Mostrando entradas con la etiqueta amigos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta amigos. Mostrar todas las entradas

jueves, 21 de octubre de 2010

Círculos de amistad

hace unos meses apareció un artículo de Robin Dunbar en "The Times" referente a la cantidad de gente que podemos considerar"amigos". Quizá hayáis oído hablar de él porque tuvo bastante recorrido al usar como sujeto de estudio los "amigos de Facebook". En un estudio cuantitativo del término, hablaba de una cantidad máxima de personas de cuyas vidas podemos tener cierto conocimiento, a la vez de tenerles aprecio y hasta cierta confianza. Pues bien, el máximo de personas que podríamos tener "controladas" como amigos sería de 150. Es importante reseñar que los estudios antropológicos que inspiran el artículo "How many Facebook friends is too many?" ponían este máximo basándose en la capacidad humana de establecer relaciones y en la memoria para recordar las interacciones entre el resto de miembros del grupo.

Este círculo es dinámico, es decir, lejos de coincidir con la teoría del círculo de confianza, (tan desarrollada en el cine, en comedias como "Los padres de ella" o en pelis de suspense como "La tapadera"), donde el grupo es cerrado y sólo puede estarse "dentro o fuera, nunca en el borde", esta otra teoría admite que los amigos se renuevan constantemente a lo largo de la vida, dejando entrar y salir a a parte de esos "150 elegidos" tantas veces como queramos, sin ser ello mejor o peor para el poseedor de todos esos amigos.

Ha de quedar claro que los científicos no hablan de calidad de los amigos, sino de cantidad. Habrá gente afortunada que entre esos 150 encuentre un par de ellos dispuestos a dar su vida por uno, diez más que confían ciegamente en él y incluso cincuenta que pudieran prestarle una cierta cantidad de dinero ... el resto serán, con toda probabilidad gente que se alegra de verte una vez al año y que recuerda tu cumpleaños porque lo lee en la agenda. Quizá os reunáis todos un par de veces en la vida en bodas, bautizos y comuniones, pero luego pasarán muchos meses sin ni siquiera dedicaros un recuerdo. También habrá gente con 1000 amigos en Tuenti de los que únicamente conoce el "nick".
En cualquier caso, unos y otros, después de leer esto habremos hecho un rápido cálculo mental de nuestro círculo, sumando un par de decenas de familiares, los del curro o ex-curro y los "del pueblo", más compañeros del cole o la universidad y sus respectivas parejas ... ¡oye, voy a tener que echar cuentas para llegar a los 150!

Mientras cuento y recuento, voy a poner la canción de hoy:

"Walking on thin ice" con Yoko Ono

domingo, 20 de junio de 2010

Una de clubes

el hombre es gregario por naturaleza dice la antropología, y el hecho es que allá donde mires, es más fácil encontrar personas en grupos que solas. Compartir opiniones, sensaciones, aficiones, es innato al ser humano, y ello nos convierte en uno de los bichos que más gustan de vivir en grupo.

Dos eventos del pasado fin de semana me reafirman en dar la razón a los antropólogos. Hablo de sendas celebraciones de boda, una de ellas en Madrid y otra en Estocolmo. Estaba invitado a ambas, claro, pero preferí asistir a la de Madrid, donde disfruté de una de esas oportunidades en las que puedes ver sin ser observado. Amigo lejano del novio y más lejano aún de la novia, asumí mi papel de mirón en la fiesta y así me fijé en los grupos que se formaban aquí o allá, la configuración de las mesas, la variable intensidad de los saludos y las despedidas ...


Por otro lado, la prensa rosa de esta semana habla de la otra boda, la de la heredera al trono de Suecia, quien se casó con un plebeyo como mandan ahora los cánones del protocolo real. Creoq que asistieron miles de invitados, pero me fijé en un grupo particular. Príncipes, princesas, reyes, reinas, infantas y demás jarca de herederos de un poder que se acaba, todos juntos en el club de los que añoran el poder perdido. Parecían una cubertería de plata dieciochesca a las que sólo se saca brillo para las grandes comilonas. Decadente, sí, pero aquí estoy, parecían decir al mundo. Y mientras tanto, ahí abajo tú, preocupado de la "crisis" y esas otras cosas de mal gusto.

