Mostrando entradas con la etiqueta análisis de orina. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta análisis de orina. Mostrar todas las entradas

jueves, 22 de mayo de 2014

Análisis de orina mejora detección del consumo alcohol en pacientes con trasplante hepático

La determinación del etilglucurónido en orina (uEtG) combinada con el Cuestionario de Detección de los Trastornos por Consumo de Alcohol (AUDIT-C) mejora la detección del consumo de bebidas alcohólicas en los trasplantados hepáticos y los candidatos a la cirugía.

Un nuevo estudio, publicado en Liver Transplantation, replica los resultados de estudios previos: el marcador uEtG es más sensible y preciso que el resto, incluidos la transferrina deficiente en carbohidratos (CDT), el etanol urinario (uETOH) y el etanol en sangre (sETOH).

Los pacientes con trasplante hepático que no consumen alcohol antes de la intervención son menos propensos a sufrir una recaída después del trasplante.

Consumir bebidas alcohólicas después del trasplante eleva la morbilidad y la mortalidad por pérdida del tejido, además de aumentar el incumplimiento de la terapia inmunosupresora.

"Es fundamental evaluar el consumo de alcohol en los candidatos a un trasplante hepático y en los que ya recibieron el órgano", dijo por correo electrónico el autor principal, doctor Paolo Angeli, de la Universidad de Padua, Italia.

Agregó que el estudio demuestra que la aplicación de rutina del AUDIT-C con el uEtG, que son dos herramientas simples y confiables, ayudará a los médicos a detectar el consumo en esas poblaciones.

El equipo de Angeli evaluó la sensibilidad, la especificidad y la precisión de varios marcadores en sangre y orina de detección del consumo de alcohol en 121 candidatos a un trasplante hepático y receptores.

Un hepatólogo les realizó el AUDIT-c en cada consulta ambulatoria. Se detectó consumo de alcohol en el 32,7 por ciento de los candidatos (32/98) y en el 21,7 por ciento de los receptores (5/23). Veinte pacientes con un biomarcador positivo dijeron que no habían consumido alcohol durante el AUDIT-C.

El uEtG fue el marcador más sensible (89,2 por ciento) y preciso (95,9 por ciento). Además, estuvo más sólidamente correlacionado que la CDT con la cantidad de alcohol que los pacientes decían que consumían. Juntos, el uEtG y el AUDIT-C alcanzaron mayor precisión para detectar el consumo de alcohol que la CDT y el AUDIT-C (AUROC=0,98 versus 0,80; p<0.001).

"Sabemos que los pacientes no siempre nos dicen que están bebiendo, pero nosotros debemos detectarlo para que vuelvan al tratamiento que permita mejorar los resultados del trasplante", dijo la doctora Patricia A. Sheiner, cirujana especializada en trasplante hepático del Hospital Hartford, Connecticut, y que no participó del estudio.

"Si es económico y accesible, el análisis de uEtG se universalizará porque permite detectar niveles más bajos de alcohol consumido en las últimas 80 horas, un resultado muy superior a los que se están utilizando".

Imagen





Publicado en http://vidayestilo.terra.com/salud/,c16100e3abf16410VgnCLD2000000ec6eb0aRCRD.html

martes, 29 de abril de 2014

Según un estudio, con frecuencia se ignora una señal temprana de enfermedad renal

Los médicos pueden hacer fácilmente pruebas para el exceso de proteína en la orina


Robert Preidt

Traducido del inglés: jueves, 24 de abril, 2014

MIÉRCOLES, 23 de abril de 2014 (HealthDay News) -- Un exceso de proteína en la sangre, una señal temprana de enfermedad renal y un factor de riesgo de la enfermedad cardiaca, con frecuencia ni se detecta ni se trata, halla un estudio reciente.

Los investigadores también hallaron que muchas personas con este problema, conocido como proteinuria, reportaban tomar unos analgésicos comunes sin receta conocidos como antiinflamatorios no esteroides (AINE), que pueden dañar la función renal.

Los investigadores hicieron pruebas a casi 300 pacientes que fueron admitidos a un hospital en Albany, Nueva York, y a uno en Chicago. Se halló que el 40 por ciento tenían proteinuria, pero apenas el 37 por ciento de los que tenían la afección estaban siendo tratados por la misma.

Un tercio de los pacientes con proteinuria tenían hipertensión, pero apenas el 43 por ciento de ellos estaban siendo tratados con un antihipertensivo antiproteinúrico. Otro hallazgo importante fue que el 41 por ciento de los pacientes con proteinuria dijeron que tomaban AINE, según el estudio, presentado en una reunión de la National Kidney Foundation.

Varios medicamentos pueden ser utilizados para tratar la proteinuria, como los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA) y los bloqueadores del receptor de la angiotensina (BRA), anotaron los investigadores.

"Los hallazgos nos sorprendieron mucho", afirmó en un comunicado de prensa de la fundación renal el líder del estudio, el Dr. Vishesh Kumar, residente del Colegio Médico de Albany.

"La proteinuria es muy común, y muy fácil de arreglar", aseguró. "Y se está ignorando".

Los hallazgos se presentarán esta semana en la reunión anual de la National Kidney Foundation, en Las Vegas.

"Hace años que sabemos que los inhibidores de la ECA y los BRA ralentizan el avance de la enfermedad renal. Pero nos sorprendió el hecho de que más del 60 por ciento de los pacientes que observamos con proteinuria confirmada no tomaban esos fármacos. Podemos tener un impacto importante al reducir la proteinuria en esos pacientes", señaló Kumar.

Añadió que el hallazgo de que muchos pacientes con proteinuria tomaban AINE ofrece una "inmensa oportunidad" para la intervención.

El análisis de orina para la proteinuria es sencillo, y se debe realizar a las personas en alto riesgo, lo que incluye a las mayores de 60 años y a todo el que tenga diabetes o hipertensión, o antecedentes familiares de insuficiencia renal, según la National Kidney Foundation.

Las investigaciones presentadas en reuniones por lo general se consideran como preliminares hasta que se publiquen en una revista médica revisada por profesionales.
Imagen: www.quimicayalgomas.com