lunes, 14 de enero de 2008

ronquidos

Tu ronquido
que puede ser un zumbido
o un tractor atascado
en mi oído

Me doy vuelta
Te doy vuelta
Te toco los labios
Te digo despacio
Te pido, te ruego

Y entre abres los ojos y pareciera que me oíste y entendiste
Y me dices ya
Y te das vuelta
Y haces un breve silencio
Para darme tiempo a dormir antes de que todo empiece de nuevo.

Tictac
Tictac
Tictac
Tictac

Traté de ser amable manejando este sonido
Y por más que fue genuino
Es difícil
Cuando avanza la hora oscura
Y mis ojos no han dormido

Tus sonidos se incrementan, el volumen
El bramido, el aullido de lobo aturdido
Me perforan el oído
Me tienes casi en encendido
El modo bruja-asesino


Tictac
Tictac
Tictac
Tic
Tic

Me tomo un minuto para pensar
En una venganza eficaz
Patearte, arrimarte, pellizcarte,
Moverte, rodarte, despertarte
Y justo empieza, como si lo hubiera pedido
En mí un ataque de estornudo empedernido
Que no para, que estalla
Uno, dos tres, cuatro, cinco
Pero no.
No le ganan al ronquido.

Tic tac
tic tac
tic tactactac

No hay armas despiadadas
He perdido la batalla
Veremos cómo me va
en la que seguro habrá mañana.