Concluí que en toda reunión de gente se crean a su vez "grupitos", pequeños clubes de personas afines. Curioso. Seguiré observando.

miércoles, 8 de octubre de 2008

Despedida de soltero

Un lugar con playa. Viaje relámpago desde Madrid con otros cuantos atunes más. Viaje animado, gente nueva y otra no tanto, sitio distinto. Excusa: uno que se casa.

Viernes:
Carretera y manta. Reparto de habitaciones ya con la cerveza en la mano. Cenad rápido que se acaban las copas. Marcha, marcha. ¿Diossss pero cuántos años tiene esa mocosa? Vámonos, que creo que aquí a los de más de 30 palos los matan (no hay ni uno). No, waiter, de la botella sin etiqueta no, que vomito. ¿Y el novio? mírale, tan de puta madre está. Vamos a otro laoooooo ¡qué amigos más de puta madre sois! cuidao que pisas a ese tío. Bum, bum, bum, Red Bull. O sea que esto es un "después de horas" de ésos. Sí, sí, ya puedes contar que has estado en uno, pero … ¡espabila! que te duermes. Bum, bum, bum … qué mareo… ¡Coño! Si ya amanece. ZZZZZZZZZZZZZZZ.

Sábado:
Qué bonito el sol por la mañana. A mi me duele el melón. ¡Y a mí, no te jode!. Cojones, quieres dejar de enviar mensajitos a tu novia. Paella sin gambas ni ná. ZZZZzzzzzzzzz otra vez, pero ahora sobre la arena, en la playa. Descansa que queda otra noche. Más paella, ahora con gambas. ZZZZZZZZz, ¡tío, pero si es la primera! Mi hermano se encuentra a alguien de Madrid, cómo no. Eso, eso, alcóhol con etiqueta que soy el de ayer. Primera baja, se le llevan las mulillas al hotel. La gente aplaude. Exaltación de la amistad, again. Esssse novioooo. La leche, llevo cinco. Aún no ha amanecido pero las farolas parecen soles. Voy ciego.

Domingo:
ZZZZZZzzzzzz, ¿qué hora es? Pom, pom, pom, limpieza de habitación. Esta tostada sabe a pescado. ¿Una cervecita? Pa levantar la resaca, chavales. Abrazos. Nos vemos en Salamanca el día de la boda. ¿Y las fotos? ¿dónde están las putas fotos?

ja, ja, pues eso. El diario anterior fue de la despedida de Sato el año pasado. Este finde la del Chato TxeMari. A ver si nos superamos ...

domingo, 18 de noviembre de 2007

La torre de Suso

el cine costumbrista también evoluciona y ahora no todas las pelis de pueblo son como "Los pazos de Ulloa". ¿Ah, es esta una peli de pueblo sin vacas? Sí hombre, con vacas, pero también con un amigo de la infancia muerto por sobredosis, con otro amigo cuya novia curra en un puticlub y mucha gente con problemas demasiado grises, de ésos que sólo importan a cada uno.

Gracias a este relato descubrimos conque no todo el que vuelve a su pueblo desde la emigración lo hace con los bolsillos llenos. También que, lejos del victimismo de "Los lunes al sol", en esta película cada uno pecha con lo suyo. Y también que, en Asturias, en Argentina o en las Quimbambas, al final lo que te queda es la familia y los amigos ...

Una buena película para una tarde de sábado muy agradable.

domingo, 14 de octubre de 2007

Infidelidades

hay que ver qué cosas tan terribles nos hacen los "amigos". Cómo se les ocurrió a contar aquel secreto tan importante, o darnos plantón, o no cogernos el teléfono cuando tanta falta nos hizo. ¿Qué clase de amigo es áquel que te llama para salir sólo cuando le falla la primera opción? ¿y áquel que te ventila a la chavala que te gusta? Pues una mierda de amigo, está clarísimo.

Pero, ahora que me doy cuenta..., ¡todos mis amigos me han hecho alguna de esas cosas imperdonables, y no una vez, sino más de una!. Gentuza, gentuza y más gentuza. ¿Será que no tengo amigos "de verdad"? ¿ o quizá he abandonar a estos sujetos tan infieles y tan poco fiables?. No sé, no sé, creo que les voy a dar una quinta, octava o duodécima oportunidad. Seguro que no vuelven a hacerlo. ¡Ay!, soy un blando.

domingo, 16 de septiembre de 2007

Amigos accidentales

desde pequeño voy casi todos los fines de semana a la pequeña aldea donde nació mi madre. Algunos de mis mejores amigos están allí. Son tan distintos a mí que a veces me pregunto por qué disfrutamos tanto juntos. Probablemente nunca hubiéramos llegado a ser amigos de habernos conocido en la ciudad, pero tenemos la íntima convicción de que desde que nos conocimos jugueteando sobre la nieve o mojándonos en el río, un hilo familiar nos une más fuertemente que cualquier otra afinidad.

