo el año!. Al trastero con ellos.

Y es que, es verdad que las casas siempre estuvieron llenas de trastos (qué obsesión con no tirar nada, oye), pero lo curioso es que ahora son cacharros electrónicos, muchos de ellos obsoletos, pasados de moda, o simplemente producto de algún afán comprador que nos sorprendió con la guardia baja. Y claro, luego nos quejamos de que la casa parece pequeña, y de que la factura de la luz es alta, no te fastidia, ¡con tanto habitante de silicio dentro!. Pero, qué se le va a hacer. Estamos enganchados, o mejor dicho, conectados, ¡ya no podemos vivir sin ellos!.

domingo, 18 de noviembre de 2007

Reciclar mejor

no hay nada más poderoso que “la costumbre”. Hace años todos tirábamos vidrio, papel o plásticos a la misma "bolsa" sin advertirlo siquiera. Hoy, llegamos a casa de mamá o de la abuela (la que era nuestra entonces) y nos sorprende que no tengan 4 "bolsas" distintas para cada tipo de residuo. Envases, vidrio, papel, orgánico, … que hoy separo y bajo concienzudamente a los contenedores gracias a que el Ayuntamiento me los ha puesto cerquita, tanto en Alcobendas como en Collado Hermoso. Bien por ellos.

No obstante, la mejor manera de reciclar es no llevarnos a casa tanto envoltorio inútil. Conste que no soy un talibán del asunto y que me gusta que mis regalos tengan una apariencia estupenda, pero … siempre se puede hacer algo. Un par de ejemplos:


  • Contra el buzón lleno: muchas de las cartitas diarias son notificaciones de los bancos y facturas en papel. Podemos evitarlas. En la era de Internet casi todos tus proveedores tienen facturas "on line". Bueno para ellos porque se ahorran en correo y bueno para el medio ambiente, con menos papel gastado y sucio que luego hay que reciclar.

  • Contra el imperio de las bolsas: No necesitas la bolsita ridícula que te dan en la farmacia para los medicamentos. No necesitas que la dependienta de las "chuches" te meta una bolsa de patatas en otra bolsa más. Yo compro la prensa en Opencor y le digo todos los días a la misma chavala, “no necesito bolsa, gracias”. Ya casi he conseguido que no me “ponga caras”.

Joder, que no es tan difícil. La costumbre es lo que nos hace errar o acertar. Acostumbrémonos pues. Sólo cuesta trabajo los primeros días.

lunes, 12 de noviembre de 2007

Monte calcinado

Estos días en Canarias, he vuelto a disfrutar de la belleza de Masca. Ahora algo más débil, pero viva, como la última vez que la vi. Masca es uno de los pocos oasis tinerfeños que resisten vírgenes el embate de las urbanizaciones y de los grandes "turoperadores". Es un monte agreste y duro, pero hasta los más duros a veces necesitan ayuda alguna vez y en agosto pasado, cuando un terrible incendio consumió las cumbres de Masca, nadie acudió a prestarle auxilio.

Igual que el año anterior en el Morrazo, o antes en Guadalajara, las supuestamente eficaces medidas anti-incendio brillaron por su ausencia. Vecinos, guardias civiles y algún agente forestal mal preparado hicieron lo que pudieron por salvar a la gente, pero nada pudieron hacer por el monte. Y es que Masca está muy lejos de Sta. Cruz o de Las Palmas, muy lejos de los centros donde se maneja el dinero y la industria, lejos por tanto de los bomberos, quienes no están contratados para cuidar el monte, sino para cuidar los polígonos industriales y los edificios de viviendas. Otra cosa sería si el monte en llamas fuera el Monte de El Pardo, o Montjuic, pero claro, son bosques domésticos, cuidados por el hombre.

Todos los montes corren el peligro de quemarse, pero algunos tienen garantizada una actuación rápida y eficaz. Son esos montes aburguesados, con vitola de ciudadanos. Por el contrario, el monte de los pobres, el monte deprimido, el monte sin dueño, el monte alejado de las urbanizaciones, se apaga solo, ... cuando no queda nada más con vida.
Así que a Masca sólo le queda renacer, con la esperanza de que la próxima vez, la cuidemos algo más.

viernes, 27 de julio de 2007

La montaña es más fuerte

Ayer cuatro excursionistas murieron en el Montblanc. No iban bien equipados ni tenían experiencia de alta montaña y cuando les sorprendió una borrasca a 3.500 metros de altura y en plena ascensión, fallecieron en pocas horas. Es una historia repetida y algunos montes como el Montblanc son muy proclives a actuar como escenario de este tipo de accidentes.

