lunes, 31 de diciembre de 2007

un comentario

me dijo una amiga, a mis siete días de haber vuelto,
que en Lima la gente ahora anda contenta, optimista
ella misma, me decía, sentía la gran expectativa.

pero Lima...
y me quedé pensando en ese insólito concepto: Lima feliz.
...
no terminé de cactar.