No sé si viviré muchos años , pero sí que "los del pueblo" siempre estaréis a mi lado. Por mi parte, siento que me tengáis que aguantar, pero voy en el lote con la aldea.

Y del resto de amiguetes, ¿qué decir ... ? ¿cuándo vais a haceros una casita en Collado Hermoso?

Dicen que los amigos te los va dando la vida. Gracias pues, vida.

lunes, 9 de julio de 2007

PUES RESULTÓ QUE ESTE FIN DE SEMANA LOS COLLALBOS NOS ALEJAMOS DE TIERRAS SEGOVIANAS Y NOS FUIMOS DE BODA ALLENDE LAS PROVINCIAS ... ZORROS Y LOBOS, AMIGOS TODOS, NOS FUIMOS EN MANADA, COMO DICTA LA TRADICIÓN.

ALLÍ ABAJO ESTAMOS (HE CAMBIADO LA FOTO DE SITIO), EN EL MOMENTO MÁS DIGNO DEL FIN DE SEMANA, ANTES Y DESPUÉS DE LAS BORRACHERAS.

¡VIVA LA NOCHE DE ESTA CIUDAD! ¡VIVAN SATO Y TERESA!

sábado, 23 de junio de 2007

¿Se necesitan excusas ...

... para quedar con un amigo? La respuesta debería ser no pero ... a veces la vorágine de la vida diaria engulle la vida personal de los individuos y, simplemente, "no tienen tiempo" para ver a los colegas. El que suscribe sostiene que encontrar gente afín es complicado y, sinceramente, cada día tengo menos ganas de escrutar las corazas de las personitas que voy conociendo, así que prefiero convervar los amigos que ya tengo y si la vida trae alguno más, pues mejor. Por tanto no estoy dispuesto a perder la relación con las personas maravillosas con las que he ido topando simplemente porque o ellos o yo "no tenemos tiempo" o "estamos líados".

El antídoto a la dejadez es la persistencia de una de las partes. Y este zorro, como buen comercial, es un crack en la materia. ¿Amigos que están fuera? no es un problema: cuando viajo a las ciudades donde tengo amigos SIEMPRE llamo y me acerco a verlos. Y los que viajan a la capital no tienen escapatoria. ¿Trabajo? Agendas apretadas a mí, ¡ja!. Les cazo en el aeropuerto. Un café en el embarque siempre es posible. Respecto a los que viven en Madrid o en Segovia, si no es uno a uno, ya me encargo de organizar reuniones multitudinarias, que son poco íntimas, pero sirven para matar a varios pájaros de un tiro.

Vaya, tampoco quiero dar ideas para que me jodáis la agenda de la semana próxima, pero si alguno de vosotros se siente desatendido, toque al móvil y me presento echando leches. Prometido.

lunes, 28 de mayo de 2007

El tigre de Mompracem

otra de animales salvajes. Mi amigo "el tigre" se ha montado su propio blog. Asiduo colaborador de este espacio bajo múltiples pseudónimos, ahora se lanza en solitario (como los artistas)

Su declaración de intenciones:

"Abandoné mi Mompracem natal, a mis fieles cachorros, mis praos y mi kriss para ejercer la abogacía en la capital del reino de España de lo que estoy harto y a no mucho tardar abandonaré Creo sólo en dos cosas: en mis amigos y en que la vida es lo que nos va sucediendo mientras esperamos que sucedan otras cosas."

Valor y al toro, maestro "Tigre de Malasia" .

jueves, 10 de mayo de 2007

El medio amigo

hoy os voy a contar un cuento. No es mío, ni es precisamente reciente. Fue escrito hace casi 700 años en algún lugar de Castilla por el infante Don Juan Manuel, sobrino de un rey y yerno de otro. El conde fue un noble castellano típico, político, militar, conspirador, un hombre poderoso del que sin embargo nada sabríamos si no hubiese tenido la gran virtud de escribir bien.

