lunes, 31 de diciembre de 2007

primer día de playa

mi piel cambia de color
se oscurece
se recubre de rayos de sol que guarda por días
mi pelo se aclara
parece, incluso, crecer más a prisa
mis ojos brillan
esta alegría que viene desde lo más profundo de mí por estar aquí echada por fin...
hay algo en el mar, en la arena, en estos pequeñitos granos de nada
en el agua helada, salada, sin olas
en el cielo de lima que nunca llega a ser completamente azul
vivimos en blur
pero lo que decía
hay un indicio de alegría animal aquí
como si un código se activara con la sal y el sol
algo primitivo
una alegría que no se explica.