Aquí abajo tenéis unas fotos del Montblanc y del Cervino (Materhorn) ( (cortesía de A Pata) . Ambos están en Los Alpes. Es algo más alto el primero con 4.808m, que el segundo con 4.478m. pero parece mentira ¿eh? El segundo acojona.


Y ese es el peligro del Montblanc. Que parece fácil. Lo malo para el imprudente que ataca este tipo de montaña es que pasados los 1.500m de altura se puede producir una caída de 10 grados de temperatura en unos 15 minutos. Imaginad lo que puede suceder a 3.500m. En nuestro país, en Pirineos y en 2001, cinco montañeros barceloneses murieron en tan sólo unos minutos al verse sorprendidos por un temporal de ventisca en la ascensión al Balandrau. Estaban a menos de 2.500m.

No sé si algún día subiré a estas cimas. Me encantaría. Lo que sí sé es que siempre tendré presente el cartel que se puede leer en la laguna grande de Gredos. Son diez recomendaciones a montañeros, la última de las cuales dice "recuerda, la montaña siempre es más fuerte que tú".

viernes, 2 de marzo de 2007

Uranio "fashion"

últimamente está volviendo la moda de la energía nuclear, sobre todo en los países en vías de desarrollo, que precisan fuentes de energía baratas. Pero también en países del primer mundo se renueva el interés por este modo de obtener energía, y en este caso no es el precio el único de los factores:

  • el suministro de uranio está asegurado; mientras los cinco países con mayores reservas de petroleo están en el Golfo Pérsico (y luego van Rusia, Venezuela y China), el TOP5 de reservas de uranio se encuentra en zonas menos conflictivas como Kazajistán, Australia, Sudáfrica, USA y Canadá.
  • los combustibles fósiles se agotan; es una realidad, pues aunque no dejan de descubrirse nuevas reservas, el consumo aumenta de forma exponencial. También aumenta el coste de explotación, pues como es lógico los yacimientos ya agotados eran también los más baratos de explotar.
  • la demanda exige estabilidad en la oferta; cosa difícilmente de asegurar con la energía eólica o la solar. O hay viento o no lo hay, y las horas de sol no son estables a lo largo del año. Por poner un ejemplo, un gran parque eólico produce unos 200MW frente a los 1.500MW de una central de fisión convencional.
Pero el caso es que a mí me sigue dando algo de miedo esto de las nucleares. Es cierto que el calentamiento global es un amenaza, pero no lo es menos que saltemos por los aires o muramos bajo la contaminación letal del Chernobyl de turno. Y no estoy hablando de un fallo de la central, sino de un atentado contra una de ellas (que no debe ser muy complicado de ejecutar).

Mirando al futuro, podríamos tener una gran oportunidad de usar la energía nuclear a partir del hidrógeno en centrales de fusión como la que actualmente se experimenta en el proyecto ITER, pero de momento es ciencia-ficción. Un pronóstico más realista es que paulatinamente, según se vayan encareciendo el petróleo y el gas, las energías alternativas se irán haciendo más y más eficaces. Por poner un ejemplo, los molinos que se instalaban hace sólo cinco años tenían una potencia de 850KW y hoy son ya de 2 y de 2,5MW. Pronto será más barato instalar un parque eólico en Costa da Morte (donde el viento está aseguradísimo) que comprar combustible a un proveedor extranjero.

Y eso hablando sólo de la energía eólica, pues la gran esperanza se llama energía solar. Nuestro Sol está esperando a que consigamos desarrollar formas de transformar y almacenar su calor. Eso se llama I+D y el género humano sólo lo ha desarrollado cuando realmente lo necesitaba. Ya veréis como con un petróleo a 125$/barril empiezan a salir coches solares de debajo de las piedras.

miércoles, 31 de enero de 2007

Ya decía el filósofo alemán de nombre difícilmente pronunciable y desde luego "inescribible" que Dios había muerto. No sé si era para tanto, pero desde luego parece dormido y cuando despierte se va a coger un cabreo ...