Mostrando entradas con la etiqueta c. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta c. Mostrar todas las entradas

miércoles, 14 de noviembre de 2007

de miércoles para jueves

mis pantuflas hace horas que quieren descansar
la
luz de la lamparita se prende y se apaga hace 4 horas
mi cama no logra atraparme por completo
mis ojos no se quieren cerrar

tengo colgado al cuello ese antifaz de avión que oscurece la mirada
y nada
me paro voy y vuelvo al baño
a la cocina al pasillo a la tele al libro a la separata a las fotos a mi cabeza llena
de millones de personas de voces de imágenes de diálogos
millones de ojos abiertos preguntándome cosas que todavía no tengo resueltas

y me como una tostada con un poco de queso crema
muy blanco, muy bajo de sal
me como otra y otra. me comí cinco.
sin sal.
y mi vaso con agua bajo la luz de la lamparita se empezó a calentar.

mi alarma está puesta para dentro de pocas horas.
si me hubiera dormido cuando la puse andaría ya soñando profundo.



*

prendí velas hoy y se empezaron a deshacer sobre el piso de madera
la cera se esparcía como lava escapando del encierro del volcán
me asusté por semejante toma arbitraria de libertad
si es que acaso esa frase contiene algo de coherencia
y soplé.
fuerte.
y apagué las 4 velas de golpe.

hace ya un buen rato de eso y ahora desde aquí
mi cama
ellas allá lejitos
en la puerta
están como frías
pero firmes
dignas
el chorro de cera ya se enfrió
no causó el más mínimo daño.

una lástima ver 4 velas y un chorro de cera completamente bajo control.

qué loco sería que se enciendan de pronto.

... mejor no. retiro esa idea...

......ah... ahora sí que no pego el ojo.
velas que se prenden solas. allá va una idea de pesadilla.



*
*


comer este queso crema sin sal sobre esta pequeña tostada sin sal es como si estuviera dormida soñando que mastico nubes.






*
***