Bueno, no me extiendo con el rollo y paso al cuento, incluido en el libro "El conde Lucanor". Lo he reducido y adaptado un poquito para que no os aburráis:

"hablando el Conde Lucanor con Patronio, su consejero, le dijo:

-Patronio, tengo muchos amigos, según creo, los cuales me prometen hacer cuanto me convenga, aunque para ello tengan que arriesgar vida o hacienda, e incluso me juran que estarán siempre junto a mí a pesar de cualquier peligro. Como sois de muy agudo entendimiento, os ruego que me digáis de qué manera podré saber si estos amigos míos harán por mí cuanto dicen".

Y Patronio, en lugar de responderle, le contó la historia de un hombre cuyo hijo se jactaba de tener muchos y leales amigos:

-Hijo, me sorprende que en tan poco tiempo hayas conseguido tantos amigos cuando yo, que soy anciano, sólo he conseguido un amigo y medio.

El hijo comenzó a porfiar, afirmando una y otra vez que era verdad lo que le contaba de sus amigos. Cuando el padre vio porfiar así a su hijo, le rogó que los probase de este modo: que matara un cerdo, que lo metiera en un saco y que fuera a casa de cada uno de sus amigos y les dijera que llevaba a un hombre a quien él había muerto.

Así lo hizo el mancebo y se fue a probar a sus amigos, como su padre le había mandado. Cuando llegó a casa de cada uno de ellos y les contó el peligro que corría, todos le dijeron que en otras necesidades le ayudarían, pero no en esta, porque podrían perder todo lo que tenían; y le pidieron, por Dios, que nadie supiese que había hablado con ellos.

Desilusionado, el hijo contó a su padre lo sucedido y éste le sugirió que fuese a pedir ayuda a la casa de su medio amigo. Así lo hizo y cuando, en medio de la noche, acudió a casa del hombre, éste sólo le miró, pensativo, y entonces se echó a la espalda el saco con el cerdo muerto, pensando que era efectivamente un hombre, lo llevó a la huerta y lo enterró en un surco de coles; volvió a ponerlas como estaban antes, y despidió al mancebo, al que deseó buena suerte.

- El medio amigo, no solamente se había jugado su vida y hacienda por un muchacho al que apenas conocía, sino que ni siquiera había hablado de ello con el padre del chico. Así que, Señor Conde Lucanor, podéis estar seguro de que hay algunos amigos verdaderos, pero son muchos más los que se llaman amigos sólo en la prosperidad y, cuando la fortuna es adversa, desaparecen".

viernes, 20 de abril de 2007


Tertulia

Hubo un tiempo en que la intelectualidad de cada ciudad se reunía en los cafés o casinos con el mero propósito de hablar. Estos lugares se convertían en verdaderos focos de opinión y enriquecían el debate público a base de respeto y admiración mutua entre los contertulios. Tiempos pasados, tiempos mejores, al menos en este extremo.

"La tertulia del café de Pombo" de Solana. 1920


Hoy he comido con un par de amigos en un buen restaurante de Madrid. Buena comida, buen vino y la estupenda sensación de no currar el viernes por la tarde han prestado el escenario ideal para la tertulia. Política, fútbol y otra vez política. Hemos pasado por el fútbol de puntillas pues todos somos madridistas y nos gusta el "jogo bonito". Poca discusión por tanto. Messi es un "crack" y punto pelota.

En el tema de la política las cosas cambian, pues tenemos tendencias políticas distintas, así que debate al canto. Me ha encantado hablar, discutir, dialogar, argumentar, convencer y ser convencido. Da gusto cuando se habla y no se grita, cuando las palabras son sinceras y las posturas limpias. Hoy me he reafirmado en que todo se puede arreglar hablando, si las partes quieren. Ellos me han hecho plantearme si lo que yo digo es correcto, me han hecho dudar de si lo que habitualmente veo como cierto lo es realmente. Espero haber conseguido lo mismo. Dos horas y media que se han ido volando. ¡Qué pena! Gracias amigos.

domingo, 1 de abril de 2007

Suelo terminar la semana laboral agotado y por eso no suelo salir los viernes. ¡Agotado pero no acabado! así que los sábados, ya con nuevos bríos, me preparo para la fiestuki nocturna. Anteanoche decía en el blog que el sueño me hacía ver la realidad borrosa. Buf, ayer noche también vi borroso, sí, pero por las copas en este caso. Ya me lo decía mi madre, "hijo, a ver con quién te juntas". ¡Gentuza, que me lleváis por el mal camino!.